La España Profunda
Javier Fumero Director ECD

Blog

El Conde Pumpido que viene

La ex Fiscal General del Estado, Dolores Delgado (d) junto al magistrado Cándido Conde-Pumpido (i)
photo_camera La ex Fiscal General del Estado, Dolores Delgado (d) junto al magistrado Cándido Conde-Pumpido (i)

En este terreno, Pedro Sánchez siempre lo ha tenido claro. Prefiere ponerse colorado que perder capacidad de influencia. El ejemplo más flagrante fue la designación de Dolores Delgado, que pasó obscenamente de ministra de Justicia a Fiscal General del Estado sin rubor alguno. Pero todo quedó blanco sobre negro tras aquel lapsus en Radio Nacional: “¿La Fiscalía de quién depende, del gobierno? Pues ya está”. En qué estaría pensando…

Ahora, Cándido Conde Pumpido es el que mueve los hilos de la estrategia judicial del Gobierno y promueve, sin ir más lejos, su propia candidatura a presidir el Tribunal Constitucional.

Al parecer, desde hace meses aconseja a Pedro Sánchez en todo lo relacionado con el mundo judicial. Es el artífice de varias maniobras del PSOE para intentar superar el bloqueo impuesto por el PP a la renovación del CGPJ. Y desde hace al menos cinco años, cuando fue elegido por el Senado magistrado del Tribunal Constitucional a propuesta del PSOE, trabaja para convertirse en presidente del TC.

Se le atribuye, por ejemplo, la autoría de la maniobra que se ha puesto en marcha para que el Gobierno nombre próximamente a los dos magistrados del TC que le corresponden. Es un lío no pequeño, porque el CGPJ debería nombrar entonces a otros dos miembros, algo que no puede hacer por culpa de un decreto ley promovido por el Ejecutivo para maniatar al CGPJ e impedirle realizar designaciones.

Para desbloquear esta situación, Moncloa se dispone a modificar el citado decreto ley pero sólo para que el CGPJ pueda nombrar a esos dos magistrados. Nada más.

En ámbitos judiciales se insiste en que Conde Pumpido es la mano que mece esta cuna a la vista del ansiado objetivo: los cuatro nuevos magistrados le permitirían obtener la mayoría suficiente para ser nombrado presidente.

No hay que perder de vista que el TC deberá pronunciarse entonces sobre la constitucionalidad de cuestiones muy relevantes para este gobierno: el ingreso en prisión del socialista Griñán condenado por los ERE, sobre la Ley catalana que ataca el uso del español en al menos el 25% de las clases, sobre la ley de la eutanasia, sobre la ley del aborto, sobre la ley de Memoria Democrática, sobre la ley Celáa

Pues ya está.

Más en twitter: @javierfumero

 
Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?