Vivir

Musulmanes españoles, divididos ante la imagen que los medios han proyectado de Qatar (y del islam)

“Algunos youtubers se han empeñado en defender el régimen qatarí como si, con ello, defendieran el islam”, dice un líder musulmán

Aficionados cataríes, en el partido inaugural del Mundial (Foto:  Tom Weller / dpa - Only For Use In Spain).
photo_camera Aficionados cataríes, en el partido inaugural del Mundial (Foto: Tom Weller / dpa).

Las cuentas en redes sociales de los activistas musulmanes españoles siguen echando humo a consecuencia de la información sobre el Mundial de Qatar, que todavía sigue llegando a diario.

La celebración de la Copa Mundial de la FIFA en un país islámico ha provocado que decenas de representantes de colectivos musulmanes e imanes se hayan visto obligados a pronunciarse sobre las leyes que regulan la convivencia en ese país asiático. 

Nunca, hasta ahora, había llegado a las pantallas de los televisores y a las redes sociales tanta información sobre cómo se vive en un país que aplica la sharía para regular aspectos de la familia, la herencia y determinados crímenes. 

¿Imagen de país moderno?

Que Qatar haya invertido dinero en este Mundial, con el fin de presentarse al mundo como una nación tecnológica y culturalmente moderna, es evidente; que lo haya conseguido en Occidente, empieza a ser discutible.

Mientras algunos influencers musulmanes de habla española graban o cuelgan videos con los que pretenden demostrar que los qataríes son “personas normales”, y que las calles de Doha son como las de cualquier país occidental, otros se atreven a criticar abiertamente el régimen del emir Tamim Bin Hamad Al Thani: los derechos de la mujer, los castigos corporales, la libertad de expresión y muchos otros aspectos del sistema legal qatarí están dando que hablar en redes sociales y foros de Internet.

Con mini falda

Una española, Nadia, ha obtenido miles de likes en Facebook con un video en el que caminaba por las calles adyacentes a los estadios de fútbol de Doha vestida con una falda muy por encima de las rodillas

A pesar de estar vulnerando el código oficial de vestimenta, hecho público por el Comité Supremo para la Organización y Legado de Qatar 2022, ningún qatarí le dirige ningún comentario de reproche, y ni tan siquiera parece que presten atención alguna a su indumentaria. 

Para algunos seguidores de Nadia, sin embargo, lo de menos es que las extranjeras puedan ir vestidas “veraniegas” sin llamar la atención. “El problema no es que te prohíban usar shorts, sino que una mujer no pueda viajar sin el permiso del marido hasta tener 25 años, que no pueda denunciar una agresión física de género o sexual o que pierda la tutela de sus hijos si se divorcia”, contesta a Nadia uno de sus followers.

Como si defendieran el islam

Algunos youtubers se empeñan en defender el régimen qatarí como si, con ello, defendieran el islam”, afirma Muhámmad, un líder malagueño que, en esta ocasión, pide omitir su apellido. 

“El islam es una cosa y la política que se aplica en su nombre es otra muy distinta”, afirma. “Qatar, como gobierno, no es ejemplo de islam en absoluto; de hecho, casi ningún país oficialmente islámico representa lo que debe ser el verdadero islam”, termina.

Los que gobiernan

Como Muhámmad, algunos líderes asociativos de la comunidad islámica española advierten de que no hay que confundir el comportamiento y la conducta moral de la población qatarí con la que siguen quienes gobiernan esa nación y hacen las leyes.

 

Abdenur Prado es un catalán converso al islam, autor de numerosos libros y tratados. También opina que “la islamicidad de un país no puede medirse por el número de mezquitas que haya en él. Lo que distingue a una sociedad islámica es la justicia social: la ausencia de opresión, la toma de decisiones en asambleas, la libertad de conciencia, la equidad, la solidaridad y la ayuda mutua. Dijo el profeta Muhámmad que una comunidad islámica es aquella en la que nadie pasa hambre. No dijo: donde la gente reza mucho. Él tenía clara las prioridades”.

La libertad

Sobre la libertad, Yusuf Gálvez ha escrito recientemente: “Ninguna acción de un musulmán puede ser tenida por buena o mala si, al hacerla, no pudo elegir; la libertad es una premisa necesaria para la práctica del islam”. 

Y termina su post diciendo que “un musulmán debe poder elegir entre rezar o no rezar, vestirse de una manera u otra, permanecer en el islam o marcharse… Este sentido de la libertad no lo han entendido muchos de los que gobiernan en países supuestamente islámicos, y todavía será necesario algún tiempo para que lo entiendan todos los musulmanes que han migrado a España”.

Religión de paz

Otro Yusuf, hijo de español y argelina, genera polémica en twitter con los conceptos de paz y de islam. “Si decimos que somos la religión de la paz, debemos preservar la paz aun cuando algo no nos gusta o nos desagrada; seremos percibidos como gente de paz y hombres y mujeres tolerantes solo cuando los demás nos vean tolerar aquello que es contrario a nuestra tradición”.

“Decir que en un país hay paz -concluye- cuando lo que hay es un orden impuesto, es una hipocresía; la tolerancia conlleva implícitamente el desacuerdo con aquello que se tolera”.

Perder el miedo

“Los gobernantes de los países musulmanes deben perder el miedo a que el islam se reduzca numéricamente o se diluya frente a la ola de materialismo que se extiende por el mundo: es mejor que seamos menos pero auténticos, a que vayamos diciendo que, en todo el mundo, somos más de mil quinientos millones pero que solo practiquemos el islam porque la leyes nos obligan”, apunta desde Ceuta Fátima Lhaimir. 

La misma forera recuerda que la sharía no es más que la moral y la conducta islámica: es susceptible de interpretaciones y no debe ser impuesta a nadie.

Accidentes laborales

Otro motivo de polémica en redes y medios han sido los accidentes laborales registrados durante la construcción de las infraestructuras para el Mundial de Qatar. 

El secretario general del organismo organizador del torneo, Hassan Al Thawadi, reconoció finalmente la muerte de entre 400 y 500 trabajadores. Lo hizo en el canal Talk TV del Reino Unido, después de muchas especulaciones al respecto. Los medios internacionales ya barajaban cifras próximas a los 5.000 muertos. 

La mayoría de estos fallecimientos se han debido, directa o indirectamente, a las altas temperaturas y, evidentemente, a una mala política de prevención de riesgos laborales.

Lobbies LGTBI

No obvian los tertulianos de los foros de discusión sobre islam que algunos lobbies LGTBI han querido aprovechar la amplísima difusión de imágenes que conlleva este acontecimiento deportivo internacional para denunciar, no solo a Qatar, sino a todos los países que, a su criterio, no respetan los derechos de los miembros de estos colectivos.

La prohibición, por acuerdo entre Qatar y la propia FIFA, de que los futbolistas pudieran lucir el brazalete del arcoíris ha sido detonante también de numerosas discusiones en los muros de Facebook de los más activos musulmanes españoles.

Aunque, sobre este particular asunto, no están tan claras las posiciones dominantes, tal vez prevalezcan las de quienes opinan que las personas de orientación homosexual han de gozar en todo el mundo de los mismos derechos que cualquier ciudadano. “Que la homosexualidad sea acorde o no a nuestra moral no nos autoriza a maltratar ni discriminar a las personas homosexuales”, dice en Facebook Redouan Ben Kirane.

Qatar ha tenido manga ancha durante el tiempo que duró el Mundial”, asegura Lhasen Ahmad, que reside en Bilbao, mientras explica que ha permitido que se hospeden en los hoteles de Doha deportistas y artistas internacionales de pública orientación homosexual. “Eso va contra la ley del país, así que es de prever que este mundial sirva para que muchas cosas cambien para siempre en Qatar”.

Condenas a muerte

Las persecuciones y condenas a muerte en Irán para los que han levantado su voz contra el régimen de Teherán ha sido otro de los trending topics de Qatar 2022. 

Sin embargo, cuando se trata de Irán y del chiismo, los musulmanes que viven en España, de rama sunní malakí en su práctica totalidad, lo tienen bastante claro: “El chiísmo es una tergiversación del verdadero islam”, junto con “Nosotros no consideramos musulmanes a lo chiítas”, son frases que han pronunciado en Twitter estos días reconocidos imanes de mezquitas españolas.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?