Vivir

Una empresa cederá 20 robots sociales para hacer compañía a las personas mayores durante el aislamiento

La máquina puede hacer llamadas, moverse de forma autónoma y jugar con los ancianos. Los repartirán por Gijón y planean expandirse por todo el país

La empresa especializada en robótica e inteligencia artificial, Alisys, cede a residencias de ancianos un total de 20 robots sociales de manera gratuita.
photo_cameraLa empresa especializada en robótica e inteligencia artificial, Alisys, cede a residencias de ancianos un total de 20 robots sociales de manera gratuita.

La empresa especializada en robótica e inteligencia artificial, Alisys, pone a disposición de residencias de ancianos, centros y entidades encargadas del cuidado de personas mayores en Asturias un total de 20 robots sociales de manera gratuita.

El objetivo de esta empresa es aliviar el aislamiento que sufre uno de los colectivos más vulnerables al Covid-19.

El robot puede hacer llamadas y se traslada de una habitación a otra de forma autónoma. Gracias a su sistema de navegación, puede desplazarse por las diferentes estancias de la residencia sin ser acompañado por el personal del centro.

Se convierte, por tanto, en una solución que permite mantener el contacto con familias y amigos para aquellos mayores que se encuentran en aislamiento por el coronavirus.

Juegos con los más mayores

Este robot interactúa con los seres humanos por voz y a través de la tableta incrustada en su cabeza. Dialoga y entretiene a los mayores con juegos que favorecen el entrenamiento de sus habilidades cognitivas.

 “Los juegos serán del tipo identificar parejas, asociar conceptos, operaciones matemáticas…”, ejemplifica Jorgina Díaz, directora de Desarrollo de Negocio Digital de Alisys a Confidencial Digital.

A diferencia de los terminales digitales, como teléfonos móviles, portátiles o tablet, todo el proceso de interacción con los robots se realiza a través de la voz. Por lo tanto, no es necesario tener conocimientos tecnológicos para usarlos.

“El robot lleva un software instalado que le permite relacionarse con las personas. Puede interactuar no solo por voz, mediante conversaciones, si no también por una pantalla”, indica Díaz.

Proyecto de expansión

La directora de Desarrollo de Negocio Digital de Alisys asegura a Confidencial Digital que, de momento, repartirán estas 20 máquinas por Gijón.

“Si esta iniciativa tuviera éxito y necesitáramos más unidades, nuestros partners en Bélgica podrían mandarnos más robots sociales. El objetivo es expandirnos por toda España”, explica.

Y es que, en Bélgica, este movimiento ya ha comenzado y está teniendo muy buena acogida. “Ahora mismo, vamos a centrarnos en residencias y centros similares. No vamos a ofrecer estos robots a entornos particulares”, sostiene Díaz.

El robot de Alisys podría llamar a la policía y a una ambulancia si el usuario lo necesitase.

“En las residencias no vamos a poner en práctica esta funcionalidad porque entendemos que en estos centros tienen a sanitarios y a trabajadores pendientes de las personas mayores. Queremos que el robot esté orientado al entretenimiento y a la interacción social”, recalca Díaz.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?