Vivir

LA OTRA CARA DEL COVID-19

Martínez-Almeida y Andrew Cuomo: Madrid y Nueva York ‘ganan’ el oro en comunicación política en medio del tsunami del coronavirus

De los ocho politólogos o expertos en comunicación política consultados, todos colocan la gestión del alcalde de Madrid frente al coronavirus en su ‘top 5’. Cuatro de ellos le alzan a lo alto del podio por llevar la iniciativa y hablar “sin infantilismos”. El segundo puesto lo ocupan a la vez Pedro Sánchez, Alberto Núñez Feijóo, Juan Manuel Moreno e Isabel Díaz Ayuso. El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, es el líder mundial mejor valorado.

José Luis Martínez-Almeida, alcalde de Madrid, habla con miembros del Samur.
photo_cameraJosé Luis Martínez-Almeida, alcalde de Madrid, habla con miembros del Samur.

Tengo una pregunta para usted: ¿Cuáles son los cinco políticos españoles que mejor están gestionando esta crisis del coronavirus?

Al envite responden ocho politólogos o expertos en comunicación política: Allende Martín, Diana Rubio, Eduardo Bayón, José Fernando García Cumbreras, Jordi Rodríguez Virgili, Juan Ríos, Paco Gutiérrez y Rafael Rubio. Para todos, José Luis Martínez-Almeida está entre los cinco mejores. Para cuatro de ellos, el alcalde de Madrid está siendo el mejor en todo el territorio nacional, con diferencia.

Diana Rubio es doctora y consultora en comunicación política. Antes de ponerse a estudiar la política detrás del telón fue en listas de UPyD. Allí descubrió que no le gustaba la primera línea, sino la trinchera. En 2017 se convirtió en la primera española que ganaba el Napolitan Victory Award en la categoría de Mujer más influyente del año. Actualmente dirige el Instituto Mediterráneo de Estudios en Protocolo. Para ella, Martínez-Almeida “está haciendo una excelente comunicación ante esta crisis. Se le ha infravalorado en muchas ocasiones y está demostrando estar a la altura de las circunstancias, con palabras claras, sin entrar en ataques directos, como sí hace la presidenta de la Comunidad de Madrid, y dedicándose a aportar soluciones”.

Jordi Rodríguez Virgili, profesor de Comunicación Política de la Facultad de Comunicación de la Universidad de Navarra, subraya este boceto inicial concretando los matices: “El alcalde de Madrid es el líder que sale más reforzado. Está centrado en el principal problema: el covid-19. Mantiene una presencia continua en las redes y ante los medios, con un tono sereno, sin excesos ni alardes y con un tono optimista y esperanzador.  Se trata de un optimismo que apela a la responsabilidad de los ciudadanos y llama a la acción colectiva, como diciendo que “Madrid unida es imbatible”.

El vicedecano de Comunicación de la Universidad de Navarra considera que, en estos días, ha quedado patente que Martínez-Almeida “trata a los madrileños como adultos, trasmite una sensación de seguridad, aplomo y empatía. Además, reconoce y agradece con constancia y sin sensiblerías la labor de los principales sectores que se enfrentan al virus”. En su análisis, destaca también que el alcalde de Madrid “predica y ejerce la lealtad institucional, minimizando las críticas, pero reclamando lo que cree justo, y cuenta con la oposición municipal, a la que consulta y mantiene informada. Además, ha creado junto un con el ayuntamiento de Barcelona un grupo de trabajo para compartir soluciones frente al virus”.

Entre otras muchas cosas, Rafael Rubio ha trabajado en más de 30 campañas electorales para distintos partidos y candidatos. Ha sido asesor de la campaña de Mariano Rajoy en las elecciones generales de 2011, 2015 y 2016. Y en las dos de Pablo Casado del 2019.  Colaboró también en la campaña de John McCain en 2008. Trabaja en Dog Comunicación y desde allí ha ayudado a más de 50 compañías asesorándoles en comunicación especializada en el uso de internet y las redes sociales. Para él, Martínez-Almeida también está siendo el político español más solvente, porque “ha tomado la iniciativa, mezcla firmeza y empatía, ha buscado la unión de todos los grupos municipales, se ha convertido en un referente de gestión y ejemplo, avanzando sin infantilismos, hablando claro, pero siempre con esperanza”.

Pedro Sánchez, Margarita Robles y Yolanda Díaz son los miembros del Gobierno mejor valorados. Los presidentes de Galicia, Andalucía, Madrid, País Vasco, Aragón y Extremadura también reciben los aplausos de los expertos

Juan Ríos es consultor político y periodista. En su clasificación española, ofrece su única mención al alcalde de Madrid. Señala: “Martínez-Almeida es el ejemplo claro del liderazgo oculto que surge en período de crisis, aunque habría que analizar pormenorizadamente si ese crecimiento se debe más al mérito propio que al demérito ajeno. Sea como fuere, la gestión del alcalde de Madrid ha recibido el aplauso casi unánime de la ciudadanía por su agilidad, su carácter preventivo, su comunicación solvente y, sobre todo, por su acierto e idoneidad: las medidas aplicadas siempre han estado alienadas con la demanda de una sociedad atemorizada por la expansión del virus”.

Dice Ríos que “sin caer en la sobreactuación ni en la exhibición, el alcalde de Madrid ha conseguido dar un giro a su imagen pública yendo siempre un paso por delante, tanto comunicativa como políticamente, incluso del Gobierno central. La clave de su estrategia ha sido, paradójicamente, mantener una postura coherente alejada de la que mostraba su propio partido hasta ese momento. “Claridad y firmeza, sin medias tintas”, fueron las palabras del propio Martínez-Almeida que se han convertido en su leitmotiv”. En su opinión, en estos días de pandemia, “el alcalde de Madrid está viviendo algo parecido a lo que experimentó Rudy Giuliani en 2001. El ex alcalde de Nueva York catapultó su popularidad aplicando una política de “tolerancia cero” después de los atentados del 11-S. En Madrid, él ha logrado revivir la marca del Partido Popular en la capital gracias a una disciplina efectiva, humana y transversal, sin perder nunca el sentido de la lealtad hacia el Gobierno. Seguramente, Martínez-Almeida sea la sorpresa política de esta crisis, aunque hay que reconocer también que la gestión municipal guarda una distancia enorme con la gestión nacional”.

Según Juan Ríos, “el alcalde de Madrid está viviendo algo parecido a lo que experimentó Rudy Giuliani en 2001” cuando catapultó su popularidad como alcalde de Nueva York tras el 11-S

 

Allende Martín es consultora y CEO-fundadora de CompoLider, Comunicación Política y Liderazgo. Ella coloca a Martínez-Almeida en el cuarto lugar del podio, aunque apunta sobre su gestión: “Serio, claro y directo. En esta crisis ha sorprendido y ha ganado liderazgo”

Su oro es para Margarita Robles, ministra de Defensa, porque es “la que mejor liderazgo expresa ante esta crisis sanitaria extrema”. Para ella, en la intervención del 15 de marzo en la que se anunció el estado de alarma, Robles “fue la que mejor expuso la situación con convicción, contundencia y transmitiendo seguridad a la ciudadanía. También fue la única que no leyó y miraba a cámara. Fue rotunda declarando que las Fuerzas Armadas velarían por la seguridad. Dio una imagen de credibilidad en tono, mensaje y comunicación no verbal. Estos días trasmite una sensación de control de la situación que da tranquilidad a la población”. Añade Allende que “en une entrevista en La Sexta el pasado domingo, 29 de marzo, la ministra de Defensa reconoció que el Gobierno había cometido errores y esto es muy positivo. Refleja transparencia, y advierte ante posibles escenarios anticipándose también a lo que pueda venir”.

Eduardo Bayón es consultor en comunicación política, asuntos públicos y estrategia. En su labor profesional se centra también en el análisis político, el comportamiento de los partidos y la transformación de nuestra sociedad. De hecho, es editor y redactor de la Debate21.es, un medio digital dedicado al análisis político y de actualidad. A Martínez-Almeida le otorga la plata. Su oro en este escenario de tensión política, social y laboral es para Yolanda Díaz, ministra de Trabajo.

Bayón considera que “su figura ha emergido durante las últimas semanas. Además del papel relevante que su ministerio está jugando en la gestión de la crisis, la política gallega utiliza de forma habitual un lenguaje claro y directo que le hace transmitir su mensaje con facilidad. Se muestra accesible en las ruedas de prensa, proporciona información y lo hace con seriedad, pero también con un componente emocional y de cercanía. Ejemplo de ello han sido las ocasiones en las que ha hablado de los trabajadores y trabajadoras en primera persona. Todo esto son elementos esenciales para comunicar correctamente en momentos de crisis”.

La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, es la única referente de Unidas Podemos cuya gestión y comunicación se reconoce ante esta crisis del coronavirus

 

José Fernando García Cumbreras es politólogo y experto en relaciones institucionales y protocolo. Lidera Guadalinfo, la red andaluza de Innovación social que agrupa a más de 750 centros “que apuestan por las personas como mejor motor de cambio y usan las TIC como acelerador”. Considera que Martínez-Almeida “se está convirtiendo en el actor revelación de esta historia”, pero le concede el segundo puesto. El oro de García Cumbreras es para Salvador Illa, ministro de Sanidad, “por el inmenso desafío de afrontar la mayor crisis sanitaria de la historia de nuestro país desde 1918 desde una cartera considerada como una maría a principios de legislatura”.

Por último, Paco Gutiérrez, periodista y consultor en comunicación y lobby, especializado en el sector sanitario y farmacéutico, incluye también a Martínez-Almeida entre sus cinco estrellas, pero le coloca en el último lugar. Su elegido para el oro es Alberto Núñez Feijóo, presidente de Galicia, aunque destaca el buen papel en materia de comunicación institucional de Juan Manuel Moreno Bonilla, presidente de la Junta de Andalucía. En cualquier caso, considera que “las comunidades autónomas lo están haciendo mejor que el Gobierno central” y que “el Ayuntamiento de Madrid y la oposición del PP está siendo, hasta ahora, lo más interesante” en esta vorágine inédita.

La ‘cocina’ de las valoraciones

Los dirigentes de los partidos políticos están casi ausentes en esta clasificación. No hay ningún rastro ni de Vox, ni de Unidas Podemos, ni de Ciudadanos, ni de ninguno de los partidos nacionalistas con representación en la Cámara Baja. En cualquier caso, el secretario general del PSOE y presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, es mejor valorado que el presidente del Partido Popular, Pablo Casado.

Entre todos los participantes en esta muestra, tres incluyen a Pedro Sánchez en su top 5: Allende Martín, Eduardo Bayón y Rafael Rubio, que acota: al menos “en 10 minutos de cada una de sus comparecencias”. Martín cree que el presidente del Gobierno “ha ido de más a menos hasta la toma de las medidas y el decreto del estado de alarma. En sus primeras intervenciones le faltó fuerza y credibilidad. Había mucha retórica en sus discursos y es mejor más concreción y brevedad”. En su opinión, a Sánchez “le ha faltado apoyarse en los demás partidos y dar esa imagen de unidad que ha pedido en el Congreso de los Diputados”. Aunque es el segundo mejor valorado por la experta, considera que “la compra de los test rápidos en mal estado le ha afectado a su liderazgo”.

Sobre el papel de Pablo Casado ante la pandemia, solo Rafael Rubio y Paco Gutiérrez le ofrecen un tercer y cuarto puesto, respectivamente, entre los líderes más efectivos. Rubio cree que el presidente del Partido Popular “está logrando dar el contrapunto a Sánchez sin ser desleal”.

Ni Pablo Iglesias, ni Santiago Abascal, ni Inés Arrimadas han sido votados en esta consulta rápida entre expertos.  La única persona de Unidas Podemos cuya tarea respaldan es la de la ministra de Trabajo, primera para Bayón y tercera para José Fernando G. Cumbreras, que ve a Yolanda Díaz como “la cara menos deteriorada del Podemos del Gobierno. Aporta algo de tranquilidad a los trabajadores en estas circunstancias tan complicadas”.

Además de Sánchez y Robles, Salvador Illa, Fernando Simón y el JEMAD, Miguel Ángel Villarroya, son los miembros del ‘gabinete de crisis’ que suman algún ‘voto’ en esta clasificación

De entre las personas del Gobierno central que están protagonizando la batalla contra el coronavirus, además de Pedro Sánchez, Margarita Robles –“trasmite firmeza y una cierta humildad aceptando errores, fue contundente ante la actitud de Torra y destaca por la defensa de la labor y relevancia del Ejército, subraya el profesor Rodríguez Virgili- Yolanda Díaz y Salvador Illa, encontramos también una mención para dos miembros del gabinete de esta crisis nacional: Fernando Simón por parte de Allende Martín, aunque “su credibilidad ha ido de más a menos por haber minusvalorado el impacto de la crisis”, y el JEMAD, Miguel Ángel Villarroya, por parte de Diana Rubio.

Entre los dirigentes autonómicos más aplaudidos en esta clasificación, Rodríguez Virgili representa el tono de la media: “Me gustó la claridad y contundencia de Isabel Díaz Ayuso en la toma de decisiones, adelantándose al Gobierno central, pero luego creo que se ha enzarzado en demasiadas disputas públicas con éste. También destaco la intervención de Feijóo ante la pregunta de la oposición de por qué ayudaba a Madrid con la cesión de material sanitario.  O Javier Lambán, presidente de Aragón, con su mesa de coordinación que incluye a empresarios, sindicatos y ayuntamientos”. Gutiérrez, García Cumbreras, y Diana y Rafael Rubio destacan también a Juan Manuel Moreno Bonilla, presidente de la Junta de Andalucía.

 Iñigo Urkullu, lehendakari del Gobierno vasco, y el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández-Vara, también encuentran algún eco en esta tabla. Además de la mención común a Martínez-Almeida, la única autoridad municipal con peso en esta lista es Andrea Levy, concejala de Cultura, Turismo y Deportes del Ayuntamiento de Madrid, avalada por Eduardo Bayón.

Photos from the opening of the new Delta Air Lines terminal in LaGuardia Airport in Queens, NY, on Tuesday, Oct. 29, 2019. (Chris Rank for Rank Studios)

El ‘podio’ internacional

Entre los líderes políticos mundiales ante la crisis del coronavirus el consenso es mayoritario al colocar a Andrew Cuomo, gobernador del estado de Nueva York, en lo alto del podio universal. Según Juan Ríos “quizá es el mejor referente por su prudencia en la toma de decisiones, su firmeza y su excelente comunicación. Representa el espejo donde se miran los errores del presidente Donald Trump. Su estilo moderado y sencillo ha conectado con el sector demócrata de todo el país hasta convertirlo en un referente nacional. La comunicación de Cuomo cumple lo que podríamos llamar “la regla de las 4S”: seria, sincera, sencilla y solvente. Consciente de no tener la solución a la crisis, el gobernador neoyorquino no se presenta como un héroe. Es un líder humano, no oculta sus inseguridades, habla con franqueza, utiliza mensajes sencillos y logra transmitir seguridad y optimismo -algo importantísimo entre tanta incertidumbre-, sin renunciar a aplicar medidas duras para que se cumplan las normas del confinamiento”.

Ríos destaca también que “su comunicación no verbal está alineada siempre con el mensaje y la indumentaria, un detalle importantísimo para generar credibilidad. Su uso de las redes sociales posee un elemento diferenciador, porque comunica y gestiona. Habla de tú a tú con el ciudadano, y lo hace como un líder capaz de mostrar la cercanía necesaria en este tipo de casos. Además, expone un marcado lenguaje social que conecta mejor que el léxico tecnócrata y autoritario de otros líderes norteamericanos, como Trump”.

En contraposición con Trump, Andrew Cuomo, gobernador del estado de Nueva York, es el líder mundial más aplaudido por los expertos en comunicación política por su manera de afrontar la pandemia

Rodríguez Virgili añade que Cuomo “ha sabido conectar con sus ciudadanos, es cercano, empático, directo, reconoce sus limitaciones, pero trasmite seguridad. Invita al protagonismo ciudadano con un equilibrio de optimismo y realismo que apela a la responsabilidad de los neoyorquinos. Asume la responsabilidad y quiere centrar en su persona todas las críticas”.

En el ranking de líderes mundiales destacan también Justin Trudeau, primer ministro de Canadá; Giuseppe Conte, primer ministro de Italia; Luis Lacalle Pou, presidente de Uruguay, y Alberto Fernández, presidente de Argentina.

El ‘top 5’ de los expertos

Allende Martín

1. Margarita Robles

2. Pedro Sánchez

3. Isabel Díaz Ayuso

4. José Luis Martínez-Almeida

5. Fernando Simón

Diana Rubio

1. José Luis Martínez-Almeida

2. Javier Lambán

3. Juan Manuel Moreno Bonilla

4. Miguel Ángel Villarroya Vilalta (JEMAD)

5. Isabel Díaz Ayuso

Eduardo Bayón

1. Yolanda Díaz

2. José Luis Martínez-Almeida

3. Pedro Sánchez

4. Andrea Levy

5. Iñigo Urkullu

José Fernando García Cumbreras

1. Salvador Illa

2. José Luis Martínez-Almeida

3. Yolanda Díaz

4. Juan Manuel Moreno Bonilla

5. Guillermo Fernández Vara

Jordi Rodríguez Virgili

1. José Luis Martínez-Almeida

2. Isabel Díaz Ayuso / Alberto Núñez Feijóo / Javier Lambán

3. Margarita Robles

4. Andrew Cuomo (internacional)

5. Luis Lacalle Pou (internacional)

Juan Ríos

1. José Luis Martínez-Almeida (nacional)

2. Andrew Cuomo (internacional)

3. Giuseppe Conte (internacional)

4. Justin Trudeau (internacional)

5. Alberto Fernández (internacional)

Paco Gutiérrez

1. Alberto Núñez Feijóo

2. Iñigo Urkullu

3. Juan Manuel Moreno Bonilla

4. Pablo Casado

5. José Luis Martínez-Almeida

Rafael Rubio

1. José Luis Martínez-Almeida

2. Isabel Díaz Ayuso

3. Pablo Casado

4. Pedro Sánchez

5. Juan Manuel Moreno Bonilla.

La clasificación por menciones

Nacional (en caso de empate, se relatan por orden alfabético del primer apellido).

1. Martínez-Almeida, José Luis

2. Díaz Ayuso, Isabel

2. Moreno Bonilla, Juan Manuel

2. Núñez Feijóo, Alberto

2. Sánchez Castejón, Pedro

3. Díaz, Yolanda

3. Robles, Margarita

4. Lambán, Javier

5. Casado, Pablo

5. Illa, Salvador

5. Urkullu, Iñigo

6. Levy, Andrea

6. Villarroya, Miguel Ángel

7. Fernández-Vara, Guillermo

7. Simón, Fernando

Internacional

1. Cuomo, Andrew. Gobernador

2. Trudeau, Justin

3. Conte, Giuseppe

3. Lacalle Pou, Luis

4. Fernández, Alberto

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable