Vivir

La SGAE investiga el uso fraudulento de datos de los socios

Decenas de autores denuncian que los ex candidatos liderados por Manuel “Patacho” Recio accedieron al censo para boicotear las elecciones

Sede de SGAE Madrid.
photo_cameraSede de SGAE Madrid.

A tan sólo ocho días de que tengan lugar las elecciones de la Junta Directiva de la Sociedad General de Autores Españoles (SGAE) -fijadas para el 26 de octubre-, estas elecciones se encuentran en el limbo.

En estos comicios, los socios de la SGAE con derecho a voto podrán elegir a los 39 miembros de la nueva Junta Directiva de la entidad, que escogerá a su vez al presidente de la SGAE.

La campaña electoral dio comienzo el pasado jueves 11. Ese mismo día, quince músicos retiraron sus candidaturas; entre ellos estaban Álvaro Urquijo, Kiko Veneno, Jota (Los Planetas) y Nino (Lori Meyers). Aspiraban a ocupar asiento en alguno de los cuatro colegios que conforman la ejecutiva de la entidad, pero anunciaron su retirada y aseguraron que no aceptarían los resultados de este proceso interno.

Estos autores utilizaron que eran candidatos para tener acceso a estos datos. Mandaron correos electrónicos a los socios de la SGAE pidiendo que no votaran y después se retiraron de los comicios. Ahora Confidencial Digital ha podido saber que la entidad ha abierto una investigación sobre el uso fraudulento de datos por parte de estos ex candidatos.  

El voto electrónico

El objetivo inicial de estas candidaturas, según sus promotores, era "regenerar la SGAE desde dentro". Sin embargo, ante la imposibilidad de concurrir a unas elecciones en las que el voto electrónico permitiera participar al mayor número posible de socios, muchos de ellos decidieron retirarse de los comicios.

Y es que el voto electrónico para estas elecciones era una demanda irrenunciable de la SGAE, pero la entidad comunicó a mediados de septiembre la imposibilidad legal de habilitar el sistema.

Una semana después, el Ministerio de Cultura insistió a la SGAE a construir en tres meses una junta directiva que garantizase "el respeto de todos los derechos reconocidos de sus miembros", y señaló que existía el derecho a votar electrónicamente.

Finalmente el organismo no lo aprobó, ya que la única manera de implantar este sistema era cambiar los estatutos de la SGAE.

En este sentido, el jueves pasado día 11, fecha en la que comenzó la campaña electoral, el hasta ahora presidente José Miguel Fernández Sastrón sostuvo públicamente que ahora mismo "no está en los reglamentos para poder votar y que no hay ninguna obligación legal para ejercer este voto".

Una investigación abierta

Todos los autores que presentaron su candidatura a la Junta Directiva tienen acceso a todo el censo electoral, y por tanto a los datos personales de los socios de la entidad.

Pues bien, al retirarse de los comicios, los ex candidatos enviaron una serie de correos a los socios de la SGAE insistiendo en que no votaran. En vez de para hacer campaña, utilizaron estos datos para "boicotear las elecciones", aseguran las fuentes consultadas.

Y es que la intención de estos ex candidatos es retirar sus repertorios de la entidad de gestión si a 31 de diciembre no se han solucionado los problemas internos de la sociedad.

Fuentes cercanas al caso confirman a ECD que algunos de los autores que han recibido estos correos se han quejado a la comisión electoral de la SGAE, al entender que se está "violando la Ley de Protección de Datos".

Ahora la Comisión electoral está investigando una filtración de datos. Decidirá en los próximos días si se ha hecho un uso apropiado o no de ellos y si la actuación de los ex candidatos ha sido correcta.

Todavía hay candidatos para cubrir los puestos

La retirada de 15 de los 16 candidatos ha causado un efecto dominó. Y es que las consecuencias sí pueden ser graves si al final no hay suficientes candidaturas para los 39 puestos de la Junta Directiva. Ya se han retirado nueve candidatos de los trece que hay para cubrir las ocho plazas del colegio de editores musicales.

Sin embargo, el presidente José Miguel Fernández Sastrón se ha mostrado tranquilo en este aspecto y ha asegurado que, de momento, existen "candidatos de sobra".

Los autores implicados, por su parte, reconocen que la perspectiva, si finalmente hubiera una intervención, las elecciones fueran anuladas por falta de candidatos o cualquier otro inciso, sería conformar una nueva entidad de gestión.

Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo