Vivir

Llevan a Renfe a los tribunales por una caída en una escalera mecánica fuera de servicio

El accidente se produjo en la estación de Atocha de Madrid y el denunciante asegura que fue provocado por falta de señalización

Varios pasajeros se disponen a coger un tren en el andén de la estación de tren de Renfe de Alcorcón (Madrid)
photo_cameraVarios pasajeros se disponen a coger un tren en el andén de la estación de tren de Renfe de Alcorcón (Madrid)

La principal operadora ferroviaria de España se enfrenta a una demanda cuyo juicio tendrá lugar el próximo 18 de noviembre. Ha sido interpuesta por un hombre de 71 años de edad, el cual sufrió un accidente hace tres años en las escaleras mecánicas de la Estación de Atocha-Cercanías de Madrid.

El vídeo del día

Garriga (Vox) justifica la moción como “un deber nacional”.

El incidente le provocó un derrame cerebral, la rotura de ambos húmeros y múltiples heridas por todo el cuerpo. Ha perdido el 25% de movilidad en un brazo y el 49% del otro, además de las secuelas psicológicas que acarrea. Tal y como cuenta su hijo, su padre “no ha vuelto a subir a unas escaleras mecánicas”.

Las escaleras mecánicas donde tuvo lugar la caída, se encontraban paradas en el momento del accidente. La mujer de la víctima, presentó dos hojas de reclamaciones a las que Renfe respondió con una carta - a la que ha tenido acceso ECD - en la que señala que esas escaleras mecánicas “se encontraban fuera de servicio por cuestiones técnicas y de seguridad”.

En la carta que respondió Renfe señalan que la estación notificó el accidente a la aseguradora, y garantizó que se pondría en contacto con ellos para tramitar el incidente.

“Fuera de servicio, pero permitidas para el tránsito de personas”

El denunciante alega que las escaleras no disponían de una señalización en la que se pudiese ver que estaban fuera de servicio. “Renfe retiró las vallas dejando las escaleras paradas”, afirma.

El hijo del denunciante contactó además con la empresa de mantenimiento de las escaleras mecánicas, declarando que no todas habían pasado un control y que podían suponer un problema de seguridad.

Dada la gravedad de la caída y para que “no volviera a pasarle a nadie más” este incidente, formuló una queja ante el Defensor del Pueblo, el cual indicó tres meses después que “en cumplimiento de la normativa sobre protección civil..., se ha decidido su apertura de uso al viajero, siempre con personal informando de su estado.”

Con esta declaración, el denunciante alega además que Renfe no comunicó al Defensor del Pueblo varios hechos: que las escaleras mecánicas permanecieron valladas aproximadamente tres semanas, y que Renfe quitó las vallas y permitió el tránsito por ellas a pesar de estar fuera de servicio.

El juicio tendrá lugar el 18 de noviembre en el Palacio de Justicia de Sagunto en Valencia, al que acudirán además varios testigos, entre ellos un trabajador de Renfe. La operadora ha declarado que esperará a que salga el juicio para en todo caso poner una reclamación

‘35 Escalones’, el libro que habla de la odisea de su padre

Tras toda la problemática causada por las escaleras mecánicas, un accidente que “cambió la vida” de este hombre para siempre, su hijo ha decidido escribir un libro para contar lo ocurrido, no sólo en relación a Renfe sino también con las operaciones y penurias pasadas en el Hospital Fundación Jiménez Díaz, en donde según él “le hicieron pasar más de 90 interminables horas en un box de urgencias, causándole un sufrimiento inhumano terrible.”

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?