Vivir

Los jóvenes ‘coleccionan’ variantes Covid: “Yo tengo alfa, beta y ómicron”

Los que han padecido la enfermedad compiten entre ellos a ver quién se ha infectado con más cepas

Algunas personas en la calle Primer de Maig, donde se realiza un ensayo clínico sobre coronavirus, a 20 de mayo de 2021, en Barcelona, Catalunya (España).
photo_camera Algunas personas en la calle Primer de Maig, donde se realiza un ensayo clínico sobre coronavirus, a 20 de mayo de 2021, en Barcelona, Catalunya (España).

Desde el inicio de la pandemia, se ha percibido que el SARS-CoV-2 afecta en mayor medida a las personas con edades avanzadas, quedando los jóvenes en un ‘segundo plano’ de peligrosidad. Esto se refleja directamente en el número de ingresos, tanto hospitalarios como en UCI, y en el volumen de fallecimientos

Sin embargo, los jóvenes son quienes en mayor medida han ‘sufrido’ las medidas sanitarias, al ver limitada su vida social, en unas edades en las que, según los psicólogos, es fundamental. 

Sin embargo, muchos de ellos han decidido hacer frente a la pandemia con humor.  Confidencial Digital ya puede contar que ahora los jóvenes coleccionan variantes del Covid y ‘compiten’ por ver quién tiene más. “Yo tengo ómicron”. “Yo alfa y delta”. “Yo no tengo ninguna”. “Pues yo debo tenerlas todas; tengo ya alfa, beta y ómicron, ¡solo me queda la delta así que gano!”

Son algunas de las frases más reproducidas estos días entre grupos de amigos menores de treinta años, que han optado por usar el humor para sobrellevar esta situación. 

La joven que colecciona tres cepas

María (nombre ficticio), una joven gaditana de 24 años, se contagió por primera vez de Covid en febrero de 2020, durante un viaje a Hungría. “Volvimos las tres amigas con fiebre, dolor de cabeza y cansancio”. Cuenta que, en un primer momento, creyó que era gripe, pero una prueba serológica en junio confirmó que había pasado el Covid

Meses después volvió a rozar la infección durante su Erasmus en Coímbra. “Vivíamos nueve en una casa y lo cogieron todos menos yo; supongo que porque lo pasé en febrero”. 

En mayo de 2021, María estaba viviendo en Ámsterdam y regresó un par de semanas a España. “Volví a tener algunos síntomas. Me hice la prueba de antígenos por si acaso, y di positivo: ya tenía las variantes alfa y beta”. Esta vez los síntomas fueron más leves. 

Tras esquivar la variante delta, María se volvió a infectar en diciembre de 2021 con ómicron. “Los síntomas son aún más leves: un poco de congestión y un par de noches con unas décimas de fiebre”. 

Odisea para vacunarse

María, que colecciona las variantes alfa, beta y ómicron, cuenta a ECD la odisea que pasó para vacunarse

 

“Ha sido un lío, porque me tocaría vacunarme con una dosis, pero solo te reconocían con una dosis la pauta completa si presentabas una PCR positiva de los últimos seis meses, y yo de entonces solo tenía una de antígenos. Además, por haberlo pasado escasos meses antes de la convocatoria, decían que tenía que esperar”. 

Finalmente María consiguió acreditar que había pasado la enfermedad en mayo e inyectarse una dosis de la vacuna Covid, que le fue reconocida como pauta completa.

Miedo a volverse a infectar ¿peligro o soledad?

ECD se ha puesto en contacto con jóvenes que han pasado la enfermedad, y cuentan que tienen miedo a volverse a infectar, pero por motivos diferentes. 

Claudia (nombre ficticio), que se ha contagiado únicamente con la variante ómicron, explica que su miedo es volverse a infectar y con ello transmitir la enfermedad a sus familiares, que por la edad podrían ser personas de riesgo pese a estar vacunados. 

Almudena (nombre ficticio), que trabaja cara al público y cuenta que estuvo ingresada en el Hospital Isabel Zendal el pasado mes de agosto con la variante delta, y que tuvo a su padre en la UCI, niega tener miedo por temas de salud a volverse a infectar. “En casa tenemos anticuerpos de sobra”. Sin embargo, sí le preocupa contagiarse y encontrar problemas en el trabajo. “Perdí mi trabajo cuando estaba de baja por Covid en agosto por ‘falta de rendimiento’ y ahora no puedo perder este”. 

Jorge (nombre ficticio) se ha contagiado en dos ocasiones, cree que con las variantes beta y delta. Pese a vivir con sus padres, niega estar preocupado por infectarse con la variante ómicron. Su miedo es volver a estar aislado. “Después de dos cuarentenas, una de ellas en Grecia, no quiero pasarme las fiestas, con veinticinco años, solo”.

Por un motivo u otro, aseguran que cumplen todas y cada una de las medidas sanitarias aprobadas por el Gobierno y que están deseando que la pandemia remita y así “recuperar la vida normal para poder vivir sin miedo”.

Ozark -Temporada 4 - Parte 2 Netflix

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?