Vivir

Un informe del Gobierno asegura que solo denuncia 1 de cada 10 víctimas de agresiones homófobas

El documento del Ministerio del Interior también concluye que los delitos de odio han aumentado un 43% en el último año

Orgullo Gay.
photo_camera Orgullo Gay.

A escasas semanas de las celebraciones del orgullo gay en Madrid, desde las autoridades todavía no se han pronunciado al respecto de este notable crecimiento de los casos de delitos de odio en contra del colectivo LGTBI.

Desde el interior del propio colectivo se cuestiona si realmente el Estado de Derecho cumple su función de proteger a la ciudadanía al completo ya que son solo una de cada diez las víctimas que interponen una denuncia tras sufrir este delito.

Esta cifra es proveniente de un informe del Ministerio del Interior. Para él, se preguntó a casi 500 del colectivo víctimas de delito de odio, En él, nueve de cada diez reconocieron que no habían presentado una denuncia por miedo.

“Todavía existen muchas resistencias a la denuncia formal por parte del colectivo LGTBI por varias razones fundamentales: el miedo a manifestarse como LGTBI, la desconfianza en las administraciones y los cuerpos y fuerzas de seguridad y la creencia de que no sirve para nada”, asegura la organización Redes Contra el Odio en su informe de 2019.

Los colectivos LGTB resaltan que esta situación es un claro reflejo del descontento y del sentimiento de desprotección de los afectados ya que éstos se enfrentan día a día a los atentados contra su dignidad

El pasado mayo la activista trans Mar Cambrollé, presidenta de la Asociación de Transecuales de Andalucía-Sylvia Rivera, interpuso una denuncia tras recibir amenazas a través de Twitter. Pide que se implanten filtros en esta red social ya que son miles los comentarios negativos que reciben desde el colectivo. “No es libertad de expresión”, recalca mientras recuerda que esta situación provoca causa-efecto, lo que lleva a que los miembros estén cansados de no sentirse protegidos. 

En la primera reunión de la comisión de seguimiento del II Plan de Acción Contra los Delitos de Odio se centraron en posicionar a la víctima en el centro. Pero, para Cambrollé esto no es suficiente. “Hay que acabar con la impunidad de delito de odio, sobre todo en Twitter”, resalta la presidenta de Plataforma Trans en España. Además, destaca la urgencia de actuar cuanto antes ya que asegura que, en otros países como Alemania, ya sancionan a los perfiles que se esconden tras estas conductas inaceptables. 

Además, el Gobierno se presenta para la presidencia de la Unión Europea en 2023, con todas estas cuestiones sin resolver, Cambrollé se pregunta “¿con qué cara se van a presentar?”. Añade además que, para presidir la Comisión Europea, antes debería haber respuesta a estos problemas que afectan a tantas personas. 

 

El centro comercial de la ciudad de Kremenchuk después de haber sido atacado por Rusia

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?