Vivir

Peluqueros acuden de forma clandestina a domicilio para no perder ingresos

Visitan las casas con un carrito de la compra como si fueran a un supermercado y ataviados con mascarillas y guantes

Peluquería
photo_cameraPeluquería

El sábado 14 de marzo, Pedro Sánchez se dirigió a los españoles para presentar el real decreto de alarma por la epidemia del coronavirus. Uno de los anuncios que más llamó la atención fue la inclusión de las peluquerías entre los negocios que sí podrían abrir durante este período, junto a otros de primera necesidad (supermercados y farmacia).

Sin embargo, al poco tiempo, Sánchez rectificó y cerró las peluquerías. Los peluqueros solo prestarán servicios a domicilio y no en lo locales. Además, los trabajadores solo podrán desplazarse para atender a los vulnerables y por razones de higiene. Ni mechas, ni otros tratamientos de belleza.

Una rectificación que cuenta con el beneplácito de casi todos los peluqueros. Así lo ha podido comprobar Confidencial Digital tras descubrir el proceder de algunos trabajadores.

“Llamé al peluquero de mi barrio para que viniera a cortarme el pelo. Y vino vestido como si fuera un enfermero: lleno de plásticos, con guantes y mascarillas”, confiesan a ECD algunas de las personas que han contratado estos servicios.

Pero, lo más llamativo fue lo que llevaba el peluquero. “Venía con un carrito de la compra. Dentro del carro traía el peine, el secador, las tijeras, la maquinilla…. Trajo  el carro porque si le paraba la policía, el plan era decir a los agentes que iba al supermercado a hacer la compra”, explican.

“Lo desaconsejamos por tema de seguridad”

Fuentes de la patronal de peluqueros aseguran a Confidencial Digital que “somos conscientes de que está pasando, no es ilegal, pero lo desaconsejamos totalmente por seguridad”.

Y es que “si en un hospital faltan mascarillas y equipo, imagínese para nosotros los peluqueros”, explican desde la patronal.

Fuentes de la patronal explican que, si una persona realmente necesitara los servicios de un peluquero para poder lavarse el pelo porque está impedida, debe acudir al Ayuntamiento y solicitar esta asistencia.

“El ayuntamiento de Madrid, Alcorcón y San Francisco de Henares han abierto un registro de voluntarios en su página web para que los peluqueros que quieran, de forma altruista, atender a personas vulnerables, puedan hacerlo bajo un orden. Son voluntarios”, indican a ECD fuentes de la patronal.

Tener las peluquerías abiertas

El Gobierno explicó que las peluquerías son un servicio que garantiza la higiene entre las personas que no pueden valerse por sí mismas.

Este colectivo, al tener dificultades al cortarse el pelo o lavárselo, precisa de estos servicios. Además, esta decisión también estaba encaminada a no perjudicar al pequeño comercio.

Sin embargo, tras la reunión de Sánchez con los presidentes autonómicos y tras las quejas recibidas por parte del sector de los peluqueros, el Gobierno limitó este servicio sólo a domicilio.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?