Vivir

Magaluf se prepara para un repunte de borracheras y ‘balconing’ este verano

Se espera un aumento en la llegada de turistas británicos que buscan realizar el llamado “rito de iniciación” tras la pandemia

Zona de copas de Magaluf.
photo_camera Zona de copas de Magaluf.

Desde principios de los 2000 Magaluf se ha convertido en el destino líder para que los jóvenes británicos vivan su “rito de iniciación”. Esta costumbre inglesa consiste en hacer un viaje con los amigos al cumplir los 18 años, o pocos después,  para emborracharse y desfasar.  Hace más de 20 años, el empresario Thomas Cook comenzó a ofrecer viajes a Mallorca desde Reino Unido, con todo incluido, por unos 300 euros. Estos precios tan baratos posicionaron a la isla española como una de los destinos más demandados por los jóvenes británicos. 

Cuando comenzó la moda de realizar este “rito” en Magaluf, el turismo de excesos encontró un hueco en la isla porque “faltaba normativa más dura”, explica Nati Francés, portavoz del Ayuntamiento de Calviá, a Confidencial Digital. Hoy en día, la ciudad sigue trabajando para cambiar esta situación. Ahora que se acerca el verano, tras dos años sin poder viajar prácticamente, se espera una explosión de turistas que busquen recuperar el tiempo perdido. 

El problema radica en el alcohol

El turismo de exceso gira en torno a la ingesta masiva de alcohol. Actualmente, siguen existiendo locales que ofrecen bebida de alta graduación a precios muy económicos para atraer así a los turistas. “Ahora mismo el problema se concentra en 600m de Magaluf, el resto ya hemos conseguido reconducirlo”, explica Nati Francés. Sin embargo, este grupo de negocios se niegan a dejar atrás su modelo de trabajo, pues es una forma de conseguir mucho dinero, en poco tiempo. 

Por su parte, el gobierno local quiere cambiar el producto en el que se ha convertido Magaluf. “No estamos en contra del ocio nocturno, pero con moderación”, aclara la portavoz. Además, explica que poco a poco se está consiguiendo bajar el porcentaje de turistas que van buscando borracheras y se reciben a más familias que demandan vacaciones responsables. 

Ley contra excesos

A finales de mes el gobierno mallorquín concederá al Ayuntamiento de Calviá capacidad sancionadora para aplicar el Decreto Ley contra turismo de excesos. Este se aprobó en 2020 y busca dar a Magaluf un turismo más sano. La norma, entre otras cosas, prohíbe las ofertas de alcohol agresivas, es decir, a un precio muy por debajo del de mercado. También obliga a cerrar a las 21:30 horas a todos los supermercados de la zona que vendan alcohol de alta graduación. 

Las consecuencias para los locales que no cumplan con esta ley pueden ir desde sanciones económicas, hasta incluso el cierre, si las multas son reiteradas. El hecho de que el Ayuntamiento de Calviá tenga capacidad sancionadora agilizará mucho los trámites a la hora de castigar a un local que no cumpla con la legislación. La portavoz del Ayuntamiento añade que se espera que “de aquí a 3 o 4 años se pueda eliminar el Decreto Ley contra los excesos porque ya se habrá conseguido controlar la situación”.

Medidas de prevención y cambio

Además, para este verano el Ayuntamiento destinará refuerzos de policía local en la zona y ha solicitado más efectivos de la Guardia Civil para poder controlar posibles altercados. También, se están trabajando en campañas de concienciación que animen a practicar un turismo más responsable. La última de ellas, “Stick with your mates”, promueve entre los jóvenes cuidarse unos a otros durante sus vacaciones en las Baleares.

A todo esto se añade que desde el Ayuntamiento se están ofreciendo subvenciones para la reconversión de la zona de Magaluf. La idea es ayudar a los hosteleros a cambiar su modelo de negocio y orientarlo a otro tipo de turismo más sano y cívico. Las inversiones privadas también han ido en esta dirección, por ejemplo, las cadenas hoteleras han hecho un gran desembolso para mejorar sus instalaciones. “Ahora el 70% de los hoteles de la zona son 4 o 5 estrellas, lo que sube el nivel y dificulta seguir haciendo ofertas tan agresivas que promuevan el turismo de excesos”, explica Natali Francés.

 

El FBI registra la mansión de Donald Trump de Mar-a-Lago

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable