Vivir

El ‘ladrón’ no ha sido identificado

Un ‘alumno’ de la Politécnica huye llevándose los exámenes y condena a sus compañeros a repetirlo

Al final de la recuperación de julio en la Escuela de Minas, el estudiante se apoderó de los folios y escapó corriendo. Encontrados en una papelera, han sido invalidados

Edificio de la Escuela de Minas de la Universidad Politécnica.
photo_cameraEdificio de la Escuela de Minas de la Universidad Politécnica.

El examen de Electromagnetismo, una de las asignaturas más difíciles de la licenciatura de Minas y Energía, se ha visto envuelto en una situación inédita: el robo por parte de un joven varón no identificado de unos exámenes de recuperación de julio. Los alumnos y profesores que fueron testigos de la escena se quedaron estupefactos.


El pasado martes 4 de julio por la tarde estaba teniendo lugar la prueba de evaluación de una de las asignaturas más complicadas de la Escuela, Electromagnetismo, donde hay alumnos que llegaban a la convocatoria hasta en su cuarta matrícula. De más de 200 convocados solo se habían presentado poco más de 60.

Se aproximaba el final del examen, en torno a las 18:30, cuando aprovechando un descuido de los profesores un joven se levantó de su sitio y se aproximó caminando hacia la mesa donde debían entregar la prueba una vez finalizada.

En ese momento, ante la sorpresa de los presentes, el joven cogió una caja en la que se encontraban los exámenes ya entregados y echó a correr por la puerta más cercana. En la caja había en torno a 60 exámenes.

Testigos presenciales que se encontraban en las instalaciones de la Escuela de Minas relatan como vieron bajar corriendo por las escaleras del centro a una profesora, que alarmada por lo sucedido había salido a la persecución del ‘ladrón’. No hubo forma de alcanzarle.

Una llamada a la policía

Según ha podido saber ECD, personal de la universidad realizó al poco de producirse una llamada a la policía para interponer una denuncia por el suceso. Los agentes se personaron en la facultad y se entrevistaron con el director del centro y con un par de profesores que estaban en el aula en el momento de los hechos, tal y como cuentan a este medio fuentes de la policía.

Apenas había datos sobre el sospechoso. No se tenía ni siquiera certeza de que se tratase de un alumno matriculado. Y pocos eran los testigos que podían aportar pruebas sobre el autor del hurto.

Aparecen los exámenes en el Metro

Contra todo pronóstico, los exámenes fueron recuperados esa misma noche. Y es que, fuentes oficiales de la Universidad han confirmado a ECD que los exámenes los encontró una mujer no identificada esa misma noche en una papelera en las cercanías de la estación de Metro de  Cuatro Caminos, una de las más cercanas a la universidad.

Esta persona, al ver el membrete de la facultad de Minas de la Politécnica de Madrid impreso en los documentos, decidió acudir a la universidad a entregarlos como muestra de buena voluntad. Sin embargo, cuando los profesores responsables de la prueba realizaron un recuento, entre los exámenes recuperados faltaban algunos. Se optó por invalidarlos todos.

Repetir el examen un sábado

Tras los hechos, se convocó una reunión en la universidad el jueves 5 de julio por la mañana entre el profesorado, la dirección de la Escuela  y la Delegación de Alumnos. En dicha reunión se consensuó la decisión de repetir la prueba el sábado 7  de julio a las 10:30 de la mañana a los estudiantes que entregaron el examen antes del robo.

Para aquellos estudiantes que lo entregaron después del suceso, se les ha permitido la oportunidad de volver a realizarlo el sábado y se les conservará, de las dos notas, la más alta. También se ha ofrecido la posibilidad a aquellos alumnos que, por causa justificada no pudieran examinarse el próximo sábado, se puedan examinar en otra fecha.

Indignación entre los alumnos: “Es una putada”

Por su parte, a varios alumnos afectados les ha parecido “increible y surrealista” el robo y han remarcado lo injusto de la situación. No han podido ocultar su malestar, definiendo al autor de los hechos como “cobarde y egoísta” por robar un montón de exámenes para beneficio propio perjudicando a varias decenas de alumnos.

También han insistido en la “putada” que es tener que volver a estudiar en medio de un julio plagado de otras recuperaciones, y se han mostrado resignados ante la realización del nuevo examen un sábado por la mañana. Además, resaltan “el dolor” que supone tener que repetir la prueba evaluable de una de las asignaturas “más duras” de la carrera, más aun cuando resaltan que el examen del miércoles era más fácil que en otras ocasiones anteriores.

Delito de hurto y posible expulsión

Fuentes de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) han reconocido que no tienen reglamento específico que castigue una situación como la presentada, en caso de que el alumno sea de la universidad. Ante tal hecho, se ha sugerido que se le abriría un expediente disciplinario, e incluso se podría dar el caso de la expulsión de ese alumno de la universidad.

En otra situación, el infractor se sometería a un supuesto delito de hurto, tal y como está tipificado en la denuncia, aunque, en definitiva, solo un juez podría dictaminarlo junto con la pena del mismo.



Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo