La España Profunda
Javier Fumero Director ECD

Blog

Harto de la burda manipulación de TVE

Sede de RTVE en Torrespaña.
photo_camera Sede de RTVE en Torrespaña.

Bueno, ya está bien. Desde esta modesta tribuna puse a caldo en su día al Gobierno Rajoy por la burda manipulación que se hizo de Televisión Española. No me gustó lo que vi cuando Soraya y Cospedal se disputaban la hegemonía en aquella casa y el Telediario se usaba en ocasiones de forma torticera.

Pero el grado de desfachatez de los actuales responsables de la Corporación no es menor. ¡Y en plena pandemia! Nadie se salva. Ni Rosa María Mateo, ni el actual mandamás Enric Hernández, ni ese otro jefe en la sombra llamado Fran Llorente, ni el mamporrero real llamado Xavier Fortes.

Es bochornoso lo que ha pasado durante esta tragedia. Burdo y tosco. Se les ha afeado públicamente la conducta pero a ellos les da igual. Raca, raca, siguen a lo suyo: manipular la realidad, tergiversar los hechos y forzar las cosas hasta que encajen en su política de propaganda y engaño. Es indignante.

La última escenita ha tenido lugar durante una pieza del Canal 24 Horas que hablaba del decreto del Gobierno dirigido a proteger a las empleadas del hogar. ¿Qué imagen acompañaba sibilinamente el reportaje? Se veía a una señora limpiando aparentemente una casa ‘cualquiera’… Tan cualquiera que se le veía pasando el polvo a una repisa con una foto grande de Fidel Castro y el lema ¡Fidel vive!, a otra foto del Che Guevara junto a una pintada que decía: “Padre de la revolución popular anti imperialista”. Vamos la típica casa española.

Lo grave es que, horas después del reportaje de marras, comenzó a circular por redes sociales un vídeo de un acto de Podemos, liderado por Pablo Echenique, donde se le daba la palabra a “una militante en territorio doméstico”, una tal Lucrecia que iba a hablar de los “esclavos en casas particulares” (sic) la definición –según Podemos- de esos empleados del hogar que trabajan en España. Sí: Lucrecia era la anónima señora del reportaje, la del Canal 24 Horas.

Pero insisto: llueve sobre mojado.

-- El 11 de marzo, tres días antes de que se decretara el Estado de Alarma, TVE empezó a calentar el ambiente acusando a la Comunidad de Madrid de recortes en la sanidad pública. Tuvo que rectificar públicamente porque la información era falsa. Pero ahí quedó flotando su mentira.

-- El 12 de marzo, TVE entrevistó a un ‘simple’ enfermero, un inocente y pobre trabajador de la Sanidad madrileña (así se le presentó en la pieza) que arremetió otra vez contra el gobierno regional del PP. ¡Se ocultó que se trataba de un candidato de Podemos! No era un ‘simple’ enfermero. Tampoco se recogió en el reportaje el parecer de la Comunidad de Madrid.

-- El 31 de marzo la televisión pública difundió un Especial sobre el coronavirus en España. Entrevistó a un tal Javier Barbero que fue presentado como miembro del Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid. Durante su intervención fue durísimo con el desempeño de Isabel Díaz Ayuso… ¿Qué escondió esta vez TVE? Que el tal Barbero es concejal de Más Madrid en el Ayuntamiento de la capital y portavoz de este grupo político en dos comisiones municipales.

El vídeo del día

Arrimadas valora la armonización fiscal propuesta por ERC.

-- El 16 de abril se emitió una entrega más del programa “Aprendemos en casa” que se emite en La 2 de TVE para completar la formación educativa de los niños españoles durante el cierre de colegios. El profesor explicaba lengua y sintaxis y quiso poner un ejemplo de “incoherencia” en un discurso. ¿Sabéis que caso presentó? El del ex presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. ¡A niños! ¡Consignas políticas dirigidas a niños!

¿Qué criterios periodísticos se emplean en RTVE? ¿Qué formación profesional han recibido los responsables de estos engaños? ¿Cuántos directivos han dimitido por lo sucedido? ¿Qué manual de deontología y ética avala estas prácticas? ¿Dónde están los cazadores de bulos, trampas y mentiras? ¿Hasta cuando vamos a tener que soportar este atropello?

Más en twitter: @javierfumero

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes