Vivir

Investigada una profesora por maltrato infantil a un niño de cuatro años

Un juzgado de Reus ha abierto diligencias tras acceder a audios en los que se escucha a la maestra vejando al pequeño

Juzgados de Reus.
photo_cameraJuzgados de Reus.

El juzgado de instrucción número 4 de Reus (Tarragona) ha iniciado diligencias de investigación contra una profesora de Educación Infantil del colegio Mowgli por un presunto delito de maltrato a un pequeño de cuatro años. La semana pasada saltó un caso parecido en Dos Hermanas (Sevilla) por vejaciones a un niño autista.

Según ha sabido Confidencial Digital, el juez ha citado a declarar el próximo 17 de julio a la directora del centro, la jefa de estudios, otras dos profesoras y el representante legal del colegio.

Comportamiento extraño

Los padres del niño presentaron una denuncia en febrero, ante el juzgado de guardia de Reus, al advertir un comportamiento extraño por parte del pequeño.

Había iniciado el colegio en septiembre, y a las pocas semanas comenzó a morderse las uñas, incluidas las de los pies, hasta el punto de sangrar, y también a hacerse sus necesidades encima.

Los padres mantuvieron cuatro reuniones con la dirección del centro para averiguar qué le sucedía a su hijo. La respuesta que recibieron fue que en la escuela no habían advertido nada raro en el niño.

Una grabadora

Ante esto, los padres decidieron introducir una grabadora en el bolsillo del abrigo del pequeño para averiguar si realmente ocurría algo en el aula que no hubiera llegado a la dirección del colegio.

De las 21 horas de grabación obtenidas, escucharon a la tutora lanzando insultos a su hijo y a otros niños.

ECD ha podido acceder a algunos de los audios, en los que se puede escuchar a la maestra llamando a gritos “guarro” y “asqueroso”, entre otras expresiones vejatorias, al pequeño.

Reacción del colegio

Los padres presentaron la denuncia ante el juzgado y acudieron además al Mowgli. Mostraron los audios a la directora y a la jefa de estudios. Éstas les aseguraron que no podían despedir a la docente por este motivo, pero que tomarían otras medidas.

El pequeño pasó una semana sin acudir a clase y comenzó a recibir tratamiento psicológico.

ECD se ha puesto en contacto con la directora del colegio, que ha declinado hacer comentarios sobre el asunto. También ha tratado de obtener la versión de la profesora, pero la dirección del centro se ha negado a que la docente atienda la llamada de este medio.

Otras denuncias

Los padres también presentaron denuncias y quejas al inspector del colegio, a la regidora de Ensenyament de Reus, al jefe de Inspección de Servicios Territoriales de Tarragona, y a la conselleria de Ensenyament de la Generalitat.

Los Servicios Territoriales de Tarragona iniciaron un expediente sobre el asunto, y fue entonces cuando el colegio resolvió apartar a la profesora del cargo de tutora y asignarle funciones de sustitución en cursos de Primaria, siempre acompañada de otro docente.

En respuesta a la Inspección de Educación, la maestra envió una carta de alegaciones asegurando que cuenta con el amparo de la ley y calificando a los denunciantes de “malos padres” y “despreocupados”, además de afirmar que obligaban a su hijo a ingerir laxantes.

Retrocesos asilados

El pequeño experimentó retrocesos puntuales cuando la profesora apartada entró en alguna ocasión en el aula donde se encontraba.

Los padres han reclamado que no se produzca más esa situación, pero la dirección del centro les ha respondido que sólo lo ha hecho por realizar gestiones burocráticas concretas.

Asimismo, se ha asignado un puesto diferente al niño en el comedor escolar para evitar encontrarse con la maestra.

Según ha sabido este periódico, la investigada ha sido citada a declarar en el juzgado pero se acogió a su derecho a no declarar.

El caso de Dos Hermanas

El caso de Dos Hermanas (Sevilla) saltó a la luz la semana pasada, cuando cuatro profesoras de un colegio fueron denunciadas por presunto trato degradante a una niña autista de 7 años.

Los padres decidieron introducir una grabadora en la mochila de la alumna, ya que había sufrido dos ataques de epilepsia en poco tiempo y se autolesionaba desde hacía semanas. Sospechaban de un posible caso de acoso escolar.

En cambio, al escuchar las grabaciones, hallaron gritos e insultos de hasta cuatro docentes del colegio: "esta niña tiene el cerebro cascado", "yo también sé dar golpes", "ya se ha trastocado", "lávate las manos, cochina, que te estoy viendo jugar con los mocos” o "en el manicomio de Miraflores había este perfil en adultos”, son algunas de las frases que lanzaban a la niña y por la que los padres han presentado una querella contra las maestras.

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 3 de Dos Hermanas ha admitido a trámite la querella y ha citado a declarar a las profesoras investigadas el próximo 28 de junio.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?