Vivir

Los rastreadores avisan: la fiebre deja de ser un elemento clave para detectar el coronavirus

Médicos y especialistas están constatando que los controles de temperatura en aeropuertos y colegios no son eficaces porque la mayoría de contagiados no muestran ahora este síntoma

Los padres o los profesores tendrán que tomar la temperatura a los niños antes de entrar en clase. como medida de prevención del coronavirus para la vuelta presencial a las aulas. Aeropuertos de toda España miden la fiebre a los turistas para pisar territorio nacional y muchas empresas han instalado cámaras termográficas como barrera de entrada a locales o centros comerciales. Sin embargo, sanitarios y rastreadores dudan de la eficacia de este procedimiento para detectar el virus. 

“De toda la sintomatología que veo, de las que menos da es la fiebre”, explica una rastreadora de Tenerife que prefiere no dar su nombre. Los síntomas del Covid-19 son muy variados y dependen mucho del paciente. Además, a medida que el virus ha ido avanzando se han extendido los estudios  que señalan algunos nuevos.  

“Lo más frecuente es malestar, cansancio, dolores musculares, a veces dolor de pecho, dolor de cabeza, molestias al tragar, fiebre, febrícula, diarrea, pérdida de gusto y olfato…”, cuenta el doctor Juan González Armengol, presidente de la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias. 

Los sanitarios consultados por Confidencial Digital explican la diferencia de utilidad entre tomar la temperatura desde el punto de vista asistencial y el epidemiológico. “En el asistencial sí nos viene bien saberlo. Sirve a la hora del manejo práctico. Nosotros en el Hospital separamos circuitos y este sería uno de los criterios”, explica González Armengol. 

A la hora de prevenir en otros lugares, los expertos presentan dudas. “Tiene muchas carencias… no es inútil, pero tiene muchas carencias”, dice Armengol. “Si alguien va con fiebre, lo sabe, se toma algo para bajar la fiebre. Si deja de tener fiebre no lo detecta”, 

“Un 60% aquí es afebril, es decir que la mayoría de gente no tiene fiebre”, explica Julián Domínguez, jefe del servicio de medicina preventiva en el Hospital Universitario de Ceuta. A su cargo están 8 rastreadores que cada día pueden hacer desde 20 hasta 150 rastreos. “Hoy por ejemplo tenemos una paciente positiva que le estamos haciendo más de 50 contactos”, cuenta.  

En su caso, explica que en esta segunda ola están empezando a notar ahora el repunte. Pero, el principal problema que señalan son los asintomáticos. En este momento, en esa comunidad tienen un 74% de asintomáticos. Anteriormente, en la primera fase de la enfermedad los asintomáticos solo significaban el 33%. Sin síntomas, las cámaras termográficas tampoco captan que alguien está contagiado 

La PCR como única alternativa 

Los sanitarios señalan la PCR como la única  manera de freno eficaz. “La única medida es la PCR, detección de contactos y aislamiento”, señala González Armengol. En este sentido, decisiones como la de la Comunidad de Madrid de hacer PCR aleatorias a toda la población de entre 15 y 19 años en Puente de Vallecas son la solución más visible. En este lugar, foco de contagio de la capital, se han realizado 1.615 pruebas. 

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable