La España Profunda

Blog

Pitos a la Reina Letizia

Que nuestra profesión periodística corre el riesgo de convertirse en un espacio de entretenimiento no es ningún secreto. Hay analistas que llevan alertando de esta deriva desde hace años.

Internet y la crisis de los medios favorece especialmente la frenética escapada hacia una búsqueda del éxito a través de los clicks. Lo único relevante es lograr audiencia. Cuantos más usuarios únicos mejor. Al precio que sea.

Se compra tráfico. Se compran seguidores en redes sociales. Se compran cabeceras menores para sumar, sumar y sumar. Se retuercen los titulares. Se crean encabezamientos donde falta la noticia para generar expectación y forzar a pinchar en el enlace… Y por este camino, fácil y andadero, resultón a corto plazo, se llega a la mayor aberración de todas: se retuerce la verdad. Es un riesgo que todos tenemos.

Digo todo esto a cuento de un hecho que tuvo lugar el pasado jueves. La Reina Letizia acudió a un acto de la Organización Médica Colegial. Era su primera aparición pública tras la difusión de la polémica escena con la Reina Sofía y una fotografía de sus hijas con la suegra.

A la salida, la esperaba un reducido grupo de personas. En el vídeo donde se puede ver ese momento, se escucha a una persona, una sola, lanzar unos silbidos y a continuación, increpar a la Reina: le dice “fuera”, “floja” y  “antipática”.

De fondo se escucha la voz de varios periodistas que le preguntan, sin lograr una respuesta, si se encuentra bien. Eso es todo.

Los gritos provenían de una joven que se prestó a declarar ante la prensa. Dijo que había increpado a Letizia porque hubiera querido que la Reina dijese “gracias a todos los españoles” por dar “de comer” a toda su familia, y la llamó maleducada “por lo que le ha hecho a su suegra”.

Uno de los medios que recogió la noticia tituló así el suceso: “La Reina Letizia es abucheada a la salida de su primer acto tras el desencuentro con doña Sofía”.

No es mentira, no. Pero no es verdad. Cuando uno lee una información donde se dice que fulano ha sido abucheado no espera que haya sido un hecho aislado, achacable a una sola persona. Insisto: en el audio del vídeo sólo se escucha un silbido y una voz que grita.

Lo peor de todo es que quien más pierde con esta deriva somos los propios medios de comunicación.

Más en twitter: @javierfumero

Pulse o haga clic para ver más noticias.

 

 
Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?