Vivir

Cuidado con los perros durante el confinamiento: agresividad con los niños y estrés post-aislamiento

Los especialistas en conducta animal explican los problemas derivados de una larga cuarentena de familias con mascotas

Por qué mi perro no quiere dormir en su cama
photo_cameraPor qué mi perro no quiere dormir en su cama

Tras el anuncio del Gobierno del estado de alarma y del consiguiente confinamiento en casa, son muchas las horas que están compartiendo los miembros de la familia.

Y, al igual que padres e hijos, las mascotas también pueden sufrir estrés durante el período de aislamiento obligatorio. Es importante destacar que más del 40% de las familias españolas tienen una mascota en casa.

Según la Asociación Madrileña de Veterinarios de Animales de Compañía, existen 16 millones de mascotas censadas en España.

“El hecho de que estemos todos los miembros del hogar juntos implica un mayor nivel de convivencia. Esto puede conllevar a que se produzcan más roces, lo que duplicaría el número de veces que un perro recibe experiencias negativas”, explica Noel Espinosa, gerente de Eurekan, educador canino y etólogo.

“Habrá perros que estén encantados con el confinamiento: pueden jugar a todas horas y estarán muy felices. Habrá otros animales que lo toleren menos”, advierte Manuel Lázaro, miembro el Colegio Oficial de Veterinarios de Madrid.

Las agresiones aumentan en verano

“El perro no puede recuperarse de estas experiencias negativas porque siempre hay gente en casa. Antes del confinamiento, el perro podía descansar y relajarse cuando el niño estaba en el colegio o cuando el dueño se iba a trabajar”, sostiene Espinosa.

“Hay muchos niños que maltratan a los perros cuando juegan con ellos y no les dejan descansar. Es muy probable que aumenten el número de agresiones de perros a niños”, concluye el etólogo.

Según Espinosa, el número de agresiones de animales a niños aumentan en verano debido a la cantidad de horas que pasan los menores con sus mascotas.

“Todo fruto de un exceso de contacto y de que los adultos no supervisan a los niños y dejan que maltraten a los animales”, critica Espinosa.

Veterinarios aseguran a este digital que cuando un animal de compañía se siente estresado o se siente acorralado tiende a defenderse. Por eso es importante identificar las causas de su malestar. A veces, un cambio en sus rutinas ya puede ser motivo de estrés.

Ansiedad por separación

24 horas al día juntos. Este es el tiempo que están pasando padres, hijos y mascotas durante el confinamiento. Y es que hay quiénes duermen con su perro o su gato.

Estar tanto tiempo con la mascota podría no ser tan positivo como se puede pensar en un primer momento. “Cuando se termine el confinamiento obligatorio, van a aumentar el número de casos de perros que sufren ansiedad por separación”, indica Espinosa.

La ansiedad por separación es un problema de comportamiento que presentan algunos perros al quedarse solos en casa o al distanciarse de uno o varios de sus propietarios.

Ciertas mascotas, incluso, muestran signos de ansiedad tan sólo con perder el contacto visual con sus personas de referencia.

En España, este trastorno afecta al 15% de los problemas de comportamiento que atienden los veterinarios y cerca del 40% de los casos que ocupan los etólogos o especialistas en comportamiento canino.

El perro es un animal muy sociable. Le gusta estar acompañado y genera un vínculo con todos aquellos que le rodean”, explica Manuel Lázaro, miembro del Colegio Oficial de Veterinarios de Madrid.

El perro tiene que pasar tiempo solo

“¿Qué se podría hacer para evitar la ansiedad por separación? Habituar al perro estar solo a pesar de que estén todos los miembros de la familia en casa”, recomienda Lázaro.

El experto recomienda que “el perro tiene que estar algún tiempo solo. Siempre y cuando esta situación no genere demasiado conflicto”.

Noel Espinosa, educador canino y etólogo, sostiene que parte del problema de que los perros sufran esta ansiedad recae sobre el dueño del animal.

“Y los dueños no van a tener en cuenta que la separación con el animal ha de ser progresiva. Es el cambio brusco el que va a generar la ansiedad por separación”, indica Espinosa.

Responsabilidad y paseos

Pasear al perro es una de excepciones a la norma de permanecer en casa. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, aseguró durante su comparecencia que “todos podremos ir a trabajar, a comprar el pan, medicamentos o sacar al perro”.

Las redes sociales se llenaron de fotografías de perros en las que los dueños del animal cedían sus mascotas a cambio de dinero por sacarlas de paseo.

Pero, bromas aparte, el Colegio Oficial de Veterinarios llaman a la responsabilidad.

“El Colegio Oficial de Veterinarios ha hecho muchas campañas con el tema de los memes. Ni hace falta sacar tantas veces de paseo al perro ni recorrer 4 kilómetros”, sostiene Lázaro.

“Hay que ser responsables. Hay que sacar al perro de paseo lo justo y lo necesario. Si un perro no puede liberar toda su energía por unos días no pasa nada. Los propietarios de animales no tenemos prioridad ante el bienestar del resto de las personas”, pide el experto.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?