Vivir

Se dispara el ‘síndrome post-Erasmus’. El choque de la vuelta a una España en crisis y la amenaza del paro multiplican las consultas de universitarios al psicólogo

El 'síndrome post-Erasmus' está en auge. Cada vez más jóvenes que regresan a casa tras unos meses en el extranjero, lo sufren. Padecen una gran ansiedad, incluso, conductas asociales. El trastorno se ha visto agravado por la grave crisis económica.

Los psicólogos están detectando un aumento en los casos de jóvenes con este síndrome. Achacan este incremento a las condiciones socio-económicas actuales y los cambios que los alumnos experimentan en sus vidas durante su estancia en el extranjero.

Según explica a El Confidencial Digital el especialista en psicología de Las Palmas de Gran Canaria, José Manuel Alemán, “la vuelta puede ser aún más dura, sobre todo en el último año de carrera, en la situación actual”.

En este curso, según destaca el psicólogo, los estudiantes se enfrentan a la dura tarea de encontrar trabajo con tasas de desempleo juvenil que superan el 50% en España y la necesidad de ayudar en la economía familiar. Este hecho les provoca mayor ansiedad.

También destaca el cambio vital que experimentan los recién graduados. Se enfrentan a “una fase de cambio psicológico duro” en el que temen defraudar a los suyos, equivocarse o no ser aceptados.

A muchos jóvenes les cuesta volver a su rutina diaria con sus amigos, ya que notan el tiempo pasado en su ausencia. En otros casos, el alumno se encuentra a su vuelta con la ruptura de su pareja lo que agrava aún más su depresión.

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?