Vivir

Comicios el año que viene

Los procesos electorales en la ONCE no ofrecen suficientes garantías democráticas

Un informe de la Universidad Carlos III, encargado por la oposición interna de la organización, concluye que hay que cambiar el sistema de avales, el voto por correo, el censo…

Cupón de la ONCE.
photo_cameraCupón de la ONCE.

Elaborado por Pedro Chaves, profesor de Ciencias Políticas de la Universidad Carlos III de Madrid, un informe propone a la dirección de la ONCE una “reforma electoral profunda” para igualar las oportunidades de todos los grupos políticos internos, y al Gobierno que sea el árbitro que garantice esa igualdad de oportunidades.

Hay una serie de parámetros en el sistema electoral de la ONCE que no concuerdan con la Ley Electoral General y, por tanto, no garantizan la democracia y la igualdad de oportunidades para todos los grupos políticos internos de la institución.

Ésta es la principal conclusión del informe de 52 páginas que ha elaborado el profesor de Ciencias Políticas Pedro Chaves a petición de Puedo, partido político interno de la ONCE, que se presentará hoy públicamente. La prueba más clara de esta falta de igualdad de oportunidades es que el partido político dominante, Unidad Progresista (UP), ha ganado todas las elecciones de los últimos treinta años con casi el 95% de los votos y controla todos los sillones del Consejo General (órgano de gestión de la organización) desde tiempos inmemoriales.

El informe critica que la oposición interna al poder en la organización no tenga acceso al censo electoral, a los electores que van a elegir a su presidente, para poder mandarles cartas con publicidad electoral y tener las mismas oportunidades. Esta es una vieja reivindicación de todos los grupos opositores en la ONCE. “¿Se imaginan unas elecciones entre PP y PSOE en el que uno de los dos no tiene el censo para mandar la tradicional publicidad electoral?”, se pregunta un miembro de Puedo.

De acuerdo con el informe, al no tener el censo electoral se dificulta a los grupos que quieran presentarse a las elecciones obtener los obligatorios avales. Actualmente las normas dictan que se necesitan cinco avales por cada zona. Eso hace que, por ejemplo, para presentarse por Madrid sea necesario que cada candidatura tenga 105 avales.

Sin avales

Pero con dos problemas. Primero, la oposición desconoce el teléfono y la dirección de los votantes para ir a pedirle el aval. Y segundo, si el partido en el gobierno tiene los mismos avales, se invalidan todos. Consecuencia: la oposición se queda sin poder participar y el partido de gobierno tira de otros avales ya que sí tiene el censo.

Tampoco se puede controlar, salvo por el partido del gobierno, el voto por correo. Sin el censo electoral, la oposición no tiene ninguna posibilidad de contabilizar a esos votantes.

El informe tiene un apartado también de crítica a la actitud del Gobierno, garante y responsable de todo lo que pase en la ONCE. Según el profesor, la administración debería garantizar la igualdad de oportunidades y liderar un profundo cambio de las reglas electorales pactada por todos los partidos políticos que hay en la organización. “La administración debe asesorar y arbitrar ese proceso de pacto”, asegura el profesor en el informe.

Por todas estas razones, el profesor de la Universidad Carlos III propone que se reforme el sistema electoral para que en las próximas elecciones, en principio en la primavera del año que viene, haya igualdad de oportunidades.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?