Vivir

La pandemia provoca un cambio en las llamadas al ‘Teléfono de la Esperanza’: los conflictos familiares, la primera causa de queja

Las consultas aumentaron un 14% durante el año pasado, alcanzando 5.000 horas de conversaciones

Telefono.
photo_camera Telefono.

Durante los meses de pandemia el Teléfono de la Esperanza sonó un 45% más que antes de la llegada del coronavirus. Es decir, las familias “encerradas” en sus hogares se vieron envueltas en situaciones por las que no habían pasado anteriormente que, en algunos casos, les supuso una carga emocional difícil de gestionar por sí mismas. 

Este aumento de las llamadas fue de la mano de un cambio de las estadísticas de la problemática. Por un lado, los problemas de convivencia generados por las nuevas rutinas, y justo por el lado contrario, la soledad, que sigue siendo una de las mayores preocupaciones. Además, para combatirla el Teléfono de la Esperanza cuenta con diferentes programas. 

¿Quién forma El Teléfono?

Entre asociados y no asociados son 1.445 los voluntarios que forman el Teléfono. Todo aquel que levanta el teléfono para atender una llamada cuenta con una formación de dos cursos.

El primero está basado en el desarrollo personal del voluntario. El segundo curso se centra en la orientación focalizando más en la llamada, es decir, en los diferentes enfoques que se pueden llevar a cabo. 

La salud emocional condiciona la salud social

La atención del Teléfono de la Esperanza aporta alivio absoluto a aquel que necesita ayuda, y un posible motivo por el que cada vez hay más llamadas es que este alivio, además, es inmediato. Las llamadas aumentaron un 14% durante 2021 con una media de 5.000 horas entre conversaciones.

Destaca también la duración de la propia llamada ya que son 21 minutos de media y, es evidente, que en una llamada no solucionas el problema, pero la descarga emocional genera consuelo. 

Hoy en día, la salud emocional cada vez se acerca más a la importancia que merece, pero todavía queda camino por recorrer. Para ello, los voluntarios del Teléfono destacan que, lo que realmente juega un papel decisivo, es la escucha activa, es decir, centrarse en el motivo de la llamada para que aquel que tiene la preocupación, sepa que lo que cuenta le es de interés a quien le escucha, y, lo más importante, lo es sin ningún tipo de juicio

 

Aragonès convoca una reunión extraordinaria del Govern en plena crisis con Junts

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes