La España Profunda
Javier Fumero
Javier Fumero Director ECD

Blog

¡No, el fútbol no!

La Federación Española de Fútbol ha decidido aplazar la celebración del Clásico al 18 de diciembre
photo_camera La Federación Española de Fútbol ha decidido aplazar la celebración del Clásico al 18 de diciembre

Tengo para mí que la retransmisión en directo, a diario, de los desórdenes que se están produciendo en Barcelona está distorsionando la realidad. Cataluña no está colapsada, ni bajo el control de hordas incontroladas… aunque las llamas, las acciones de algunos cafres y los cortes de autopista lo puedan parecer.

Esto no es la revuelta de los chalecos amarillos de Francia (ni de lejos), ni las protestas ciudadanas de Hong Kong (ni de lejos). Aunque entiendo que asistir en casa todos los días a la quema de contenedores va haciendo mella en el imaginario colectivo y creando esa sensación terrible de inseguridad general.

Lo grave es que el tema empieza a tocar elementos sensibles de nuestra vida cotidiana. Como el fútbol. Con las cosas de comer no se juega. Acabáramos. Que esté en riesgo el primer partido del Clásico entre el F.C. Barcelona y el Real Madrid C.F. es de locos. ¡El fútbol no! Hasta ahí podíamos llegar.

Bromas aparte y al margen de la entidad real de esta kale borroka catalana, sí es pertinente hacerse una pregunta: ¿Y si Pedro Sánchez se equivocó?

Sí, lo digo por la cita con las urnas del próximo 10 de noviembre. Hay quien sostiene en la dirección del PSOE que todo lo que está pasando en Cataluña (y la inminente exhumación de Franco que viene) les va a favorecer.

Los líderes socialistas entienden que estos dos acontecimientos movilizan inicialmente al electorado extremista, pero acercarán a Pedro Sánchez al votante moderado que pide un gobierno sólido pero dialogante, no cerril.

Sin embargo, otros analistas empiezan a sugerir que Pablo Casado podría estar a punto de dar el sorpasso. La unidad territorial y la seguridad ciudadana –explican- son conceptos que maneja de forma inmejorable la derecha. Fíjense en el eslogan premonitorio elegido en Génova 13: “¿Izquierda o derecha? España”. Basta ver lo que pasa con Vox, ganando adeptos cada día que pasa.

¿Se imaginan que Pedro Sánchez, el mismo que tuvo en sus manos hace un mes inaugurar otros cuatro años de gobierno socialista, acaba teniendo que llevarse el colchón de La Moncloa? ¿Y si los diseños de marketing político se demuestran insuficientes, incapaces de controlarlo todo?

Yo solo digo que –como reza el dicho- “quien con niños se acuesta, mojado se levanta”. Los diseños maquiavélicos no pueden contemplar todos los escenarios. Es imposible. Por ejemplo, insisto: con el fútbol no se juega. Todo tiene un límite.

La sola posibilidad de que el PSOE se quede colgado de la brocha en el último momento debe estar provocando más de un escalofrío en la sede socialista de la calle Ferraz.

Más en twitter: @javierfumero

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?