Vivir

Prohibido hablar de un julio sin incendios. Expertos forestales se niegan a explicar la ausencia de fuegos porque eso anima a los pirómanos

España se ha enfrentado en lo que va de verano a casi la mitad de incendios que en el mismo periodo del año pasado, y ha visto quemarse casi tres veces menos hectáreas de superficie forestal. Los expertos prefieren no desvelar el secreto del ‘éxito’. Consideran que exponer continuamente a la población a informaciones relacionadas con el fuego puede incitar a los pirómanos a salir a quemar los bosques.

Los expertos en ingeniería forestal no quieren ni oír hablar de incendios. El fuego ha dado una tregua a los montes españoles en lo que llevamos de verano, pero aún queda mucha temporada por delante. Por ello, según ha podido saber El Confidencial Digital, los técnicos forestales prefieren ser prudentes, no hacer, de momento, valoraciones sobre estos desastres naturales que azotan España cada año, y no bajar la guardia.

Una voz autorizada de la Consejería de Presidencia e Interior de la Comunidad de Madrid ha explicado a ECD que hay que evitar hablar lo máximo posible sobre incendios en plena campaña estival.

Los técnicos forestales tienen una explicación. Según añaden las mismas fuentes consultadas por este confidencial, los agentes forestales han constatado en los últimos años que dar informaciones sobre menor índice de hectáreas calcinadas provoca un aumento de los incendios intencionados a corto plazo.

Este motivo lleva a las autoridades, en muchos casos, a esperar a hacer un balance satisfactorio de la campaña hasta el final del verano: quieren evitar dar buenas noticias que puedan animar a los pirómanos a salir a quemar los bosques.

Durante el mes de julio, las circunstancias meteorológicas favorables, la humedad residual y la falta de coincidencia de factores adversos han favorecido los niveles inferiores de incendios con respecto a años anteriores.

Esta situación podría cambiar de cara al próximo mes de agosto. Según las previsiones de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), se espera que las temperaturas, en relación con el mes de julio, aumenten en agosto, lo que podría incrementar también el riesgo de incendios forestales.

El avance estadístico del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, elaborado en base a los datos provisionales suministrados por las Comunidades Autónomas, desde el 1 de junio al 18 de julio, registra un total de 2.023 siniestros, de los que sólo 692 tienen la consideración de incendios (mayor o igual a 1 hectárea), lo que supone un 32,1% menos de siniestros respecto a la media del último decenio para el mismo periodo.

También en lo que se refiere a la superficie afectada, los datos indican que el fuego ha calcinado un 80,1% menos de superficie forestal respecto al último decenio, con un total de 3.256, 98 hectáreas.

 

Aragonès convoca una reunión extraordinaria del Govern en plena crisis con Junts

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?