Vivir

De cara a la campaña de verano

Asignar las plantas bajas: la última estrategia de los hoteles contra el ‘balconing’

La nueva moda entre los jóvenes obliga a los alojamientos de la Comunidad Valenciana y las Islas Baleares a tomar medidas especiales

Fotograma de uno de los vídeos subidos a internet por jóvenes que practican el 'balconing'.
photo_cameraFotograma de uno de los vídeos subidos a internet por jóvenes que practican el 'balconing'.

El ‘balconing’ es una práctica que se puso de moda en España en el verano de 2010. Consiste en saltar de un balcón a otro o tratar de lanzarse a la piscina del hotel. Suele tener graves consecuencias, al ir combinado la mayoría de las veces con drogas y alcohol.

El problema preocupa especialmente ahora que llega el verano. Los grupos de jóvenes aprovechan las vacaciones para celebrar el fin de curso, y la zona mediterránea es uno de los destinos más demandados para este tipo de viajes.

Trabajadores de varios hoteles de Levante y Baleares han confirmado a El Confidencial Digital que, a la hora de asignar habitaciones, tienen muy en cuenta la procedencia y motivo del viaje de sus huéspedes.

Si se trata de un grupo de jóvenes, intentan situarlos en las plantas más bajas del edificio. Así intentan paliar lo que ya es un fenómeno social adolescente.

Esta táctica se suma a otras medidas tomadas con anterioridad. Por ejemplo, se ha aumentado la altura de las barandillas a 1,10 e incluso 1,20 metros. En algunos establecimientos incluso se ha optado por balcones casi cerrados.

El ayuntamiento de Palma ha aprobado también este año una Ordenanza cívica en la que se sanciona a quienes practiquen el 'balconing'. Se establecen multas de entre 200 y 400 euros.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable