Vivir

Medio año después de Filomena quedan por recoger la mitad de residuos vegetales que dejó la tormenta: entre 4.000 y 8.000 toneladas

Los servicios forestales de Bomberos utilizan maquinas trituradoras para astillar las ramas y esparcir los restos por el campo como abono

Incendio en la zona de Artenara//EFE
photo_camera Incendio en la zona de Artenara//EFE

Los restos de Filomena y la llegada altas temperaturas del verano han aumentado el riesgo de incendios en las zonas rurales, algo que ya se ha empezado a notar en Madrid. Seis meses después del temporal Filomena, el Cuerpo de Bomberos de la Comunidad continúa con las labores de prevención y extinción de incendios, teniendo que podar y desbrozar más de 1400 hectáreas.

Según fuentes del Servicio de Incendios Forestales de Bomberos, ya se han trabajado alrededor de 642 hectáreas, más de la mitad del total. También se tienen planificados al detalle los trabajos a realizar en 1.403 hectáreas, lo que supone el 80% de las totales.

Los destrozos por el temporal Filomena se están utilizando para obtener madera, sacada de los fustes que no han quedado muy dañados, y leña que, según el criterio marcado a la Dirección General de la Biodiversidad, pertenece al Ayuntamiento responsable de esa parte de los montes y montañas.

Todas las ramas inservibles y todos los restos del desbroce, pasarán por una astilladora y se esparcirán por los montes para que sirvan como abono. Según las estimaciones del Servicio de Incendios Forestales de Bomberos, de cada hectárea se están extrayendo entre 6 y 12 toneladas de ramas inservibles que serán astilladas. En total, se calcula que en la Comunidad de Madrid el temporal habrá dejado entre 8.000 y 16.000 toneladas sólo de ramas, de las cuales se han recogido ya la mitad, entre 4.000 y 8.000. Todos aquellos residuos vegetales que puedan tener un mínimo valor podrán ser vendidos por las empresas contratadas para reducir costes.

De manera extraordinaria y a causa del temporal, en las labores de prevención de incendios se ha incorporado la presencia de cuatro empresas: Foresa, Pino Forestal Ingeniería, Exver e IGM. Cada una ha obtenido un lote de 750.000 euros de los tres millones de euros extraordinarios que ha aprobado la Comunidad de Madrid para reforzar el dispositivo.

Estos trabajos pueden continuar hasta el otoño, y aunque en noviembre han de quedar finalizados, se prevé que las empresas acabarán antes. En las labores de prevención también participan la Consejería de Medio Ambiente, además de los bomberos y las cuatro compañías contratadas.

Las zonas sur y sureste de la Comunidad de Madrid han sido las más azotadas por el temporal y, dentro de los lugares más afectados, se han caído o retirado hasta el 40% de los árboles.

Ayuso sobre el aborto: “Mi obligación es defender la vida”

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes