La España Profunda
Javier Fumero Director ECD

Blog

¡Ahora La Palma sí, ministra!

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, visita las zonas afectadas por la erupción del volcán en La Palma.
photo_camera El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, visita las zonas afectadas por la erupción del volcán en La Palma.

Basta de demagogia con La Palma. Entramos en unos días claves para el futuro de la isla después de todo lo sucedido. Cumbre Vieja va camino de frenar por completo su actividad volcánica, según los sistemas de medición y la observación de superficie. Los científicos confirman que el volcán parece agotado. Hay que esperar ocho días más y no se descarta un reinicio, pero el cono ya no emite lava, no hay señal de tremores, la sismicidad es baja y la emisión de gases también.

Entramos en una fase extremadamente delicada. Todas las cámaras de televisión, fotógrafos y periodistas van a desaparecer del archipiélago en cuestión de segundos. Ya lo verán. Tenemos un grado de tolerancia a la atención bajísimo y ese umbral es cada vez menor. Los impactos informativos son continuos y de mayor intensidad. Lo que provoca que nos saturemos antes. Por eso, sin el espectáculo ‘pirotécnico’ en Los Llanos de Aridane, mañana estaremos enfrascados en otra cosa.

Sin embargo, hay unas 7.000 personas desalojadas, 2.300 habitantes que se han quedado sin casa, 1.600 edificaciones arrasadas (1.300 eran viviendas), 370 hectáreas de cultivos afectadas, una parte de la isla gravemente incomunicada, con 73 kilómetros de carreteras sepultadas por ríos de colada de más de 30 metros de altura, con amplias zonas sin conexión de tendido eléctrico, ni canalizaciones, hay que liberar de la ceniza miles de tejados y cultivos... Esta reconstrucción supone un desafío considerable. Y me temo que, sin el foco mediático sobre La Palma, la población puede quedar ahora abandonada a su suerte.

El Consejo de Ministros aprobó el viernes un nuevo paquete de medidas: ayudas a la vivienda, subvenciones para pequeñas y medianas empresas, los pescadores no van a cotizar a la Seguridad Social mientras no puedan faenar… Cuidado. Hay afectados que denuncian que las promesas realizadas hasta ahora desde el Gobierno no se están traduciendo en ayudas reales. No han visto un solo euro desde septiembre, cuando comenzó todo. Los desplazados en hoteles y centros sociosanitarios están atrapados. Cuando la burocracia se pone a pedir papeles, certificados y copias compulsadas comienzan a caer los meses como aguacates, tan abundantes en la isla.

¿Y si una vez más demostramos que somos capaces de ser eficientes? No soy pesimista. La campaña de vacunación contra el Covid es un ejemplo muy reciente de desafío nacional sin precedentes solventado con éxito. Aquí hay profesionales cualificados y herramientas suficientes para dar una lección a países de nuestro entorno que nos suelen mirar por encima del hombro cuando se habla de gestión y de optimización de recursos. No. En este país hay capacidad, talento y recursos sobrados para convertir este problema en una victoria, para convertir La Palma –¡ahora sí, ministra!- en un centro turístico de atractivo mundial.

Más en twitter: @javierfumero

 
Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes