Vivir

Españoles atrapados por el coronavirus: en un hotel de la India y en el aeropuerto de Chile

Elena se vio atrapada en la zona internacional de la terminal de Santiago sin poder salir. Elisa no podrá abandonar Goa hasta el 14 de abril, igual que otros 600 españoles en ese país, que están en contacto entre ellos mediante Whatsapp

Aeropuerto de Brazil.
photo_cameraAeropuerto de Brazil.

La angustia de los españoles atrapados en el extranjero debido a la pandemia de coronavirus continúa.  Volver a casa se ha convertido para muchos en un objetivo casi imposible. Y otros desconocen cuando podrán hacerlo.

Para el primer caso tenemos un nombre, Elena, y para el segundo otro, Elisa.

Elena se ha puesto en contacto con Confidencial Digital desde Brasil. La joven madrileña viajó a Chile hace más de un mes para visitar a unos amigos. Allí le robaron el pasaporte y, mientras le facilitaban uno nuevo, estuvo trabajando en un hostal en la playa.

“Cuando el coronavirus llegó a España yo me encontraba ya en territorio chileno. Tenía comprado con varios meses de antelación un vuelo de Iberia con destino a Barcelona que tenía que haber partido el 11 de marzo”, cuenta la joven.

La misma mañana del 11, Elena recibió un e-mail en el que le informaron de que su vuelo había sido cancelado, y le facilitaron un número de teléfono para realizar reclamaciones y con el que podría solicitar el reembolso.

“Lo primero que hice fue llamar, pero nunca me atendieron. Estuve llamando a ese número durante 13 días, y siempre recibía el mismo mensaje: Debido al alto número de consultas relacionadas con el Covid-19, todos nuestros agentes se encuentran ocupados, inténtelo de nuevo más adelante”, relata Elena.

Ante la desinformación de la aerolínea, llamó al consulado. Allí le recomendaron que comprara otro billete lo antes posible, aún a riesgo de perder de nuevo el vuelo y el dinero.

Unos billetes que dos meses antes costaban 297 euros, ahora, el más barato valía 800 euros y el más caro, 2050.

Rumbo al aeropuerto

Una vez comprado el billete para el día 24 de marzo, Elena se dirigió al aeropuerto. “Pude contemplar con estupor como anulaban el 80% de los vuelos con destino al aeropuerto de Chile”, prosigue la joven.

La combinación del vuelo era Chile-Brasil-Madrid. El primero posible se retrasó dos horas y media. Elena fue a la ventanilla de la compañía de Latam-Iberia en el aeropuerto para informar de que, debido a este retraso, perdería el siguiente de enlace.

“Estaba haciendo cola para el mostrador de Latam en el aeropuerto, cuando se me acercó una empleada de la aerolínea. Me dijo que me querían anular los dos vuelos que tenía comprados y que me darían uno directo a España para el día siguiente”.

“Yo no lo entendía. Mi vuelo iba a salir, con retraso, pero iba a salir. Lo único que quería era que me informaran sobre el segundo, no que me cancelaran los dos. Yo podía ver en la pantalla del aeropuerto cómo fueron cancelando todos los vuelos menos el mío y un par más”, cuenta.

Vuelos cancelados

La azafata insistió mucho, pero Elena se mantuvo firme y decidió no cambiar su vuelo.

“Estaba atrapada en Chile y ahora, en el aeropuerto. ¿Por qué tenía que quedarme un día más aquí, si no tenía ni hotel ni comida ni donde dormir? Además, una vez que te sellan el pasaporte no puedes volver a la ciudad”, explica. Así que se encontró bloqueada en la zona de internacional, sin poder abandonarla.

“Me cambian el vuelo sin preguntar”

A pesar de la insistencia de la aerolínea, finalmente Elena voló a Sao Paulo (Brasil). Una vez en ese país, trató de que le reasignaran otro vuelo porque, debido al retraso, había perdido el enlace con el siguiente vuelo.

Para su sorpresa, la compañía Latam le informó de que su vuelo era para el día 25 y no para el 24.  Elena comprobó sus datos y, efectivamente, su vuelo salía el día 25. Pero no era un error cualquiera.

“En mi primera tarjeta de embarque ponía, y se puede leer, que mi vuelo salía el día 24 por la noche. ¿Qué había pasado? Pues nada, que, cuando hice el checking con Latam, me cambiaron la fecha para el siguiente día sin decirme absolutamente nada”, denuncia la joven madrileña.

WhatsApp Image 2020-03-25 at 13.07.32

Elena tuvo que pasar dos días enteros en el aeropuerto de Sao Paulo. Durmió encima de su maleta y sin las medidas de protección adecuadas para protegerse del Covid-19. Sin embargo, finalmente logró llegar a España.

Atrapada en un hotel de la India

A diferencia de Elena, Elisa aún no ha podido volver a casa. Esta joven canaria viajó a la India en enero, para visitar a su novio que lleva en el país desde agosto.

Elisa y su pareja tenían comprado un billete a España con la aerolínea Emirates para el 2 de mayo. Sin embargo, ante la situación generada por el coronavirus, trataron de cambiar la fecha.

“Intentamos contactar con Emirates una y otra vez, pero nada. Una amiga nuestra se acercó a las oficinas de Kolkata pero también estaba cerrada. Nuestras familias en España también lo han intentado una y otra vez sin resultado”, relata la joven canaria.

Elisa y su novio se encuentran ahora mismo en Goa, la antigua colonia portuguesa situada al oeste de la India. “Estamos viviendo aquí en un hotel, nos están tratando muy bien y nos han dicho que podemos quedarnos todo el tiempo que necesitemos”, asegura.

Ni un avión hasta el 14 de abril

La canaria se ha puesto varias veces en contacto con la embajada española.

“Hemos recibido información bastante contradictoria por parte de la embajada. Por un lado, nos aconsejan que volvamos lo antes posible a España; pero, por otro lado, nos advierten de que muchas compañías aéreas están vendiendo billetes que luego se cancelan en el último momento”, explica.

No queremos quedarnos tirados en el aeropuerto o en otra ciudad como les está pasando a muchos otros españoles”, indica Elisa.

Según les informa la embajada, no va a salir ningún avión de la India hasta el 14 de abril. Lo que les obliga a permanecer más de 15 días más en aquel país, como mínimo.

Ni agua ni comida

“Nosotros estamos bien en el hotel. Pero aquí la situación es muy complicada: todas las tiendas o supermercados se encuentran cerrados. No podemos comprar comida ni agua. Solo están abriendo los negocios clandestinos”, explica.

Elisa y otros españoles que se encuentran actualmente en la India se mantienen en contacto diario entre ellos gracias a Whatsapp. “Somos en torno a 600 españoles”, indica.

Españoles por el mundo

En Filipinas, 11.000 españoles han logrado regresar. Sin embargo, más de 400 todavía permanecen en el país.

En Perú, más de 900 se encuentran aislados en el país sin poder volver y sin la asistencia de la embajada.

El crucero Costa Pacífica -que tenía previsto atracar la semana pasada en España y que nunca lo hizo- cuenta con más de 150 pasajeros españoles. Otros 200 españoles están navegando por el Índico en busca de un puerto junto a otros 1.500 pasajeros del mismo barco.

El pasado miércoles, la ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, aseguró, durante su comparecencia en La Moncloa, que el Gobierno esperaba poder recuperar a los más de 5.000 españoles que se encuentran fuera del país y que tienen teniendo problemas para regresar.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?