La España Profunda
Javier Fumero Director ECD

Blog

Es la hora de Iñigo Errejón

Iñigo Errejón, de Podemos.
photo_camera Iñigo Errejón, secretario de Análisis Estratégico en Podemos.

Los mandos intermedios de Podemos hablan de semanas de tensión y nervios. El partido no pasa por un buen momento político: la formación se desploma en los sondeos, no logra colocar sus mensajes, sufre duros enfrentamientos internos en algunas regiones... Y por si todo esto fuera poco, el líder Pablo Iglesias amaga ahora con dejarlo todo.

El mensaje que ha transmitido Iglesias a su equipo de confianza es inquietante: lo de los mellizos va para largo y requiere toda mi atención y la de Irene. Cuentan que precisamente ella es la que peor lo está pasando. Es lógico. Se trata de un golpe durísimo. Mi total solidaridad con la pareja y mi deseo de que los bebés salgan adelante sin ningún problema.

Pero de confirmarse la marcha de Pablo e Irene Podemos se enfrenta a un gran desafío por la sucesión. En ese momento, habrá llegado la hora de afrontar un proceso de renovación que puede generar bastante controversia.

Por un lado está Pablo Echenique. Maneja el partido desde la secretaría de Organización del partido. Es ambicioso, lleva años preparándose y aspira a dirigir los destinos de la formación morada en cuanto se presente la ocasión.

Después está Iñigo Errejón. Ahora se encuentra apartado en Madrid, donde lo relegó Pablo Iglesias tras un duro choque de trenes. Discrepaban sobre la estrategia que debía seguir el partido a nivel nacional. Pero Errejón lleva tiempo preparando su asalto a los cielos morados. Madrid es el primer escalón.

Carolina Bescansa y Juan Carlos Monedero también pasaban por ahí. Son miembros de Podemos con cierta notoriedad y predicamento pero parecen caídos en desgracia. No habría que descartarlos del todo aunque se les ve muy lejos de aspirar a la cima.

A mi modo de ver, la batalla final se librará entre Echenique y Errejón. Los dos deberán pugnar por conseguir el máximo número de apoyos regionales. Es curioso constatar que aunque el primero surgió de los anticapitalistas, un movimiento con bastante poder específico ahora en la formación, ellos ya no lo pueden ni ver.

El caso de Andalucía ha sido sintomático. Echenique atacó a la rebelde Teresa Rodríguez, secundando las órdenes de Pablo Iglesias… y perdió. La ‘anticapi’ salió milagrosamente viva de las primarias andaluzas y ha tomado nota del posicionamiento de su ex compañero.

Errejón está jugando desde hace meses a varias bandas. Se ha dedicado a captar el apoyo de la militancia por las regiones. Tiene enemigos declarados que lo consideran ‘tibio’ y excesivamente ‘pactista’ pero este es su momento. Nunca como hasta ahora ha estado tan cerca de tomar las riendas de la formación.

Lo que parece seguro es que si se abre en Podemos el melón por la sucesión de Pablo Iglesias la sangre llegará al río.

 

Más en twitter: @javierfumero

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable