Vivir

“¿Niños jugando al fútbol con mascarilla?” Los pediatras lo desaconsejan

Aseguran que puede afectar a su salud y acarrear problemas respiratorios

Niños jugando al fútbol
photo_cameraNiños jugando al fútbol

La vuelta a la competición de algunos deportes municipales está empezando a retomar su actividad. Este es el caso del fútbol, en el que los primeros entrenamientos ya han tenido lugar en alguna de las instalaciones de la Comunidad de Madrid.

Según fuentes de la Real Federación de Fútbol de Madrid, el inicio de la liga de los más pequeños de algunas de las categorías tendrá lugar el 18 de octubre. Para ello, la federación ha tenido que presentar un protocolo sanitario con las medidas necesarias para evitar el contagio del coronavirus.

Este protocolo incluye medidas como desinfección frecuente de vestuarios y del material, distancia de seguridad entre los equipos técnicos, limitación del aforo...Sin embargo, algo que ha causado polémica entre los jugadores y la federación ha sido el uso obligatorio de la mascarilla tanto para los entrenamientos como para los partidos, siempre que no se pueda mantener la distancia de seguridad.

“Esta medida es algo contraproducente”

Este confidencial ha contactado con varios pediatras para preguntar si esta medida podría afectar a la salud de los niños a la hora de jugar al fútbol. Todos ellos han coincidido en la misma idea: el esfuerzo dificulta mucho la respiración, por lo que según ellos, no es una medida muy aconsejable.

Según los expertos, los niños realizan mucho más esfuerzo a la hora de hacer deporte, ya que “dan el 100%” en cada momento, por lo que el esfuerzo es mucho mayor y por lo tanto llevar la mascarilla puede provocar mareos y sensación de ahogo. “Esta medida, en mi opinión, es algo contraproducente y seguramente se acabará quitando”, afirma el pediatra Florencio Jiménez.

Más descansos y rotaciones, soluciones para jugar con mascarilla

Tal y como indican los especialistas, la mascarilla es una medida que no puede beneficiar la salud de los niños al estar realizando deporte de modo continuo. Sin embargo señalan, que en el caso de que no se pudiese quitar esta medida, se deberían realizar más descansos en los partidos y rotaciones entre los jugadores para poder recuperar la respiración y evitar así mareos y sensación de ahogo. 

Además, indican que se les debe enseñar a los niños a no celebrar goles con abrazos o con contacto físico, y a mantener la distancia de seguridad en todo momento.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?