La España Profunda
Javier Fumero Director ECD

Blog

Cuestión de egos

Representantes de IU, Podemos y Más País Andalucía, junto a la vicepresidenta segunda del Gobierno, Yolanda Díaz, en la Feria de Sevilla
photo_camera Representantes de IU, Podemos y Más País Andalucía, junto a la vicepresidenta segunda del Gobierno, Yolanda Díaz, en la Feria de Sevilla

Lo que acaba de pasar en Andalucía vuelve a demostrar lo difícil que es conciliar muchos ‘egos’, es decir, deseos de protagonismo y lucimiento personal. Fíjense que hablo de política, un arte que debería supeditar todo al servicio del ciudadano, a lo que mejor convenga a la sociedad. Pues no.

La Feria de Sevilla ha sido el escenario de una negociación a la desesperada para lograr una candidatura conjunta de “las izquierdas” a las elecciones andaluzas del próximo 19 de junio. El asunto no es baladí, porque los sondeos hablan de que, si hay división, la derecha arrasará irremediablemente. Pues ni aún así.

Yolanda Díaz ha intentado poner de acuerdo, con ese “sumar, sumar y sumar” tan gráfico que les repitió hasta quedarse afónica, a los dirigentes de Unidas Podemos, de Izquierda Unida, de Más País, de Alianza Verde, de Iniciativa del Pueblo Andaluz y de Equo. Ha sido en vano. No ha habido manera. Y eso que evitaron el alcohol y, al menos públicamente, sólo circuló el agua y las coca-colas.

Hubo muchas fotos de todos con casi todos, pero acuerdo no. La suma va a ser una resta. Llevan desde enero con contactos informales, negociando, hablando de la coalición. Pero nada, ni cinco meses han sido suficientes. Es cierto que los precedentes son tremendos: para las elecciones de 2018 pactaron ir juntos y aquello acabó como el Rosario de la aurora, con la sangre salpicándolo todo. Once diputados de Podemos fueron expulsados del grupo Adelante Andalucía y acusados de tránsfugas. La culpa fue tuya. No, tuya. Y así todo.

El plazo para presentar la coalición acabó el viernes, a las 23:59 minutos de la noche. Y había hasta nombre elegido: “Por Andalucía”. Nada. En vano. Podemos y Alianza Verde se han quedado fuera. El principal desacuerdo ha sido por el reparto de cuotas de cada partido en las listas, por el dinero y por el nombre del candidato a la presidencia de la Junta de Andalucía. O sea, cuestión de egos.

Podemos quería a Juan Antonio Delgado, el guardia civil diputado en el Congreso por Cádiz. Más País e Izquierda Unida apostaban por Inmaculada Nieto para liderar el grupo, la actual portavoz de Unidas Podemos en el Parlamento Andaluz. Se ha intentado encontrar “un independiente” para liderar las listas con alguien neutral: imposible, porque nadie ha querido meterse en este avispero.

Por su parte, los Anticapitalistas de Teresa Rodríguez anunciaron hace meses que irían por libre en estas elecciones, tras sufrir en sus carnes el asedio y expulsión del partido de Pablo Iglesias. Quedaron quemados y curados de espanto sobre una posible coalición. Ni en pintura.

Cuestión de egos.

Más en twitter: @javierfumero

 
Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?