Vivir

Primero Fernando Alonso y ahora Sergio García: deportistas famosos (y con dinero) se dedican a salvar clubes deportivos

El golfista Sergio García quiere "salvar" al Club de Golf del Mediterráneo, presidido desde 1987 por Carlos Fabra, ex presidente del Aeropuerto de Castellón, del PP y de la Diputación de Castellón.

La Coma, el Club de Golf situado en Borriol (Castellón), donde se inició el golfista borriolense Sergio García, sale a la venta por 2 millones de euros, además de la deuda acumulada. Ahora, el golfista local quiere comprarlo para evitar su desaparición, tal y como ha hecho Fernando Alonso con el Euskaltel de ciclismo.

Las cifras

A los campos de golf también les ha afectado la crisis económica. El de La Coma, en el término municipal de Borriol y a sólo 6 kilómetros de Castellón, tiene una deuda de 4 millones de euros y busca un comprador que asuma dicha cantidad.

En los últimos cinco años, La Coma ha perdido el 40% de los socios: en 2008, eran 1.244, y ahora tiene 750. No han sido suficientes los ajustes de plantilla y la reducción de gastos.

Sergio García, al rescate

El golfista Sergio García, natural de Borriol, le debe casi todo al Club de Golf de La Coma, donde se inició y recibió el apoyo incondicional de Carlos Fabra, presidente del Club desde 1987.

Carlos Fabra logró que, durante cuatro años, el Consell pagara el Castelló Masters de Golf, con gran repercusión internacional.

Sin embargo, la crisis ha llevado al Club a estudiar soluciones ante los “números rojos”. Bajo la batuta de Carlos Fabra, la Junta Directiva ha barajado que el Club se constituya en Fundación, que se refinancien los préstamos – la mayoría son de Bankia- o que haya una derrama entre los socios.

Al final, la solución acordada es vender el club – que tiene dos sociedades, el Club de Golf Mediterráneo y el Club de Campo Mediterráneo-, y con esa finalidad se ha convocado en asamblea extraordinaria a los socios los próximos días 9 y 10 de septiembre.

El vídeo del día

Finaliza la misión de la sonda de calor interno de Marte

Entre los posibles compradores, el mejor situado es el golfista Sergio García, a través de la sociedad Golf Borriol S.A., como ha podido confirmar El Confidencial Digital, y de hecho ya se han alcanzado a estas alturas algunos puntos de acuerdo para la venta.

Un inversor comprometido

Desde la Junta Directiva del Club de Golf, afirman a ECD que “frente a todas las opciones posibles para salvar el club, la entrada de un inversor externo sería la mejor opción”.

“Un inversor comprometido – subrayan desde la Junta Directiva – y con la voluntad de mantener en funcionamiento la entidad y respetando los derechos de los socios es la solución que estimamos mejor”.

De todas formas, y aunque ese “inversor comprometido” ya tiene un nombre – el de Sergio García-, “serán los socios los que decidan”, afirma para ECD Cristóbal Ramos, gerente de La Coma.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes