La España Profunda

Blog

Si yo fuera el banco de la hipoteca que ha pedido Pablo Iglesias

Cartel del acto de Pablo Iglesias en el que arremetió contra las entidades financieras, los grupos de comunicación y los multimillonarios.
photo_camera Cartel del acto de Pablo Iglesias en el que arremetió contra las entidades financieras, los grupos de comunicación y los multimillonarios.

Pablo Iglesias ha optado por una reentrada en la vida política española a ritmo de rap, con mucho flow, mucha denuncia, mucha reivindicación y no dejando títere con cabeza. Ha utilizado un tono faltón y agresivo, como admitiendo que en estos años de política parlamentaria su voz se había avinagrado hasta mimetizarse con la casta.

El discurso ha sido más propio de una plaza del 15-M. Ha decidido arrancar la pre-campaña de las generales mandando un mensaje cañero y efectista, de macho alfa deslenguado, con su punto demagógico diseñado para escandalizar y lograr titulares. Sujétame el cubata que se van a enterar.

Se ha metido con los bancos (de los que disfruta para su vida diaria), ha lanzado agresivos juicios de valor sobre los grupos de comunicación (aquellos que le han permitido precisamente ser quien es) y, como si de otro trama-bus se tratara, ha arremetido contra los poderosos por detentar precisamente tanto poder.

El chico del chalé en Galapagar justificó la compra de aquel casoplón utilizando, ante quien le quisiera escuchar, razonamientos burgueses: necesitaba una casa grande para los niños y mejor, en el campo; y la pagará con el sudor de su frente. Todo muy razonable, efectivamente. Pero si quien esgrime esa explicación es de otro bando, eso no vale: hay que presentar justificante de moralidad para que ‘su santidad Iglesias’ bendiga tanto derroche.

El problema es que Pablo parece no haber identificado la causa del desangre de Podemos: no es la falta de un discurso bronco y copero sino la incoherencia. Eso es lo que ha dinamitado Podemos: las contradicciones internas.

-- Porque es incoherente, como he dicho, arremeter contra las entidades financieras cuando tú has decidido adquirir una casa de 268 metros construidos, parcela de más de 2.000 metros cuadrados, con piscina, jardín y casa de invitados, que vas a pagar gracias a una hipoteca de 540.000 euros a 30 años concedida por la Caja de Ingenieros. Esta entidad hace negocio con tu dinero, como todas. Pablo asegura que la eligió porque cumple un “mínimo ético”: no ha practicado desahucios y no participó en la burbuja inmobiliaria. Suena a chiste. Porque el Banco Santander paga becas a universitarios y La Caixa tiene una obra social que quita el hipo. Y después van a lo suyo: ganar dinero. ¡Como todos! Y uno es muy libre de entrar a su juego o no, pero chirrían las incongruencias.

-- Porque también es incoherente, como he dicho, arremeter contra los grandes grupos de comunicación –esas empresas privadas, dirigidas a ganar dinero a través de prensa, radio y televisión- cuando tú “eres quien eres” gracias a la cobertura que has recibido precisamente de esas compañías. Pablo Iglesias ha colocado en la opinión pública su nuevo mensaje gracias a una entrevista realizada por Pedro Piqueras en Telecinco, el canal propiedad del escandaloso Silvio Berlusconi, que se las tenía con muchachitas (Iglesias dixit). Lo suyo sería no dar abonar la basura regalando cuota de pantalla a la tele del malo malísimo. Después estuvo en ‘El Hormiguero’ de Antena 3, la emisora hermana de La Sexta donde se don Pablo se ha hartado de chupar cámara para mayor gloria de Podemos.

-- Y porque Pablo Iglesias cae también en una gran contradicción al arremeter contra los “multimillonarios” que poseen medios de comunicación “y tienen intereses políticos y económicos”, por coartar la libertad de prensa, olvidando al mismísimo Jaume Roures: multimillonario, poderoso, implicado personalmente en la independencia de Cataluña… y dueño de la web Público, donde Iglesias presenta el programa de debates ‘Otra vuelta de Tuerka’. Pum.

Insisto. Si yo fuera el banco que ha concedido la hipoteca que disfruta Pablo Iglesias le intentaría convencer de que lo que está devorando Podemos es la falta de coherencia.

Más en twitter: @javierfumero

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes