Vivir

Los problemas de acné se disparan desde el Covid por el uso obligatorio de las mascarillas

Los dermatólogos afirman que las medidas sanitarias aumentan la cifra de pacientes con enfermedades en la piel por la incapacidad de transpiración

Dermatologist doctor doing treatment, Female patient with allergic rash dermatitis eczema skin, Skin diseases.
photo_camera Dermatologist doctor doing treatment, Female patient with allergic rash dermatitis eczema skin, Skin diseases.

Uno de los problemas dermatológicos más vistos según las fuentes consultadas por ECD, como consecuencia del uso obligatorio de las mascarillas, es el Maskné, la última versión del siglo XXI de lo que se conocía comúnmente como acné cosmética o acné oclusivo, pero esta vez producido o empeorado por las medidas sanitarias. Su denominación proviene, desde la pandemia, de la unión de ambos conceptos. Se produce en la piel por un cierre mantenido de los poros que hace que los desechos naturales o grasas, que normalmente se expulsan por dichos orificios (sebo, bacterias, restos celulares...), se queden en la superficie más tiempo del habitual o debido, según explican a ECD expertos de la Clínica Dermatológica Internacional (CDI).

Todo ello provoca, al final, brotes de acné. Además, depende de la mascarilla que se utilice. Cuanto más transpire una mascarilla, hay menos problemas dermatológicos. Pero también es peor su función protectora ante el coronavirus. Los dermatólogos especialistas de CDI afirman que, por tanto, en sitios de bajo riesgo de infección (al aire libre) es preferente usar una mascarilla que transpire mejor, como las quirúrgicas o las de tela. Sin embargo, lavando la de tela después de cada día de uso, ya que acumula restos orgánicos y bacterias que “luego pueden jugar un papel perjudicial en el acné”, apuntan.

No solo Maskné                                                                          

Otros problemas que los expertos han podido observar en sus pacientes, según informan desde CDI a ECD, son brotes de eccema en la zona de roce de la mascarilla en las mejillas, la nariz y la cara posterior de las orejas, todo ello provocado por el roce y la fricción cuando la mascarilla está más apretada de lo normal.

Empeora con los trastornos

Casi todas las enfermedades inflamatorias se pueden ver agravadas por brotes de estrés emocional, como la ansiedad, la depresión u otros trastornos emocionales. El elevado nivel de estrés favorece la producción de linfocitos, un tipo de glóbulo blanco que forma parte del sistema inmunológico, “lo que hace que la persona afectada tenga un estado de activación que empeora la enfermedad”, según fuentes de CDI.

Los problemas dermatológicos derivados de estas patologías son la dermatitis atópica, la dermatitis seborreica o la psoriasis, trastornos de la piel que provocan el enrojecimiento de la piel, afectan al cuero cabelludo y la aparición de manchas rojas, respectivamente. Debido al confinamiento, los dermatólogos han observado que algunas enfermedades asociadas al efecto del coronavirus como los sabañones, una inflamación de vasos sanguíneos de la piel que puede generar hinchazón y ampollas, han aparecido en los más jóvenes los últimos meses por la falta de ejercicio y la sedestación (mantenerse sentado).

Advertisement

El vídeo del día

La pandemia de coronavirus suma
cerca de 630.000 casos a
nivel mundial.
Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes