Vivir

Los inmigrantes que llegan a Canarias no vienen insultando, llenos de dinero o con los móviles más modernos

Las organizaciones que les atienden desmienten el bulo de que se presentan con bolsas llenas de efectivo, ofendiendo a los canarios y con los últimos iPhone

Rescate de inmigrantes en pateras.
photo_camera Rescate de inmigrantes en pateras.

Desde octubre ha circulado por los medios información sobre los inmigrantes que llegan a las Islas Canarias que diferentes asociaciones con las que ha contactado ECD desmienten. Fuentes de la Federación de Empresarios de Hostelería y Turismo de Las Palmas (FEHT) aseguran que, nada más llegar, “están agotados y muchos de ellos malheridos por la precaria situación del viaje que han hecho durante muchos días”. Si llegan con móviles suelen ser de marcas chinas o coreanas que “son muy baratos”, añaden.

Por otro lado, según Cruz Roja y el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), no tienen dinero y la ropa que llevan destaca por su mal olor y por su ausencia, ya que “muchos aparecen casi desnudos o con poca ropa y rota”, afirma Tom Smulders, vicepresidente de FEHT. De hecho, Cruz Roja les ofrece ropa limpia y nueva y “son muy agradecidos y respetuosos”, aseguran fuentes de ACNUR a ECD.

Quieren abandonar la isla

Su actitud es amable y respetuosa, por lo menos del 95% de ellos, ya que siempre hay alguno más activo o que no quiere seguir las recomendaciones, según la Asociación de Saharauis de Canarias. “Los más simpáticos y agradecidos son los subsaharianos”, aclara. Pero la gran parte de ellos declaran que quieren ir a ver a sus familias o a buscar trabajo en otras ciudades porque les ofrecen más recursos, por lo que se quedan en la isla hasta que tienen la posibilidad de irse.

La mayoría de ellos no quieren quedarse en la isla porque quieren ver a sus familias o porque saben que en otros países europeos tienen más posibilidades para encontrar trabajo o recursos para vivir, según aseguran fuentes de FEHT. “Hablan de su deseo de ir a la península o a países como Francia, Bélgica, Alemania, Dinamarca, Suecia o Inglaterra”, añaden.

¿Qué hacen una vez ahí?

Desde que llegan el protocolo de actuación es muy estricto. Se hace un registro de todos ellos y se les realiza la prueba del Covid. Todo ello controlado por Cruz Roja. “Llegan fatigados, pero en general son tranquilos”, asegura una intérprete de la Asociación de Saharauis de Canarias. La mayoría suelen ser “hombres altos, jóvenes y fuertes”, afirma Tom Smulders.

Del muelle les trasladan a los alojamientos turísticos en los que van a hospedarse con un autobús para ellos, de lo que se encarga Cruz Roja. Si salen del establecimiento pierden su plaza, lo cual les explican los intérpretes a su llegada, aclaran fuentes de la Asociación de Saharauis de Canarias. Además, la población canaria suele ser muy solidaria con ellos, según afirman de ambas organizaciones.

¿Dónde se quedan?

Smulders asegura a ECD que hay unos cinco o seis centros de acogida para los inmigrantes menores de 18 años que son controlados por el gobierno autónomo. Además, se están creando nuevos centros de acogida para el traslado de personas a otros sitios. Sin embargo, otros 6.000 adultos aproximadamente se hospedan en complejos turísticos que están vacíos hasta su llegada a ellos. Los apartamentos son muy similares y los hoteles son de tres estrellas o más. El servicio que reciben en esos complejos es “decente y adecuado”, afirma Smulders. Tienen tres comidas al día y el mismo servicio que el resto de turistas en otros complejos.

Advertisement

El vídeo del día

La pandemia de coronavirus suma
cerca de 630.000 casos a
nivel mundial.
Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable