Ultima_hora

Villarejo recusa a uno de los jueces de Tándem por sus presuntas maniobras en la causa del magnate libanés El Assir

Sostiene que mantuvo una reunión con el magistrado con el objetivo de rebajar la condena del acusado, relacionado con el rey emérito

MADRID, 5 (EUROPA PRESS)

El comisario jubilado José Manuel Villarejo ha presentado un escrito de recusación contra el juez de la Audiencia Nacional Fermín Javier Echarri por sus presuntas maniobras en la causa del magnate millonario libanés Abdum Rahman El Assir El Kassab años atrás, cuando estaba al frente del Juzgado de Instrucción número 52 de Madrid.

Según explica en su escrito, Villarejo habría actuado entre 2013 y 2014 "en aquellos asuntos donde otros enviados del CNI habían fracasado y uno de ellos era buscar una salida discreta al problema judicial que tenía el comerciante de armas", al que se acusaba de haber defraudado a Hacienda más de 14 millones de euros.

Esos trabajos, alude el comisario jubilado, le habrían llevado a mantener una reunión con el propio Echarri por la amistad de El Assir con el rey emérito Juan Carlos I. "El ahora recusado, a cambio de volver a la Audiencia Nacional, lo que ocurrió, se comprometió a mediar con Fiscalía y con la Abogacía del Estado y llegar a un acuerdo con El Assir a cambio de rebajar la cantidad de diez a tres millones de euros, lo que finalmente no sucedió", relata.

En esta línea, la defensa de Villarejo asegura que Echarri "tendrá una gran dificultad negando tales gestiones puesto que el decano saliente y su sustituto fueron ambos informados del calado de la actuación". "Este juez encargado del caso, el ahora recusado, aceptó el encuentro y puso en marcha las gestiones solicitadas por nuestro defendido, quien se identificó en todo momento como servidor del estado en una gestión sensible para los intereses nacionales", apuntan.

ENCARGADO DE SU ENJUICIAMIENTO

Villarejo ha presentado este escrito a raíz de una noticia publicada el 28 de diciembre por 'El Periódico de España' en la que se relataban las maniobras relacionadas con El Assir. "Nuestro defendido, al tener conocimiento de esta noticia, ha reconocido el hecho objeto de la misma, si bien es cierto, que no recordaba que el juez que en 2014 era el titular del juzgado de instrucción nº 52 de Madrid, es el mismo que en 2022, forma parte como miembro, del Tribunal que enjuiciará, las piezas de la causa general Tándem en este Plenario", reconoce.

En concreto, Echarri es uno de los integrantes de la Sección Cuarta de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, encargada del juicio que comenzó el pasado mes de octubre relativo a los asuntos privados del propio Villarejo. En este procedimiento en específico se ventilan tres piezas separadas de la macrocausa 'Tándem': 'Iron', 'Land' y 'Pintor'.

 

Así las cosas, su defensa explica que "al tratarse de otro asunto encargado por el CNI vinculado una vez más con el rey emérito no tenía intención de sacarlo a la luz". "Si bien, la falta de pudor y ética con que se siguen filtrando el contenido de sus diarios personales, le colocan en la difícil situación de tener que anteponer su derecho de defensa al, en este caso, cuestionable derecho a la información", lamenta.

El comisario jubilado critica así "las manipulaciones, alteraciones y/o interpretaciones interesadas y siempre en contra del verdadero sentido de lo que contienen sus reflexiones personales". Una filtración, la de sus agendas, "que son de extrema gravedad, si se tiene en cuenta, que alguna de sus anotaciones, son sobre acciones vinculadas con el espionaje".

"ENDURECERÁ SU CRITERIO" CON "MANIFIESTA PARCIALIDAD"

"Esta defensa puede ahora entender, las razones por las que siempre se le ha negado a nuestro defendido, copia de la documentación incautada en los registros que sufrió en 2017 y la propia Sala enjuiciadora no ha permitido la unión de los diarios personales y sí el informe parcial sobre su contenido de Asuntos Internos, quizá por el conocimiento de esas anotaciones y otras muchas y diversas de similar contenido que afecta a los propios órganos jurisdiccionales encargados de la instrucción y el enjuiciamiento de la causa", sostienen.

En este contexto, Villarejo sostiene que "por más que" Echarri "intente mantener y/o aparentar una objetividad decisoria, endurecerá su criterio con la manifiesta parcialidad, de quien teme ser relacionado con las actividades de quien ahora es juzgado bajo su jurisdicción".

A su juicio, "el ilustrísimo magistrado ahora recusado difícilmente puede justificar que olvidó, siendo juez de Instrucción en Madrid, que participó en una cuestión de la máxima sensibilidad, siendo avisado de que actuaba en nombre de la seguridad del Estado, realizando gestiones sugeridas por todos los que de una u otra manera intervinieron en el asunto que afectaba a El Assir, entre otros, nada menos que dos decanos de los juzgados de instrucción de Madrid".

CONTRA SU "FALTA DE OBJETIVIDAD"

En definitiva, para la defensa de Villarejo con "la publicación y por ende, conocimiento de su actuación en 2014" de Echarri respecto al caso de El Assir, "se ha introducido un factor que indefectiblemente desequilibraría la neutralidad de su percepción y con ello la valoración en el aspecto esencial que afecta" al comisario jubilado.

"Esto es, su condición de agente de inteligencia, que puso a disposición de su actividad oficial toda su estructura empresarial familiar y no solo no se enriqueció con ello, sino más bien es el Estado quien salió beneficiado al ahorrase millones de euros en fondos reservados que nunca abonó a cambio de la ingente y valiosa información que consiguió gratuitamente", asevera.

Así, y citando jurisprudencia, su letrado concluye que es la "falta de objetividad" de Echarri por "lo que viene a solicitar estimar esta recusación, de modo que el enjuiciamiento de la causa se realice por otro magistrado que integre la Sala, para que así no existan dudas sobre su imparcialidad objetiva y subjetiva".

Adicionalmente, Villarejo propone que se practique como prueba una serie de documental que acreditaría las gestiones en torno a El Assir así como varias testificales con el objetivo de confirmar el contacto y las gestiones mantenidas con Echarri en su condición de juez instructor del proceso seguido contra el mismo.

El FBI registra la mansión de Donald Trump de Mar-a-Lago

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?