La España Profunda
Javier Fumero Director ECD

Blog

Ayuso logra mayoría absoluta

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso
photo_camera La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso

Alguna vez he recomendado un bol con cotufas (palomitas de maíz, en canario) para asistir a algún espectáculo, político o social, que prometía especial entretenimiento. Hoy lo sugiero para asistir a ese pulso superlativo que mantienen Isabel Díaz Ayuso y Pablo Casado. Porque sobre lo dicho, que es mucho, hay dos novedades importantes.

En primer lugar, circulan encuestas electorales donde aparece que Isabel Díaz Ayuso como cabeza electoral del PP en unas generales obtendría mayoría absoluta con el apoyo de Vox. La cosa tiene su miga, no se puede negar. Supone un misil en la línea de flotación del presidente Casado. De hecho, siguiendo la teoría del “¿a quién beneficia que esto se sepa?”, todo apuntaría a que la filtración de este dato procede del ámbito de Miguel Ángel Rodríguez, el principal asesor de Ayuso. Pero esta noticia también beneficia al PSOE, que logra así dividir al enemigo. Así que...

El segundo elemento novedoso de este pulso es el tono empleado el pasado miércoles por Pablo Casado en el Congreso de los Diputados. Todos los analistas coinciden en destacar el perfil “agresivo” que acaba de adoptar. Un tono cañero, bronco y punzante, como hace tiempo que no se veía en él, y que ha recordado a las más intensas intervenciones de Cayetana Álvarez de Toledo, tan denostada ahora en el partido. ¿En qué quedamos?

Casado fue durísimo, acusó al PSOE de encubrir varios casos de abusos sexuales a menores y llegó a utilizar palabras malsonantes. Para la historia parlamentaria queda ese “¿Qué coño tiene que pasar para que usted asuma alguna responsabilidad?”, que empleó remedando una intervención de Pedro Sánchez en 2015 que ha circulado estos días con una frase casi exacta del entonces líder de la oposición recriminando a Rajoy que no se manchara los zapatos para ir a visitar la Ribera del Ebro inundada también por aquellas fechas.

El dilema ‘popular’ no tiene fácil solución. Es como la manta corta en la cama del durmiente: si uno se tapa los pies deja el descubierto la cabeza y, si tira hacia arriba, son los pies los que van a quedar desamparados. Estos días se muestran encantados los que apuestan por un PP bronco y copero, como decía el otro. Pero ahora supuran por la herida los moderados que defienden una oposición sensata y ‘presidenciable’, también en las formas, para alejarse del estilo Vox ultramontano.

Como este giro no se improvisa, podemos decir que se abre la puerta a una época de un Casado más peleón, guerrero y agresivo, confrontando lo máximo posible con Pedro Sánchez… al mejor estilo Díaz Ayuso. Porque de eso se trata: de eclipsar a la estrella naciente, de invertir la tendencia de los sondeos y de acercarse a esa anhelada mayoría absoluta sumando, paradójicamente, con los chicos de Abascal.

Apasionante.

Más en twitter: @javierfumero

 
Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?