Vivir

El maltrato animal se disparó durante el confinamiento

Noventa protectoras han detectado que las denuncias han acabado sin sanción

Maltrato animal
photo_camera Maltrato animal

El Instituto de Políticas Públicas de Protección Animal (IPPPA) realizó el pasado miércoles un estudio sobre el maltrato animal basándose en una encuesta a 120 protectoras sobre la situación de estos desde el principio del coronavirus. Un 51,6% de las protectoras ha detectado más casos durante estos meses de confinamiento social.

El estudio indica que no solo se están maltratando y abandonando gatos y perros, que es lo más habitual, sino cada vez más otro tipo de animales como tortugas o roedores. Según afirma Rubén Pérez, portavoz de IPPPA, “como la gente no está acostumbrada a estar encerrada en sus casas, se irritan y lo pagan con sus mascotas”. “Si antes recogían diez perros en una semana, ahora pueden ser quince o veinte”, añade. Sobre todo, en los meses posteriores a la declaración del primer Estado de Alarma, ya que hubo gente que vendía o arrendaba perros para poder saltarse el confinamiento domiciliario y luego se deshicieron de ellos.

Según IPPPA, en España hay aproximadamente unos 10 millones de animales que están presentes en casi la mitad de los hogares del país y “hay muchas circunstancias de maltrato de baja intensidad, no necesariamente golpes o brutalidad, que no se denuncian por miedo, por justificaciones varias como el “se ha hecho así toda la vida” o por vecindad”.

No hay castigo

Por otro lado, el informe también declara que hay una falta de sanciones, inhabilitaciones o condenas, a pesar de las advertencias constantes por parte de las protectoras. El 78,4% de los encuestados considera que sus denuncias “no han acabado en reproche alguno”, ya que los autores de los sucesos no han sido sancionados o no tienen un procedimiento penal contra ellos.

Falta de formación

La totalidad de las protectoras consultadas por IPPPA considera que “las fuerzas de seguridad y el cuerpo funcionarial no tienen formación adecuada en Protección Animal”.

Existe un abandono de 150.000 animales cada año, además de los voluntariados que no pertenecen a ninguna ONG o a otros colectivos y que “rescatan miles de animales al año”, aseguran desde IPPPA a ECD.  Por eso es prioritario, según Rubén Pérez, que todos los funcionarios que tengan contacto con la materia tengan las herramientas necesarias para tener la mejor respuesta ante un abandono o un caso de maltrato.

No hay una ley para todos

Existen 17 normas autonómicas con respecto al maltrato animal, pero no hay una ley para todas las Comunidades Autónomas que explique cómo actuar o sancionar en cada caso. Existe un Código Penal que recoge estos casos “pero entendemos que no refleja la conciencia social actual al incluir penas bajas”, que son de hasta 18 meses de prisión, por lo que casi ningún maltratador ingresa en la cárcel a no ser que tenga antecedentes penales previos.

El mismo caso de crueldad se puede sancionar con 5.000€ en Galicia o con 150.000€ en Aragón, “por eso es fundamental la propuesta del Gobierno central de elaborar una Ley Marco, que homogenice criterios, que establezca prohibiciones claras como por ejemplo el uso de collares de descargas eléctricas, prohibido en el territorio gallego pero permitido en sus comunidades vecinas”, cuentan desde IPPPA a ECD.

El vídeo del día

Casado pide a Sánchez respetar la decisión del Supremo sobre los presos.
Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?