Ultima_hora

Zaplana vuelve a pedir que declare el 'yonki del dinero' y niega viajes pagados por un empresario investigado

VALENCIA, 27 (EUROPA PRESS)

El exministro con el PP y expresidente de la Generalitat Valenciana Eduardo Zaplana ha vuelto a pedir al juez que investiga el caso Erial, en el que está imputado, que cite a declarar al exgerente de Imelsa, Marcos Benavent, autodenominado 'yonki del dinero', para aclarar el origen de los papeles que sirvieron como guía en el procedimiento, al tiempo que ha negado haber disfrutado de viajes pagados por un empresario investigado.

Así se desprende del escrito que ha remitido el abogado de Zaplana al Juzgado de Instrucción número 8 de Valencia encargado del caso Erial, en el que se investiga el supuesto pago de las comisiones recibidas por las adjudicaciones del servicio de ITV y el Plan Eólico Valenciano.

En el mismo escrito, al que ha tenido acceso Europa Press, el imputado reclama al juzgado, así mismo, que cite a declarar como testigos a Felipe del Baño, quien formó parte entre 1996 y 2003 del Gabinete de Presidencia de la Generalitat Valenciana y supuestamente asistió a algunos de los viajes junto con Zaplana; así como a Felipe Solbes, otro de los participantes en algún crucero.

Junto a esta diligencia, el letrado reclama también que se emita una Orden Europea de Investigación dirigida a la autoridad competente de los Países Bajos para que, en relación con la compañía Natland, remita al juzgado los documentos de constitución y la información de las personas que aparezcan como administradores, directores y apoderados de la misma desde 2008 hasta 2009.

En relación con la solicitud de Benavent, el letrado de Zaplana recoge en su escrito una reciente entrevista que el 'yonki del dinero' concedió a El Mundo en la que aseguraba que le habían utilizado para aflorar los documentos del sirio, encontrados presuntamente en el piso en el que residía Zaplana en Valencia. "Por supuesto que todo es un montaje y en su momento, cuando me citen en el juicio, lo aclararé", señalaba.

También afirmaba en la entrevista --según el mismo escrito-- que se había reunido con el sirio en secreto a instancias de la UCO y la Fiscalía durante la investigación y que tuvo una conversación con él que solamente iba a desvelar ante un juez.

Estas afirmaciones, indica el abogado, aconsejarían una nueva declaración de Benavent. Reconoce que la solicitud ya ha sido desestimada reiteradamente pero, a la vista de las nuevas revelaciones del testigo, entiende que puede resultar "pertinente y necesario" que compareciera en el juzgado.

"Es vital para los intereses de mi cliente determinar si existió la reunión de la que habla Benavent, cuándo y dónde se celebró, quién fue el convocante, quién o quiénes acudieron a la misma, de qué se habló, si se exhibió o aportó alguna documentación y, en general, todas las circunstancias relevantes para determinar la regularidad o no de la incorporación de la llamada 'hoja de ruta' al procedimiento", indica.

 

VIAJES EN BARBOS Y AERONAVES

Por otro lado, en su escrito, la defensa de Zaplana alega una "indebida atribución" a su cliente del uso privado de barcos y aeronaves. Indica que "dentro de esa querencia de la UCO a establecer en contra de reo ciertas suposiciones se atribuye a mi representado la utilización de ciertos medios de transporte sin el mínimo rigor exigible en el proceso penal". Se refiere al abono por parte del investigado Carlos Gutiérrez de viajes en embarcaciones y aeronaves.

Sin embargo, la defensa desmiente esos viajes y afirma, entre otros ejemplos, que el viaje de Zaplana a Mallorca en octubre de 2007 atribuido por la UCO, en base a las agendas de su representado, es imposible porque tuvo una "intensísima actividad" en esas fechas que hacía imposible su presencia a bordo del barco. Así, consta en su agenda que el día 1 de octubre se desplazó a Barcelona a un evento.

El resto de esos días la agenda de Zaplana muestra una serie de reuniones, ruedas de prensa, comidas, cenas y actos parlamentarios "incompatibles con las afirmaciones de la Guardia Civil", sostiene la defensa.

"Cierto es que la Guardia Civil, en todos sus atestados, tiende a atribuir a Zapana el don de la omnipresencia, lo que les permite imputarle de forma aventurada todo tipo de operaciones económicas realizadas por terceros, titularidad de fondos ajenos o participación --eso sí, velada-- en distintos procesos administrativos en lso que no existe ninguna evidencia ni indicio serio sobre su intervención", apostilla.

En todo caso, con la finalidad de aclarar si Zaplana utilizó algún barco, la defensa considera necesario que se reciba declaración judicial de Felipe del Baño y de Felipe Solbes.

Por último, en relación con los beneficios y utilización de la compañía Natland, la defensa de Zaplana indica que a pesar de que la Guardia Civil da por probado que el investigado tiene una vinculación con la mercantil, "ninguna diligencia se ha practicado --ni siquiera intentado-- en orden a acreditar esa supuesta vinculación, más allá de las peculiares interpretaciones de la fuerza actuante".

"Como viene siendo habitual en la presenta causa, se presume que todas las sociedades y todos los fondos localizados son propiedad de Zaplana. Sin embargo, la información obrante en éste y otros procedimientos acredita que Natland es una compañía implicada en las más diversas operaciones económicas que en ningún caso pueden ser vinculadas a mi representado", apostilla.

El PIB sube un 0,2% en el primer trimestre, una décima menos de lo esperado

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?