Vivir

Los campings refuerzan su red Wi-Fi para competir con hoteles y atraer a los teletrabajadores

Las reservas aumentan un hasta un 80% este verano y vuelven a los niveles de 2019. Los clientes españoles aumentan y compensan la bajada de turistas extranjeros

Camping de Can Bora, Girona | Europa Press
photo_camera Camping de Can Bora, Girona | Europa Press

Una de las tareas que más falta hacía a los campings españoles era su conectividad a internet, que por lo general no era para nada estable y se limitaba a las zonas de recepción y puntos concretos como los bares. La situación provocada por la pandemia del Covid-19 ha aumentado el número de zonas de acampada que han invertido en mejorar sus redes Wi-fi ante la demanda de una buena conexión por parte de los teletrabajadores, que reservaban en los campings buscando cambiar de aires y salir de la rutina en su trabajo.

Esta ha sido uno de los puntos claves del crecimiento que está teniendo el sector del camping en España, tanto los bungalows como las zonas de tiendas de campaña y los aparcamientos de caravanas, que también han aumentado con la subida del número de vehículos alquilados. Sergio Chocarro, portavoz de la Federación Española de Campings (FEEC) indicaba a Confidencial Digital que: “los campings están al alza porque somos alojamientos al aire libre, con espacios grandes en los que es fácil mantener la distancia social y cumplir las medidas de seguridad. También nos beneficia el hecho de estar al aire libre, algo que la gente necesitaba después de tanto tiempo encerrados”.

Este año, todas estas características, junto con el recelo a los viajes fuera de España han dado lugar a un crecimiento de las reservas españolas en los campings, que han subsanado la bajada de las extranjeras: “El cliente nacional ha llegado a compensar la pérdida de extranjero” comentaba Chocarro.

De todas formas, estos números de verano se vuelven más preocupantes cuando llega el invierno: “El turismo extranjero no solo viene en invierno, y lo hemos perdido cuando prácticamente es el 50% de nuestros clientes, una pérdida muy importante para el sector del camping”. Estos números tan altos se deben a las buenas temperaturas de algunas zonas del litoral español en la época invernal: “Gran parte vienen a pasar sus largos inviernos en zonas como Murcia y Andalucía, porque los campings de España son de los mejores de Europa”.

Además, los campings cuentan con gran número de servicios, entre los que actualmente no podía faltar una buena conexión que permita incluso trabajar: “el Wi-fi es necesario para que los clientes puedan estar conectados e incluso, con esto de la pandemia, para que mucha gente pueda llegar a teletrabajar desde un camping”. Esto no solo sucede en verano: “Durante esta primavera pasada hemos observado como bastantes clientes iban a su bungalow con todas las comodidades para trabajar, lo que nos ha permitido crecer también en estos primeros meses de 2021”.

Esta información la confirmaba también Jesús Yanes, director de desarrollo de negocio en EnGenius, marca líder en fabricación de aparatos de redes de comunicaciones inalámbricas y tecnología de radio: “Mucha gente se ha planteado: estoy hasta las narices de estar en mi piso, llevo encerrado cuatro meses, me voy a trabajar a un camping”. Y para eso, por supuesto, necesitan que la velocidad de red sea la mejor posible.

Por otro lado, hay que tener en cuenta que no solo hay teletrabajadores en los campings: “Hay dos perfiles: por un lado los trabajadores, que necesitan una Wi-fi consistente y de buena velocidad, que no se corte; y las familias, que usan el camping de forma vacacional. Pero las familias actualmente no pueden permitirse ir a un sitio donde no tengan una buena conexión a internet”. Otro punto a añadir para entender la complicación en la que se encuentran los campings con respecto a las redes Wi-fi son la gran cantidad de personas que se conectan a la vez: “El punto de acceso va situado en un mástil, en algunos puntos estratégicos del camping, pero de ese al otro punto puedes tener cien metros. En esos cien metros te pueden caber setenta personas, que si la red no es potente acabarían obstruyéndola”.

Al final la conectividad ha ido mejorando: “Vamos en camino de tener un nivel de conectividad acorde con los campings, que son de lo mejor. Y eso se refleja en nuestros números, la pasada semana recibimos unas 15 solicitudes de información sobre nuestros productos proveniente de todo tipo de campings”, añade Yanes.

Un punto a favor del aumento de instalaciones es cómo se realizan actualmente: “Las conexiones se realizan con varios "routers", unidos con tecnología NESH, que amplían el alcance de la red,  permitiendo la Wi-fi de todo el camping sin tirar ningún cable”. Esto es mucho más cómodo y abarata el coste de la instalación: “En un camping grande, de cientos y cientos de caravanas y tiendas, en el que se necesiten diez puntos de acceso, está por debajo de los 5000 euros”.

 

Y es que cada vez se le da más importancia a un buen internet, aunque sea de vacaciones: “El punto más pedido en cuanto a servicios necesarios en hostelería actualmente es la Wi-fi, incluso más que el desayuno” concluyó Yanes.

Sánchez anuncia 400 millones de inversión para Egipto

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?