La España Profunda
Javier Fumero Director ECD

Blog

917 pases de la Roja. 26 pasos de Pedro Sánchez

photo_camera Imagen de la reunión en un pasillo de la OTAN de Biden y Sánchez

Áspero estreno de la Selección Española de Fútbol en el mal llamado “Europeo de 2020”. El clásico entrenador que todo español lleva dentro ha tenido su rato de protagonismo en las últimas horas: “mucho toque y poco gol”, “menos pasecitos y más verticalidad”, “Gerard Moreno siempre debe ser titular”, “ahora echamos de menos a Iago Aspas”, “quiero el nombre del responsable que eligió ese patatal de campo”, “ni Xavi ni Iniesta: el bueno era David Villa como vimos el lunes”…

Es también muy hispano este ejercicio de autoflagelación pública, en plan cuñado pesimista en sobremesa con gin tonics. Rajar, rajar y rajar como si España hubiera sido eliminada ya de la competición. No es así. Hemos sacado un punto de un partido complicado, contra un rival que va a ser muy difícil de batir. Pero seguimos vivos en la competición. Veremos.

Mientras tanto, nos vendría muy bien adoptar esa actitud buenista de Pedro Sánchez, para el que un simple paseo de 38 segundos y 26 pasos junto a Joe Biden por un pasillo de la sede de la OTAN es una cumbre bilateral de alta envergadura. Qué optimismo. Por cierto, que hay un intenso debate con el tema de los segundos. Moncloa insiste en que fueron más de 50 pero quienes han cronometrado el paseo no pasan de 36.

Se ha pedido el VAR. Van a trazar las líneas rojas y azules para medir exactamente el trayecto: se activa el cronómetro en el momento de la salida, se fija el momento en el que se separan y se establece con exactitud la extensión de la conversación. Al milímetro. Y adiós a las polémicas.

Pedro Sánchez empleó dos minutos de una rueda de prensa para explicar de qué habló con el presidente de los Estados Unidos. Y eso sí que es extraño. ¿Cómo encajan dos minutos en un trayecto tan corto de entrevista? La ministra de Exteriores explicó después que Sánchez y Biden hablaron sin cámaras antes del paseo en la OTAN. González Laya ha explicado que conversaron sobre los “vínculos” entre España y EEUU, sobre Latinoamérica y sobre “políticas progresistas”.

Sin embargo, la administración americana recogió diferentes encuentros y reuniones en la web de la Casa Blanca, incluso citas informales como la que tuvo con el presidente de Polonia y representantes de Letonia, Lituania y Estonia, pero no hay ni rastro del paseíllo junto a nuestro presidente.

Si preguntas a diplomáticos veteranos españoles por el motivo de este trato despectivo y humillante hacia España ellos lo tienen muy claro. Aluden a la coalición de Gobierno: “muy pocos entienden la presencia de comunistas y populistas en un ejecutivo europeo. Eso nos va a seguir pasando factura”.

Más en twitter: @javierfumero

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes