La España Profunda
Javier Fumero
Javier Fumero Director ECD

Blog

Rajoy está feliz: se ahorra otra crisis de gobierno

No lleva mala racha Mariano Rajoy. El presidente del Gobierno ha empezado a encadenar noticias positivas tras una larga temporada de chaparrones y tormentas. Angela Merkel acaba de sacarse la foto con él en Santiago y ha confirmado una de las mayores aspiraciones del gallego: España volverá a liderar una institución europea y se ahorra encima una crisis de gobierno.

Luis de Guindos podrá compatibilizar la presidencia del Eurogrupo con su cargo de ministro de Economía hasta el próximo verano. Este es el acuerdo que, como adelantó ECD hace diez días, habían pactado Rajoy y la canciller alemana a través del ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schäuble y que ayer fue confirmado en público.

La canciller alemana ha expresado su apoyo a la candidatura del español durante la rueda de prensa conjunta que se celebró este lunes en Santiago de Compostela. Merkel ha llegado a calificar de “excelente” al titular de Economía por el trabajo realizado “en tiempos difíciles”. Ha confirmado además que entre Alemania y España hay “un alto grado de sintonía” y que las relaciones son “sumamente buenas y estrechas”.

Rajoy está encantado. Porque este escenario le evita acometer un cambio en su ejecutivo, al que se lleva resistiendo toda la legislatura. El pasado 1 de agosto se expresó de forma bastante taxativa:

-- “Voy a agotar la legislatura, . Cambio de Gobierno, no”.

Confirmado, por tanto, que gracias a Merkel el bloque permanece prácticamente intacto hasta 2015. El único cambio en el Consejo de Ministros que ha efectuado el presidente desde que llegó a La Moncloa, a finales de 2011, tuvo lugar el pasado mes de abril cuando Isabel García Tejerina sustituyó a Miguel Arias Cañete como ministra de Agricultura.

Se produjo después de que Rajoy nombrara a Cañete candidato del PP a las elecciones al Parlamento Europeo del 25 de mayo. No habrá más.

Pero ¿por qué este empeño de Rajoy en mantener sin cambios su plantilla? Me cuentan que hay dos razones de fondo:

a) Lealtad con aquellos que han estado a su lado en el Gobierno durante los peores momentos de la legislatura. Él les pidió fidelidad, empeño y disciplina, y les devuelve ahora así su acatamiento.

b) Transmitir sensación de sensatez, juicio, seriedad y rigor también con estos gestos. Hay que ser sobrios incluso a la hora de decidir las altas y bajas en la plantilla. Las crisis de gobierno cuestan dinero y no se deben acometer como una simple campaña de imagen. También esto, explican desde Moncloa, le aleja de su antecesor en La Moncloa.

Más en twitter: @javierfumero


Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?