La España Profunda
Javier Fumero Director ECD

Blog

Las líneas rojas: insensibilidad y oportunismo

Pedro Sánchez visita la fábrica que producirá respiradores para Sanidad - 3 de abril de 2020 - (Foto: Pool Moncloa)
photo_camera Pedro Sánchez visita la fábrica que producirá respiradores para Sanidad - 3 de abril de 2020 - (Foto: Pool Moncloa)

No está el horno para bollos. No creo que nadie dude sobre esto. Quien no viva en una burbuja –y el confinamiento no impide estar al tanto del sentir general- habrá percibido el hartazgo, la saturación, la sensación de haber llegado al límite.

Sin embargo, nuestra clase política parece que no haberlo entendido. Sigue cometiendo los mismos errores: cálculo partidista, cortoplacismo, mentiras, botes de humo, trapisondas, maniobras de trileros... Hay muy pocas excepciones, me duele decirlo.

Y mientras tanto, tenemos 17.000 muertos sobre la mesa. ¡¡Diecisiete mil!! Es una barbaridad. Porque cada una de esas personas tiene nombre y dos apellidos. Ellos y sus familias nos interpelan cada día.

El que no esté a la altura de las circunstancias va a tener que dar cuenta de su insensatez. Y me temo que en esta ocasión, dada la magnitud de la tragedia, el marketing y la propaganda no van a ser instrumentos suficientes para salir del paso. Les pondré un ejemplo.

He estado echando un vistazo a un barómetro de Kantar Media, una empresa de análisis de datos y estudios de mercado, sobre lo que nos espera en los próximos meses en relación al consumo.

El informe confirma el cambio que se ha producido en algunos hábitos de los españoles por el estado de confinamiento que estamos padeciendo. Por ejemplo, hemos gastado más en geles hidroalcohólicos y jabones de mano que en coca-colas, el producto que suele encabezar el ranking de productos con más demanda. En cambio, se ha producido un descenso del número de hogares que han invertido en cremas de belleza, maquillaje o fragancias.

Se siguen comprando mascarillas faciales o para el cabello, también productos de coloración capilar. Pero han caído las ventas de productos relacionados con el afeitado: los españoles confinados se rasuran menos.

Pero a lo que iba. Hay un aspecto de este estudio realmente interesante, porque es extrapolable a otros órdenes de la vida. Según este barómetro Covid-19 de Kantar Media, ocho de cada diez españoles están a favor de que las marcas sigan anunciándose. Eso sí. La publicidad que no quiera generar rechazo deberá tener en cuenta el contexto actual: las marcas no podrán ser percibidas ni como insensibles ni como oportunistas. El producto que no cuide esto lo pagará muy caro.

A esto es a lo que me refiero. ¿Habrán tomado nota también nuestros políticos? El que intente sacar rédito electoral de los muertos será penalizado y el que demuestre insensibilidad, otro tanto.

El vídeo del día

Ministro de Justicia sobre el rey emérito: “Si fuera llamado, vendría”.

Más en twitter: @javierfumero

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?