Vivir

AENA se vio desbordada por la final de la Champions: no tenía un plan de actuación y una controladora tuvo que llevarse a sus hijos al puesto de trabajo

La gran afluencia de vuelos provocada por la final de la Champions este fin de semana causó varios problemas en Barajas. Fuentes del sindicato mayoritario de controladores aéreos aseguran que AENA no tenía un plan de actuación especial ante este incremento del tráfico aéreo y que más de 200 vuelos se desviaron a la base militar de Torrejón.

El acontecimiento deportivo generó un incremento de más de 800 vuelos adicionales a los que diariamente llegan tanto a Barajas como a la base militar de Torrejón de Ardoz, habilitada también para vuelos civiles.

Según explican fuentes de USCA, sindicato mayoritario de los controladores, a El Confidencial Digital “AENA no tenía un plan especial ante la final de la Champions”. Por ese motivo critican que “las demoras en los vuelos del fin de semana se produjeron por la falta de personal. Hubo menos trabajadores para más trabajo”. Esta complicación provocó que más de 200 fueran desviados a la base aérea de Torrejón, en la que aterrizaron multitud de aviones privados horas antes del partido. En el momento de estacionar las aeronaves, USCA señala que “se aparcaron de forma chapucera y sin seguir las normas de seguridad”.

La situación de este fin de semana en Madrid ha sido excepcional por el volumen de vuelos aunque reflejan una serie de problemas denunciados por el sindicato en otras ocasiones. Estos son algunos de los ejemplos de cómo está empeorando la situación anímica de los trabajadores a raíz de la nueva regulación aprobada por el Gobierno:

-- Una controladora se ha visto obligada este fin de semana a llevar a sus hijos a dormir a su puesto de trabajo. Los menores de esta trabajadora pasaron la noche en unas camas habilitadas en salas próximas a la torre de control. Esta fue avisada de que tenía que realizar un servicio forzoso esa misma noche.

-- El lunes, una controladora aérea de Reus sufrió un ataque de ansiedad. Habitualmente esta torre de control cuenta con dos trabajadores por la mañana y dos por la tarde. Pero ese día uno de los trabajadores de tarde estaba de baja. “Por la tarde le dio un ataque de ansiedad y se puso a llorar. Había mucho tráfico aéreo para una sola persona”, aseguran fuentes de los controladores. “No pudo ni levantarse para ir al baño”, resaltan.

-- El aeropuerto de Alicante es uno de los más afectados en la actualidad. La Asociación Profesional de Controladores Aéreos de España (APCAE) asegura que “el 25% de la plantilla de Alicante se encuentra de baja médica” y denuncia “estamos siendo sometidos a mobbing por parte de AENA’. Esta asociación acusa al ministro José Blanco de exigir medidas de presión contra los controladores para “abocarnos a la convocatoria de una huelga y así justificar el Real Decreto”.

-- Un controlador de Madrid asegura a este confidencial que los días en los que tiene que trabajar dos noches seguidas ha llegado a no dormir y denuncia que “el gobierno no tiene en cuenta que un error de un controlador, sometido a presiones, puede provocar cientos de muertos”.

-- Durante esta última semana se han producido casos similares de ataques de ansiedad en los controladores de Palma, Sevilla y Alicante. En este último se precisó la ayuda de los servicios médicos

Desde USCA advierten que “las reducciones de personal de cara al verano provocarán importantes demoras para los pasajeros” y barajan la posibilidad de llevar a cabo una huelga en los primeros meses de vacaciones. Los principales motivos son: la presión sufrida por parte de AENA, la reducción del número de trabajadores, el aumento del trabajo y la falta de iniciativa negociadora por parte de la empresa pública.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable