Vivir

Desde que se suprimieron las mascarillas han aumentado un 10% las agresiones al personal de metro de Madrid

Los maquinistas y los vigilantes de seguridad son las principales víctimas por los escasos medios de protección con los que cuentan

Vagón del Metro de Madrid.
photo_camera Vagón del Metro de Madrid.

La evolución de la pandemia estos últimos meses ha conducido a cambios en la normativa de la red de metro. En concreto, la retirada del uso obligatorio de las mascarillas en las estaciones del transporte público ha ido de la mano con un considerable aumento de agresiones, más que en las propias estaciones, dentro de los vagones del transporte.

Según un adelanto del Informe que elabora la Comisión de seguridad del Metro de la Comunidad de Madrid a Confidencial Digital, ha aumentado aproximadamente un 10% el número de agresiones a los agentes que trabajan en la red de metro este primer semestre respecto al mismo periodo de tiempo del año pasado.

Protocolo ante estos casos

Los agentes de seguridad se enfrentan día a día a encontronazos con ciudadanos que se niegan a seguir usando la mascarilla. El protocolo es similar tanto en la red de metro como en el servicio de la EMT: se da un primer aviso de forma personal y directa a aquel que reniega de la mascarilla, si hace oídos sordos y sigue sin utilizarla, se le advierte de que puede ser expulsado del transporte y, cómo último recurso, se utiliza la fuerza mínima de seguridad.  En repetidas ocasiones los miembros del personal de seguridad han sido duramente criticados en Redes Sociales ya que, los viandantes graban con sus móviles esta última actuación y se da a entender que utilizan la fuerza y son agresivos cuando en realidad están siguiendo el protocolo de seguridad que impone la norma.

Caso parecido es el de los maquinistas, pero éstos, por el lugar que ocupa su puesto en el propio vagón, tienen que estar presentes en muchas menos situaciones violentas de este estilo. Aunque esto no les aleja de las faltas de respeto continuas que reciben diariamente.

Desde la Federación de Servicios a la Ciudadanía ferroviario han lanzado una campaña para exigir servicios públicos de calidad que respeten a los trabajadores. Así piden a las empresas las medidas de prevención y protección necesarias para que, si se da el caso de que se producen estas situaciones, los propios trabajadores tengan dónde y cómo sentirse respaldados.

Cabe destacar que desde la Dirección de comunicación de metro de Madrid todavía no tienen datos al respecto.

 

Raphael, apoteósico en Starlite

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?