La España Profunda
Javier Fumero Director ECD

Blog

Incoherencias Podemos S.A.

Pablo Iglesias posa delante del "Tramabús' de Podemos, en abril de 2017.
photo_camera Pablo Iglesias posa delante del "Tramabús' de Podemos, en abril de 2017.

Confieso que yo no me acordaba pero El Mundo y Expansión refrescaron mi memoria este jueves. Hace un año, Pablo Iglesias definió las llamadas puertas giratorias con una contundencia inusitada: “Son una forma de corrupción legal e institucionalizada. Por los consejos de administración de los monopolios energéticos desfilan ex presidentes y ex ministros. Acabaremos con ellas, prohibiendo que las empresas compren políticos que garantizan su impunidad”.

Pim.

¿Qué ha sucedido sólo 12 meses después de estas palabras? ¿Qué ha pasado nada más desembarcar Pablo Iglesias en la vicepresidencia segunda del Gobierno de España? Que el líder de Podemos ha dado su visto bueno a que el consejo de administración de Enagás haya propuesto el nombramiento como nuevos consejeros a los ex ministros socialistas Josep Montilla y José Blanco y al científico vinculado a Podemos Cristóbal Gallego.

Pam.

La empresa que gestiona la infraestructura gasística de nuestro país, participada en un 5% por el Estado a través de la SEPI, eleva de este modo a 15 el número de integrantes y se consolida como el grupo del IBEX con mayor número de ex políticos colocados por los distintos Gobiernos.

Don Pablo siempre podrá decir que él no es el primero, que esto viene de atrás. Es cierto. Sin ir más lejos, Enagás se ha caracterizado por ser un cobijo tradicional de la ‘casta’. Los nombramientos de antiguos cargos públicos en su consejo han sido una constante. La última ronda, impulsada por el PP en 2014, provocó la entrada de Antonio Hernández Mancha, Isabel Tocino, Ana Palacio y Gonzalo Solana.

Sin embargo, Podemos siempre fue tajante. ¡Cuando nosotros lleguemos al poder esto se va a acabar! ¿Se acuerdan del tramabús? Sí, mujer, aquel autobús lleno de caras gigantes que recorrió algunas ciudades españolas denunciando a los malos malísimos del IBEX que se forraban acosta de los pobres ciudadanos.

Pues bien. El sillón en Enagás otorga a sus ocupantes –esos señores de izquierda que Podemos ha bendecido- un salario anual de 160.000 euros. A esta cifra hay que sumar los posibles complementos por pertenecer a distintas comisiones.

Pum.

El vídeo del día

Ayuso cree que el nacionalismo catalán “se está hundiendo”.

El señor Iglesias vuelve a pecar de incoherencia. Y no es la primera vez. Fue incoherente cuando se autoproclamó líder del pueblo llano y adquirió una casa de 268 metros construidos, con parcela de más de 2.000 metros cuadrados, piscina, jardín y casa de invitados, que va a pagar con una hipoteca de 540.000 euros a 30 años.

Y es incoherente demonizar las puertas giratorias cuando estaba en la oposición y dar ahora desde la vicepresidencia segunda tu visto bueno a un enjuague con ex cargos públicos de izquierdas. Hay que ver las tragaderas que tienen sus cachorros.

Más en twitter: @javierfumero

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?