La España Profunda

Blog

Elena Valenciano es “la liebre eléctrica”

La expresión la acuñó hace cuatro años el entonces presidente del Congreso de los Diputados, José Bono. Durante una cena de la Asociación de Periodistas Parlamentarios, Bono se lanzó con un discurso muy suyo, en el que incluyó el símil de la liebre que se lanza en los canódromos delante de los galgos.

Por entonces, comenzaba a cuajar en el PSOE la idea de que Alfredo Pérez Rubalcaba –por su omnímodo poder en el Gobierno Zapatero- era el sucesor ‘in pectore’ del político leonés. Algunos no lo tenían tan claro y explicaban que Zapatero jugaba al equívoco para gestionar discretamente la verdadera sucesión en femenino, sin luz ni taquígrafos que estaban centrados entonces en Rubalcaba.

Y en esas intervino, José Bono:

-- “Alfredo, eres la liebre eléctrica; esa liebre que engaña a los perros que a su vez engañan a las otras liebres para que corran. Alfredo, eres un tipo excepcional, y eso que no saben estos todavía el poder que tú tienes”, remató Bono.

Cuatro años después, estamos metidos casi de lleno en la sucesión (o no) del propio Rubalcaba. Al menos, en el PSOE hay varios grupos tomando posiciones para esa batalla que se librará después del verano.

Y ahora comienza a circular la especie de que “la liebre eléctrica” es Elena Valenciano. Dirigentes socialistas y barones territoriales interpretan que la designación de Valenciano para las europeas es una jugada del mejor estratega político de este país, don Alfredo.

Rubalcaba sigue pensando que él merece otra oportunidad para llegar a La Moncloa. Fundamentalmente, por dos motivos que expresa así:

-- Estoy más capacitado que Rajoy para dirigir el país. Tengo mejores condiciones, mejor preparación, más lucidez y talento. Yo puedo dirigir España. Inaugurar una época histórica de gobierno socialista que dure muchos años.

-- Es cierto que salí derrotado de las urnas en 2011, pero Rajoy perdió dos veces y eso no fue obstáculo para que siguiera. No se marchó y su partido lo toleró. Se consideró legitimado para aguantar, resistir y terminar madurando su victoria. Yo me he manifestado muchas veces en contra de la decisión que tomó en su día Joaquín Almunia: no debió dimitir pese a su derrota; por eso yo no lo he hecho.

Esto es lo que lleva ahora a algunos socialistas relevantes a pensar que la “liebre eléctrica” es Elena Valenciano. Sería una avanzadilla para que el ‘rubalcabismo’ siga teniendo visibilidad, tape a los inquietos aspirantes a la sucesión (Patxi López, Eduardo Madina, Carme Chacón, Pedro Sánchez), y actúe en un futuro como cabeza de puente.

Es la táctica que suelen emplear en ciclismo los grandes equipos para las etapas de alta montaña. Los líderes mandan por delante, en alguna escapada, a sacrificados miembros de la plantilla que, al final de la jornada, cuando llegan los kilómetros decisivos, sirven para hacer el trabajo sucio, de desgaste, que ellos se ahorran.

Más en twitter: @javierfumero

Pulse o haga clic para ver más noticias.

 

 
Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?