Vivir

“Un empleado ha dado positivo”: Los estudiantes de Mallorca fueron sacados de sus hoteles con la misma explicación

La policía ofreció esta justificación a jóvenes de diferentes alojamientos. Los afectados denuncian que fueron obligados a confinarse bajo la amenaza de una multa

Estudiante gallega confinada en una habitación del hotel Bellver de Mallorca por el macrobrote que afectó a jóvenes participantes en viajes de fin de curso a la isla.
photo_camera Estudiante gallega confinada en una habitación del hotel Bellver de Mallorca por el macrobrote que afectó a jóvenes participantes en viajes de fin de curso a la isla.

Más de 900 estudiantes se han contagiados de Covid-19 por el ‘macrobote’ en Mallorca. Doce jóvenes están hospitalizados y en torno a 250 están aislados. En tan solo 33 días, el Govern balear detectó 33 positivos.

Los estudiantes aislados se encuentran en el hotel Bellver, de cuatro estrellas. Este alojamiento está reservado por la administración pública par alojar a los infectados que no sean residentes de la Isla y cuyo estado de salud no requiera hospitalización.

La operación de trasladar a los jóvenes a este hotel de manera masiva comenzó este fin de semana. Los policías se desplazaron hasta el hotel Casandra y el Luna Park para controlar quién salía y entraba de los mismos. Horas después, se llevaron a los estudiantes al Bellver.

“Nosotros íbamos al buffet a desayunar y nos encontramos allí a la Guardia Civil. Nos dicen que no podemos salir de las habitaciones y que nos van a confinar en una planta del Hotel Casandra. Horas después nos dicen que no. Que nos van a trasladar al ‘Hotel Covid’ y que, si nos vamos, nos multan”, informa a ECD una joven gaditana que está actualmente haciendo cuarentena en el Hotel Bellver.

La explicación de los agentes fue sencilla: uno de los trabajadores del hotel ha dado positivo. “Lo que no entendemos es porque no confinaron a todos los que estábamos en hotel. Había turistas y familias por todos lados sin mascarilla. Solo querían confinarnos a nosotros, a los estudiantes”, critican.

Este grupo, conformado por 28 jóvenes de San Fernando, no quería ir al Hotel Bellver. Tanto así, que sus padres pidieron a una empresa privada que les realizara un test a los menores y así evitar el traslado al hotel. “Los agentes nos dijeron que era obligatorio, teníamos que irnos sí o sí al Bellver”, indica la gaditana.

Los agentes dividieron a los jóvenes en grupos de 7 y los trasladaron al Hotel Bellver en ambulancias. Una vez que llegaron al Bellver, los chicos tuvieron que someterse a un test de antígenos y a una PCR. “Nos dijeron que, si dábamos negativo, nos dejarían volver al hotel. Ninguno dimos positivo y no nos dejaron volver”, lamenta la joven. Ya han recibido el resultado de la prueba del test de antígenos, todavía no saben nada de la PCR.

“Lo gracioso es que cuando llegamos al ‘Hotel Covid’ nos dijeron que realmente no era obligatorio que viniéramos. ¡A nosotros nos habían dicho que si no lo hacíamos nos multarían! ¡Claro que era obligatorio!”, critican.

La historia se repite

Sin embargo, no son los únicos. En otro hotel diferente de Palma de Mallorca, la historia se repite. Una joven de Córdoba asegura a El Confidencial Digital que a ella y a su grupo les ha pasado exactamente lo mismo. “El viernes por la tarde nos informó una monitora que nos iban a llevar a un hospital para hacernos una prueba Covid. Nos dijo que hiciéramos las maletas porque, si alguien daba positivo, tendría que quedarse allí a dormir”, indica la cordobesa.

 

Ambulancias y coches de policía se presentaron en la puerta del Hotel para recoger a una treintena de jóvenes que allí esperaban. “La policía nos dijo que no íbamos a ir a ningún hospital, que nos teníamos que ir al ‘Hotel Covid’ y que era obligatorio”, subraya.

¿La explicación? La misma. “Un empleado ha dado positivo y os tenéis que ir del hotel”, les aseguraban. Sin embargo, en esta ocasión, no todos los jóvenes acompañaron a los agentes. “Algunos lograron quedarse en el hotel porque cuando llegamos al Bellver nos dijeron que, realmente, no era obligatorio venir”, narra.

Sin embargo, horas más tarde, los que se negaron a marcharse del hotel acabaron el Bellver. “Los recogieron a las cuatro de la mañana y les obligaron a venir”, destaca.

De este grupo de 36 jóvenes, uno de ellos dio positivo. “Mi madre ha llamado a Info-Covid para preguntar porqué nos han confinado a todos y le han dicho que es porque un empleado ha dado positivo en Covid. ¿Nos sacan de 7 hoteles diferentes porque un solo empleado ha dado positivo? ¿Por qué los extranjeros sí se pueden quedar en nuestro hotel y nosotros nos tenemos que ir?”, critica la joven.

La falta de información

Los jóvenes denuncian la falta de información constante a la que están siendo sometidos. “Si necesitamos comida o algo llamamos a recepción y nos la traen. La ponen en la puerta. Ni si quiera vemos quién la trae. Pero si queremos información nada”, explican los jóvenes a este digital.

“Hemos preguntado si nos van a hacer un nuevo test y nada. No nos dicen nada. Llamamos a Info-Covid para pedir información, pero no nos atienden”, critican.

Muchos jóvenes se mantienen al tanto gracias a los medios de comunicación y a por los propios menores que se encuentran confinados en el mismo hotel. Se comunican entre ellos por las terrazas.

“Un padre ha mandado un audio diciéndonos que la alcaldesa de San Fernando se ha puesto en contacto con alguien del gobierno Balear y le han dicho que nos van a confinar 10 días”, informa la gaditana a ECD. “Pero a nosotros no nos han dicho nada todavía”, asegura.

Una nueva boca del volcán de La Palma genera una colada que arrasa el cementerio de Las Manchas

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes