Vivir

La Otra Cara del Covid-19

Mascarillas, oficinas de teletrabajo, bikinis y motor: el ‘mix’ de la “nueva normalidad” conquista nuestras compras ‘on-line’

Según un estudio realizado por Doofinder, la “nueva normalidad” ya tiene eco en nuestros hábitos de compra ‘on-line’, que sube un 33,5% con respecto a las primeras semanas de la pandemia. Se disparan las ventas de moda de temporada, bikinis o accesorios para coches y motos que miran al final del confinamiento, pero también crecen las ventas para instalar oficinas caseras de teletrabajo, de mascarillas, de cuentos infantiles y de cortaúñas para perros

Compras on-line
photo_camera Las compras on-line crecen un 33,5% en España en las primeras semanas de abril

Un mes después del estado de alarma, los primeros estudios sobre compras en internet reflejan que la escalada se mantiene en nuestros hábitos de consumo. Según un estudio realizado por Doofinder -empresa española que ha desarrollado el buscador interno de más de 5.000 tiendas on-line en 57 países- la demanda de productos a través de Internet ha crecido un 33,5% entre el 1 y el 15 de abril, con respecto a la segunda quincena de marzo.

Aunque en los primeros días del confinamiento comprábamos sobre todo productos esenciales -farmacia y alimentación-, desde finales de marzo han cambiado los patrones y casi todos los sectores comerciales se han visto beneficiados. Ya no compramos por internet productos farmacéuticos y de alimentación, que han moderado sus ratios, aunque “duplican los registros previos a la crisis del covid-19”, como destaca el informe.

Los resultados del análisis de las búsquedas y las compras reflejan dos tendencias paralelas: por un lado, “que la gente sabe que el confinamiento va para largo” -en principio, con fases de desescalada, hasta el 25 de junio-, y por otro, que la “nueva normalidad” de la que habla el Gobierno de Pedro Sánchez ya tiene un reflejo en nuestros clics comerciales. Por ejemplo: estamos comprando más accesorios para poner a punto coches y motos ropa para niños y stocks de temporada y se han disparado las ventas de bikinis anticipando los calendarios del “nuevo contexto vital”, porque estamos deseando salir a respirar aires nuevos.

Es decir, por una parte, seguimos buscando constantemente en internet mascarillas y productos sanitarios de protección difíciles de encontrar con facilidad en la calle y, a la vez, miramos más allá de las cuatro paredes de nuestras casas haciendo la maleta desde el ordenador y preparando todo para dar un portazo de despedida de nuestros hogares en el mismo instante en el que el confinamiento pase a la posteridad.

Bebés y casa y jardín, los ‘e-pasillos’ más visitados

Por sectores, las ventas que más crecen corresponden a productos de bebés y moda infantil (75%), casa y jardín (61%), tecnología y electrodomésticos (43%), motor (37,6%), moda (31%) y juguetes y material educativo (27%). El auge del sector textil es clave, porque en las primeras semanas de confinamiento la venta de ropa infantil bajó un 16% y las casas de moda redujeron sus compras on-line hasta un 55%.

Según el análisis de Doofinder, reducimos nuestras compras en el ámbito del deporte -que sigue vendiendo un 20,6% más-, en productos para mascotas (un 19% más), ocio y cultura (un 11,6% más) y en alimentación (un 3,23% más).

En el capítulo de casa y jardín se nota que los ciudadanos somos conscientes de que nos quedan casi dos meses más de confinamiento con matices, por eso han subido considerablemente las ventas de recursos para la instalación de oficinas caseras para mejorar las condiciones de teletrabajo. Los datos también reflejan que estamos aprovechando estos días para hacer mejoras en nuestras casas.

Con respecto al aumento de consumo digital en la sección bebés, “se mantiene pujante la compra de pañales”, que quizás ya compraremos siempre por internet, y se compran también nidos y cunas ante la imposibilidad de hacerlo en directo en las tiendas físicas. Las prendas infantiles también experimentan un crecimiento evidente de ventas.

La compra de pañales mantiene su tendencia al alza desde que arrancó la crisis del coronavirus. La venta de cargadores de baterías de coche, mesas de oficina y ropa de baño se dispara tras la Semana Santa

 

El adelanto mental de la desescalada se nota particularmente en el aumento de las adquisiciones de productos “para asegurar el correcto mantenimiento del automóvil”. Hablamos de cargadores de baterías, lubricantes, fundas para motos y diversos instrumentos de limpieza. Como el que no quiere la cosa, estamos dejando a punto nuestros motores para cuando suene el campana y se acabó.

El sector de la moda, en general, cambia de rostro. Al parecer, “las ofertas para liquidar stocks están empezando a funcionar” y eso está poniendo las pilas a una sección de compras que estaba siendo de las más golpeadas por las circunstancias de la pandemia. El estudio destaca que “los consumidores han decidido no retrasar más las compras para la siguiente temporada” y que nuestros hábitos e-comerciales de estos días demuestran “un sentido aspiracional”, como refleja “una demanda muy elevada de bikinis” cuando aún quedan muchas semanas para que las playas de España levanten su muro anti virus.

‘Boom’ en repostería, videojuegos, webcams y mascarillas

Sobre los boom de ventas del confinamiento, en las primeras semanas de abril se mantienen los productos relaciones con la panadería y la repostería casera, la demanda de consolas y videojuegos, de webcams, de impresoras y de mascarillas, guantes e higiene de protección, aunque ahora se observa “que el consumidor se está haciendo experto, porque crecen las búsquedas con criterios más técnicos” de estos productos sanitarios orientados a la prevención del contagio.

También ha experimentado un crecimiento importante la venta de puzles y juegos de mesa. Marcas como Lego o Playmobil -referencias de la infancia para muchos de los padres de este confinamiento- han vuelto a la palestra de las compras con una fuerza particular. Al parecer, los juguetes están vendiéndose estos días casi más que en Navidad.

Se venden puzles y juguetes como en la campaña de Navidad. Los padres del confinamiento apuestan en internet por marcas consolidadas, pero de referencia de su infancia, como Lego o Playmobil

Donde hemos bajado el ritmo de compras es en el amplio campo pujante del deporte indoor. Tras el éxito de ventas de las bicicletas estáticas, los rodillos o las esterillas para el ejercicio en casa, las primeras semanas de abril nos hablan de que entramos en fase de mantenimiento físico, con más compras de mancuernas y barras de dominadas. También siguen al alza el consumo de productos relacionados con el cuidado de mascotas. En concreto, según el estudio, los cortaúñas y los kits de higiene dental para perros.

El análisis de Doofinder prevé que “el tráfico, las búsquedas y las ventas van a seguir creciendo durante las próximas semanas en España, como está ocurriendo en Italia, mercado que experimenta un confinamiento idéntico al español, pero con dos semanas de adelanto”.

Una realidad testada en Amazon

La correlación entre el estudio de búsquedas y los productos más vendidos en Amazon es casi absoluta, incluso se mantienen las tendencias en esta última semana de abril. Ayer, en el top de compras del gigante del comercio digital encontrábamos levadura, ginebra y café en cápsulas, en la sección de alimentación. En el pasillo de bebés, las toallitas para pieles sensibles y los pañales eran lo más deseado por la mayoría de los consumidores. En belleza, sérum y barberos electrónicos contra el cierre de las peluquerías, y en bricolaje, las cintas adhesivas y los filtros de carbón para mascarillas faciales se llevaban la palma.

En el apartado de coche y motor también están en la pole los cargadores de batería y la grasa de litio multiusos, y en la planta de deportes: pulseras inteligentes para fitness, bicicletas estáticas y bandas de resistencia elástica para ejercicios caseros. Las pilas destacan en la sección de electrónica, y entre los “grandes electrodomésticos”, salvo campanas extraíbles, pocos aparatos en prime time: lo que llama la atención es el amplio consumo de packs de bolsas transparentes de auto cierre y cajones diseñados para organizar la nevera.

Entre los productos de hogar, la mayoría de los usuarios de Amazon hace clic en un molde para panteones hechos en casa, cartuchos filtrantes de agua y pegamento de barra. En este pasillo sobresale una taza dedicada “a los súper abuelos”, un testamento gráfico del cariño a los más mayores de la familia, que están siendo lo más golpeados por la pandemia. A falta de abrazos, una taza se ha convertido en la mejor medalla de agradecimiento a sus vidas.

Entre los ‘best sellers’ de Amazon hay una taza dedicada a los ‘súper abuelos’, los más golpeados por el coronavirus, y un cojín con este mensaje estampado: “Eres la mejor mamá del mundo mundial”

Las mascarillas son lo más vendido en diferentes secciones, incluso en la de los productos hechos a mano, donde un cojín estampado con un “eres la mejor mamá del mundo mundial” refleja los cocientes de ventas por el Día de la Madre, algo que también se aprecia en el departamento de joyería.

En informática, estos días se venden sobre todo repetidores de extensión de wifi, y en la planta de música, cuerdas de guitarra. Entre los productos culturales, los libros más vendidos son La madre de Frankenstein, de Almudena Grandes; un cuaderno de caligrafía para niños, y La suerte de los idiotas, de Roberto Martínez Guzmán, cuya versión en Kindle es la más comprada en Amazon. El DVD y la versión en blue rey de Frozen II lleva siendo la más deseada desde el arranque del confinamiento. Las canciones en formato mp3 más vendidas son Tejiendo alas, de Malú; Baila morena, de Julio Iglesias, y la versión de Resistiré compuesta para la ocasión por diferentes artistas bajo la batuta de Cadena 100.

Más: paquetes de A4 y subrayadores copan los primeros puestos en el estante de oficina; el juego Virus, rotuladores de colores y pintura para dedos, en la balda de juguetes. De ropa, optamos masivamente por camisetas y bóxeres. En zapatería, los cubre zapatos desechables están por delante, seguido de crocs y zapatillas de fieltro de hombre de estar por casa. Para las mascotas, compramos sobre todo bolsas de excrementos, kits de limpieza dental y toallitas de entrenamiento para primeras necesidades bajo techo. Finalmente, entre las prioridades de productos para la salud y el cuidado personal, la báscula digital y el oxímetro han sustituido a productos anclados en el top ventas desde el pasado Black Friday.

Primeras imágenes del rey emérito Juan Carlos I al llegar a España

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable