Vivir

Radiografía de la droga y los jóvenes en España: cada vez más adulterada y peligrosa

Una ONG que analiza las sustancias que se consumen en fiestas, discotecas y conciertos confirma la irrupción de la denominada “Doctor Muerte”

cocaína
photo_camera cocaína

La droga que consumen los jóvenes en España es cada vez de peor calidad, manipulada con sustancias adulterantes y de elevado riesgo. Es la conclusión a la que ha llegado la ONG Asociación Bienestar y Desarrollo (ABD) tras un estudio realizado en diversos puntos del país.

ABD puso en marcha a finales de los años 90 el proyecto ‘Energy Control’ diseñado para reducir los riesgos por consumo de droga en España. Su objetivo es prestar servicios de atención y apoyo a entes locales, además de desarrollar una actividad preventiva con los ciudadanos. 

Apoyados en las delegaciones de Madrid, Cataluña, Andalucía y Baleares, los voluntarios de ‘Energy Control’ analizan la “calidad” de las drogas que consumen los jóvenes españoles y establecen su nivel de adulteración. Para ello realizan test de las sustancias estupefacientes que se consumen en fiestas, discotecas y conciertos organizados por toda la geografía nacional: el FIB, Sónar, Aquasella, Creamfields o Rototom.

Según relatan a este confidencial los promotores de este proyecto, “en los últimos años estamos asistiendo a importantes cambios en el mercado de las drogas; cada vez se encuentran más adulteradas, y por tanto son más peligrosas”.

“Un mercado no regularizado y clandestino de drogas ilícitas –explican- nunca aporta garantías de calidad en sus procesos de producción y sustancia final comercializada. Hay que tener especial cuidado porque el riesgo que se corre puede ser mortal”, advierten desde el Área de Drogas de ABD,

Incursión de la letal “Doctor Muerte”

Los principales riesgos que se han detectado, advierten desde Energy Control, son tres: “la irrupción de nuevas sustancias psicoactivas, muchas veces vendidas como otras drogas tradicionales (MDMA, LSD y Ketamina); la presencia cada vez mayor de pastillas de éxtasis de elevada pureza; y la aparición en el mercado de sustancias peligrosas como la denominada ‘Doctor Muerte’ (‘Dr. Death’)”.

Se trata de una parametoxianfetamina (PMA) que se vende en forma de pastillas y es similar a la MDMA, el componente activo del éxtasis. Por su cierta semejanza, algunos distribuidores la venden como éxtasis, pero es más dañina y puede causar la muerte con dosis más bajas.

Las pastillas de PMA reciben nombres populares como ‘Pink Ecstasy’, ‘Pink McDonalds’ o ‘Pink Mitsubishi’ (por su color rosa y la ‘M’ que suele llevar), ‘Killer’ o ‘Chicken Fever’. Pueden estar marcadas con una corona o la citada ‘M’ pero comienzan a aparecer últimamente algunas partidas con la ‘S’, el logotipo de Superman.

Esta droga genera propiedades psicodélicas que permite al consumidor percibir los sonidos como zumbidos y los colores de forma más intensa. También logra que una persona sienta que tiene una afinidad más intensa con los que le rodean.

El vídeo del día

Repsol invertirá 18.300 millones para acelerar plan hacia compañía cero emisiones.

Una de las características de esta pastilla que la vuelve más mortal es que tarda en hacer efecto. Como una hora después de su ingestión. Por lo tanto, el consumidor suele elevar la dosis intentando acelerar el proceso. Pero bastan 60 miligramos de “Doctor muerte” para que aumente significativamente la presión arterial, la temperatura corporal y el pulso, generando una sobredosis y el colapso del sistema sanguíneo.

Representantes de ‘Energy Control’ atestiguan que, de un tiempo a esta parte, se están detectando lotes de estas pastillas entre los jóvenes que frecuentas zonas de ocio de diversos puntos de España.

Las sustancias adulterantes

Desde la ONG se explica que cada sustancia varía respecto a su pureza y el número de adulterantes en ellas. Por ejemplo, en el caso de la cocaína y el ‘speed’ (sulfato de anfetamina) la adulteración está creciendo. En estos momentos es muy elevada.

La cocaína se suele adulterar con anestésicos locales, fenacetina y levamisol, un antiparasitario que está presente en casi la mitad de la cocaína que se vende en España. Este producto puede pueden generar problemas en el sistema inmune y en la piel. Mientras que en el caso del ‘speed’, el adulterante común es la cafeína.

También alertan sobre el MDMA, que se está empezando a vender en comprimidos que superan los 200 mg y pueden "provocar una sobredosis y otros riesgos muy importantes para el consumidor". 

¿Cómo se analiza la droga?

El análisis de la droga se realiza a través de diferentes aproximaciones: test colorimétricos, cromatografía de capa fina, espectrofotometría ultravioleta y cromatografía de gases.

Los “test colorimétricos” permiten aportar datos cualitativos sobre la presencia o ausencia de sustancias activas del ‘speed’, extásis, cocaína, ketamina y Nexus. El examen, realizado en el propio espacio de ocio, permite que el consumidor se pueda desprender de la sustancia si el resultado es negativo. 

La “cromatografía de capa fina” permite analizar un abanico mucho más amplio de sustancias y adulterantes. 

Con la técnica de la “espectrofotometría ultravioleta” se puede conocer la concentración de principio activo de la muestra, siempre y cuando esta no esté adulterada. El resultado permite ajustar la dosis de la sustancia y así disminuir los riesgos derivados de una dosis demasiado elevada.

Cabe citar, que este proceso es completado con la “cromatografía de gases” acoplada a espectrometría de masas, lo que permite identificar las sustancias que el proceso anterior no había podido hallar.

Sobre ABD

Los profesionales de la Asociación Bienestar y Desarrollo iniciaron su trabajo en la década de los 80, cuando el SIDA era una de las principales causas de muerte en España.

El Área de Drogas de ABD da servicios de atención y seguimiento a los drogodependientes “de baja exigencia”, servicios de gestión de Centros de Atención y Seguimiento a las adicciones, servicios de asesoramiento y apoyo a otras entidades locales.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes