Vivir

La Fiscalía se plantea actuar de oficio contra la organización relacionada con varios secuestros de menores

La presidenta de Infancia Libre y su abogada se han visto envueltas en casos de sustracción de niños y denuncias falsas contra los padres. Podría ser imputada por organización criminal

Custodia compartida.
photo_cameraCustodia compartida.

Infancia Libre se define como “una asociación de madres que trabaja para combatir el abuso sexual infantil” y a ella pertenece María Sevilla, detenida  el pasado 2 de abril por secuestrar durante dos años a sus dos hijos.

Los pequeños, en búsqueda desde 2017, permanecieron todo ese tiempo sin escolarizar y presentaban dificultades para hablar y escribir. Su madre, que había perdido la custodia sobre ellos en sentencia firme, sólo les permitía salir unas horas al día del zulo donde se encontraba, en Villar de Cañas (Cuenca). La niña olisqueaba, como si fuera un animal, a los agentes que les liberaron, incapaz de dirigirse a ellos mediante el habla.

Pues bien. Según ha sabido Confidencial Digital, miembros de la Fiscalía madrileña estudian iniciar diligencias de investigación contra Infancia Libre, la asociación que preside Sevilla y a la que pertenecen otras dos mujeres implicadas en otro presunto secuestro de menores.

Se trata de la sustracción de una niña de diez años desaparecida desde octubre de 2017 por su propia madre, que presentó varias denuncias contra su ex pareja, el padre de la pequeña, por violencia de género y abusos contra la niña. Estas denuncias fueron sistemáticamente archivadas.

La madre de la menor y su abogada, Carmen Simón, son miembros de Infancia Libre, razón por la cual el Ministerio Público se ha planteado investigar si la asociación constituye una organización criminal, delito que imputaría a sus dirigentes y a parte de sus socios.

Según las fuentes consultadas, se trata de dilucidar si Infancia Libre seguía el mismo modus operandi en todos los casos que caían en sus manos: alejamiento de los hijos de sus padres, aunque hubiera sentencia firme que obligara a las madres a compartir la custodia, y hasta el punto de esconderles en paradero desconocido, y presentación de denuncias falsas contra los progenitores para intentar alejarles de los menores.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?