Vivir

¿Dónde están las 371.000 monedas de plata que no declara Odyssey? La fragata “Mercedes” llevaba 871.000 piezas y el ‘cazatesoros’ habla de 500.000. Vea el estadillo

La justicia de Estados Unidos ha fallado a favor de España en el pleito con la compañía norteamericana Odyssey: debe entregar a nuestro país el tesoro de la fragata "Nuestra Señora de las Mercedes". Pero la empresa cazatesoros habla de medio millón de monedas, cuando el cargamento era de 871.000. ¿Dónde están las 371.000 que faltan y de las que Odyssey no habla?

El tesoro declarado por Odyssey, el medio millón de monedas, está valorado en 500 millones, por lo que las otras 371.00 piezas tendrían un valor de 371 millones de dólares.

Datos de la Armada

El Confidencial Digital ha tenido acceso a los datos que constan en el archivo de la Armada española -puede consultarlos al final de la noticia-. Se trata del “Estado general de los caudales y efectos que conducen las fragatas de guerra de la división del mando de D. José de Bustamante y Guerra, jefe de escuadra de la Real Armada”, en el que se recogen con detalle lo que transportaban los buques de esa expedición, uno de ellos la fragata “Nuestra Señora de las Mercedes”, conocida como “La Mercedes”.

De acuerdo con ese estadillo oficial, el buque portaba 871.000 monedas de plata acuñadas en Perú con la efigie del rey Carlos IV, propiedad de: 221.000 “por cuenta de Su Majestad”, 60.000 cajas de soldados, 590.000 “de particulares”. Sin embargo, las declaraciones de Odyssey sólo hablan de 500.000 monedas.

Expertos a los que ha consultado ECD se preguntan también por qué la empresa cazatesoros tampoco ha hecho mención de las 1.139 barras de estaño y de 961 galápagos de cobre que figuraban en el cargamento de “La Mercedes”.

Una extracción clandestina

Las autoridades españolas nunca han llegado a ver el tesoro sacado del mar por Odyssey, que realizó sus trabajos de forma clandestina, para sacar el material a través de Gibraltar y llevarlo a Estados Unidos. Y por tanto, no conocen con exactitud lo que se extrajo del pecio.

La empresa norteamericana engañó a las autoridades españolas diciendo que estaba trabajando en la búsqueda de un buque inglés hundido en altamar, pero con su batiscafo se acercaron, sin ser detectados, a un lugar muy próximo a la costa española. Se trata de la zona donde fue hundida “La Mercedes”, que, tal como figura en el diario de a bordo, estaba “vista del Cabo de Santa María” cuando se produjo el ataque de la flota inglesa que llevó finalmente al hundimiento de la fragata con todas sus pertenencias.

Las monedas iban en cajas compactas y selladas, pero lo que ha mostrado hasta ahora Odyssey son unos grandes cubos llenos de monedas, y hablando desde el principio de medio millón de piezas.

Hallazgo “en aguas internacionales”

El 18 de mayo de 2007, Odyssey anunció que había encontrado y transportado un cargamento de monedas a los Estados Unidos, atribuyéndolo a un barco que llamó “Cisne Negro”. A la vista de algunos datos sospechosos, el Gobierno español abrió una investigación para averiguar en qué lugar encontró el botín, a qué pecio pertenecía, con qué permisos contaba y si lo halló en aguas españolas.

Un equipo conjunto del ministerio de Cultura, la Armada, el Museo Arqueológico Nacional, la Real Academia de la Historia y otras instituciones reconstruyó la historia del barco “La Mercedes” y demostró que ése era el pecio expoliado por Odyssey. Y que se trataba de una fragata militar, propiedad por tanto del Estado español y no de particulares.

La documentación incluía un amplio material fotográfico y otras pruebas que demostraban que el pecio sólo podía “La Mercedes”: cañones, anclas, armas, efectos personales y una amplia variedad de otros materiales, incluyendo las monedas, permitieron identificar definitivamente el pecio.

Igualmente se demostró que Odyssey era plenamente consciente de todo ello, y que eso precisamente explica el secreto con que actuó y sus afirmaciones de no conocer la identidad del barco.

Tres de las cuatro fragatas, capturadas

Nuestra Señora de las Mercedes” era una fragata perteneciente a la Armada, que fue botada en La Habana en 1786 y que protegía cubría la ruta comercial entre las colonias de América. En agosto partió hacia España formando parte de una flotilla de cuatro barcos que transportaban a la península diversos materiales, como cueros, lana de vicuña, madera, sacas de cascarilla, barras de estado, etc., pero sobre todo monedas de plata (3.166.850 piezas) y de oro (1.269.669).

El 5 de octubre, a la vista de la costa y a pesar de que eran tiempo de paz, fueron atacados por una escuadra inglesa mandada por el vicealmirante de la marina británica, Graham Moore, en lo que se ha llamado la Batalla del Cabo de Santa María.

Como resultado, tras naves españolas, “Medea”, “Fama” y “Clara” fueron capturadas con todo su cargamento, mientras que “La Mercedes”, mandada por el comandante José Manuel de Goicoa y Labart, se hundió: murieron 249 marineros y 51 supervivientes fueron hechos prisioneros.

Este ataque provocó la ruptura del acuerdo de paz de Inglaterra y España, y fue el preludio de la Batalla de Trafalgar.

Pinche aquí para ver el documento original de registro en el que constan las mercancías y piezas de oro que iban a bordo de la 'Mercedes'.

Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo