Vivir

La odisea de una médica española para regresar de EEUU a Sevilla y luchar contra el coronavirus

Estaba en Carolina del Norte, ha tardado nueve días en llegar, tuvo que cambiar tres veces los billetes y ha entrado a España desde Alemania.

Los mejores destinos de EEUU para visitar este verano
photo_camera Los mejores destinos de EEUU para visitar este verano

Magdalena del Río es una joven de 27 años que viajó de Sevilla a Estados Unidos (pasando por Madrid) el pasado 6 de marzo con Iberia. Una vez que pisó Nueva York, viajó con la aerolínea americana Delta hasta su destino: Carolina del Norte.

Magdalena, médica residente de oncología radioterápica, decide volver a España nada más llegar a EEUU para echar una mano a sus compañeros frente al coronavirus. Sin embargo, no le resultaría nada sencillo regresar a casa.

La sevillana compró un billete en Iberia de Nueva York-Sevilla con escala en Madrid para el lunes.

Sin embargo, el anuncio de Donald Trump de suspender todos los vuelos de Europa a Estados Unidos a excepción de Reino Unido para detener la expansión del COVID-19 complicó sus planes.

Iberia no contesta…

Ante la duda de si podrían viajar o no con normalidad, Magdalena trató de contactar con Iberia para buscar respuestas.

“Se supone que hay un teléfono 24 horas de información pero en ningún momento pudimos hablar con nadie. Siempre saltaba el contestador con un mensaje automático que decía que en la página web habría información actualizada respecto a todos los vuelos que se vieran afectados por el coronavirus”, asegura la joven.

Pero era mentira. El anuncio de Trump llevaba más de dos horas en el aire e Iberia no había actualizado sus anuncios con esta información. Esperamos al día siguiente y nada. Ni una sola información al respecto”, explica Magdalena.

Ese mismo día por la noche, Iberia actualizó su página web e informó que todos los pasajeros que hubieran comprado los billetes antes del 6 de marzo podrían cambiar el billete por otro o por un bono.

Sin embargo, la joven nunca recibió ningún e-mail para poder realizar estos cambios. Y de nuevo, el teléfono de información no daba señal.

El vídeo del día

Ministro de Justicia sobre el rey emérito: “Si fuera llamado, vendría”.

La pareja de Magdalena sí que recibió un correo por parte de la conocida aerolínea American Airlines. La compañía estadounidense informaba de que su vuelo -que salía de Estados Unidos a Europa y no viceversa- sí había sido cancelado.

Donald Trump había comunicado que todos los vuelos desde Europa a Estados Unidos se cancelarían durante los próximos 30 días. No había dicho nada de que no se pudiera salir del continente americano.

… y en la Embajada no saben nada

Magdalena, ante la duda, contactó con la Embajada de España para pedir información.

“Llamamos a la embajada y allí nos dijeron que sabían lo mismo que nosotros: lo que decían los medios de comunicación”, explica a ECD la oncóloga.

“Ellos interpretaban que sí que se podría salir. Sin embargo, no lo tenían claro. No sabían que podíamos hacer así que nos dijeron que lo habláramos directamente con las aerolíneas. No nos ayudaron en nada”, concluye la joven.

La hora de tomar decisiones

Ante la falta de información de unos y otros, Magdalena y su pareja decidieron salir de Carolina del Norte y buscar soluciones.

Los jóvenes optaron por viajar desde Filadelfia a Madrid con American Airlines. Sin embargo, este vuelo se canceló.

“Decidimos viajar a Nueva York. Y desde allí, en función de si cerraban o no Madrid, viajar a cualquier parte de Europa y tratar de llegar a España”, explica Magdalena.

“Encontramos un billete para Londres con salida en Nueva York. Era perfecto: salíamos de Estados Unidos sin pasar por Europa y desde Londres podríamos llegar a Sevilla”, explica la joven.

En aquel momento, Trump no había incluido a Irlanda y a Reino Unido entre los países vetados por el coronavirus.

“Íbamos con la inseguridad de que no nos dejaran salir desde Londres a España o Portugal si finalmente cerraban las fronteras y que nos hubiéramos gastado un dinero que nunca nos devolverían en unos billetes que no nos llevarían a casa”, indica Magdalena.

El plan parecía casi perfecto. Viajarían a Londres desde Nueva York. Ya en Londres, buscarían los billetes a Sevilla. Otra opción era volar a Portugal y que algún familiar se acercara a recogerlos.

“Sin embargo, Trump declaró el Estado de Alerta. Un periodista preguntó en la rueda de prensa que sí se cerrarían las aerolíneas con Reino Unido como se hizo con Europa y dijo que sí. De nuevo, no sabíamos que hacer”, explica la oncóloga.

Ante esta situación, la pareja volvió a llamar al consulado. “Como el consulado tiene horario de oficina y eran las 16.30 horas cuando intentamos contactar con ellos, estaba cerrado. Yo no podía esperar más. Tenía que irme a España para ayudar a mis compañeros y ya no sabía desde que país podría llegar a Sevilla. No sabía a dónde ir”, confiesa Magdalena.

Llegar a casa

Magdalena y su pareja partieron de cero: comenzaron a buscar nuevos billetes en lugar de tratar de cambiar unos por otros y aprovechar los bonos de viaje.

Finalmente, lograron comprar dos billetes para un avión que salía de Carolina del Norte y les llevaría hasta Washington. Desde el estado de Washington viajarían hasta Frankfurt (Alemania).

“Mi pareja tiene familia en Alemania. Así que, si no podemos volver a casa si finalmente ele gobierno español cerrara las fronteras, nos quedaríamos allí hasta nuevo aviso”, explica la joven.

Una vez en Frankfurt, lograron comprar el billete de vuelta a casa. Magdalena ya está en Sevilla ayudando al resto de sanitarios a combatir el coronavirus.

2020031711011189500Magdalena y su pareja en el avión de vuelta a Sevilla.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?